Mostrando entradas con la etiqueta Club de la Hoz y el Martini. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Club de la Hoz y el Martini. Mostrar todas las entradas

sábado, 15 de abril de 2017

Club de la Hoz y el Martini: Dinastía de dictadores que ha gobernado Corea del Norte en las últimas 7 décadas

Por Compartiendo mi Opinión*
La República Popular Democrática de Corea, mejor conocida como Corea del Norte, ha sido gobernada en la últimas 7 décadas por 3 generaciones de brutales dictadores que a sangre y fuego han mantenido a su pueblo sometido y aislado de la realidad del mundo exterior. 

Los 3 se han declarado públicamente como comunistas pero los 3 han disfrutado de gustos exquisitos solo reservado para aquellos magnates que poseen inmensas fortunas. Mientras su pueblo vive sometido en la miseria ellos son parte del selecto club de la Hoz y el Martini.

Los gustos y extravagancias de los que han disfrutado estos  pintorescos y malvados personajes se asemejan a las que disfrutan o han disfrutado en el pasado algunos personajes de diferentes partes del mundo que pertenecen a tan selecto club. Conozcamos a continuación algunos datos de la historia de cada uno de ellos.

Kim Il Sung
Nació en Mangyongdae, Pionyang, Corea japonesa, el 15 de abril de 1912, murió a los 82 años de edad en Pionyang, Corea del Norte, el 8 de julio de 1994.

En 1926 emigró con su familia a Manchuria, lugar donde se afilió al Partido Comunista Coreano (1931) y combatió contra los japoneses en el ejército de liberación.

Como militante de las Juventudes Comunistas coreanas, de origen campesino, participó activamente en la lucha contra la ocupación japonesa de Corea desde 1931.

Fue enviado a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas para recibir formación militar, adoptó el nombre de un patriota legendario.

Estuvo al mando de una unidad coreana en el Ejército Rojo durante la II Guerra Mundial y regresó con las fuerzas de ocupación soviéticas después de la guerra, convirtiéndose en presidente del Comité Popular provisional de Corea del Norte.

La expulsión de los japoneses al término de la Segunda Guerra Mundial (1939-45) llevó a la división de Corea en dos zonas de ocupación -americana y soviética-, lo cual permitió que los soviéticos pusieran a Kim Il Sung en el poder en la zona Norte.

Fue designado secretario general del Partido (1945) y presidente del gobierno provisional (1946). Rechazó la celebración de elecciones democráticas bajo la supervisión de las Naciones Unidas y proclamó la República Popular Democrática de Corea (nombre oficial de Corea del Norte o Norcorea como es mejor conocida), de la que se erigió en primer ministro (1948).


Instauró en Corea del Norte una dictadura comunista apoyada por la URSS y, más tarde, por China. En 1950 lanzó un ataque por sorpresa contra Corea del Sur, con la intención de reunificar el país bajo su régimen; pero la reacción de los Estados Unidos se lo impidió, dando lugar a la Guerra de Corea (1950-53).

Un ejército multinacional auspiciado por las Naciones Unidas contraatacó, haciendo necesaria la intervención militar directa de China para salvar la existencia de la República de Corea del Norte.

Más tarde, la ruptura entre la Unión Soviética y China hizo a Kim Il Sung decantarse por la alianza con esta última, después de intentar el equilibrio entre ambas (1962).

En 1972 dio al país una nueva Constitución, proclamándose presidente de la República. A medida que fue envejeciendo, endureció el carácter represivo y totalitario de su régimen, cada vez más anquilosado y cerrado al exterior.

Murió rodeado de un descomunal culto personal, tras haber designado como sucesor a su hijo Kim Jong Il, originando así la primera transmisión hereditaria del poder en un régimen comunista.

Kim Il Sung, el sanguinario dictador norcoreano, gobernó el país durante 46 años, desde 1948 hasta su muerte en 1994.

Kim Jong Il

Según fuentes occidentales y surcoreanas, el nombre de nacimiento de Kim Jong-il es Yuri Irsenovich Kim, fue hijo del dictador y fundador de la República de Corea del Norte, Kim Il-sung. Su madre, Kim Jong-suk, fue la primera esposa del dictador norcoreano. 

Kim Jong-il nació en Monte Paektu, el 16 de febrero de 1942, murió a la edad de 69 años en Pionyang, ciudad capital de Norcorea, el 17 de diciembre de 2011. Las mismas fuentes antes citadas afirman que nació en realidad el 16 de febrero de 1941, y que posteriormente su año de nacimiento fue ajustado para estar en armonía en términos de décadas con el de su padre, Kim Il-sung.

Recibió la educación primaria y secundaria desde septiembre de 1950 hasta agosto de 1960 en la Escuela Namsan de Pionyang. Años después se licenció en economía política en la Universidad Kim Il Sung, donde estudió desde septiembre de 1960 hasta marzo de 1964.

En la época de su graduación, su padre, proclamado en las declaraciones oficiales del gobierno como el Gran Líder, ya había consolidado firmemente el control del régimen.

Al morir su padre Kim Jong-il fue elegido por la Asamblea Popular Suprema como jefe de Estado. Aunque el cargo de Presidente fuera dejado vacante, y parezca haber sido suprimido en recuerdo a la memoria de Kim Il-sung, Kim fue elegido como Secretario General del Partido y Presidente de la Comisión de Defensa Nacional, por lo tanto fue el verdadero líder de Corea del Norte, hasta el momento de su fallecimiento; consecuentemente su hijo menor Kim Jong-un fue proclamado Líder Supremo, Presidente de la Comisión de Defensa Nacional, Comandante Supremo del Ejército Popular y Secretario General del Partido de los Trabajadores de Corea, convirtiéndose así en el Nuevo y absoluto Líder de la República.

De acuerdo a la biografía oficial su nacimiento habría sido anunciado con un arcoíris doble en el cielo y una nueva estrella.  También según esa misma biografía Kim Jong Il nunca defecó y se le atribuyen 1.500 libros y las seis mejores óperas de la historia, todo en tres años. Además su historia oficial narra una serie de virtudes y narraciones   de las cuales comparto a continuación las más llamativas. 

Con información de The Global Post quien ha recopilado Las diez historias más raras sobre el líder norcoreano Kim Jong Il: Top 10 weird facts about N Korea's late leader

El difunto Kim Jong Il no sólo era uno de los tiranos más brutales que haya sufrido país alguno en las últimas décadas. El endiosamiento oficial del dictador superaba incluso al de los faraones del Antiguo Egipto y él personalmente era un personaje estrambótico.

Si no hubiera condenado al aislamiento y la hambruna permanente a su país, ni hubiera recluido a decenas de miles de personas en gigantescos y dantescos campos de concentración, podría parecer un personaje de opereta.

1. Nacimiento divino.

La leyenda dice que la llegada al mundo de Kim Jong Il fue anunciado en el cielo con un arcoíris doble y una nueva estrella. El nacimiento habría tenido lugar en el sagrado (para los coreanos) Monte Baedku. Se trata de un volcán durmiente en la frontera entre Corea del Norte y China donde, según la tradición, bajó a la Tierra el "Hijo del Dios del Cielo" para fundar el primer Reino de Corea. Los archivos de la Antigua URSS son más prosaicos y recogen que Kim Jong Il nació en la aldea siberiana de Vyatsoke. Al pueblo norcoreano se le decía que el cumpleaños del dictador se celebraba en todo el mundo.

2. Miedo a volar y querencia a los trenes.

Kim Jong Il habría heredado de su padre la fobia a viajar en avión. En sus escasos viajes al extranjeros se trasladaba en tren. Llegó a viajar hasta Moscú en un vagón de lujo. Irónicamente, su muerte se habría producido en un tren.

3. Quiso criar conejos gigantes.

Para combatir la hambruna creada por su propio Gobierno, Kim Jong Il no tuvo mejor idea que la cría conejos gigantes (algo que ya había intentado Fidel Castro que también quiso lograr una raza de vacas enanas). Para ello, el régimen comunista contactó con un granjero alemán que había logrado criar ejemplares del tamaño de perros, que le envió doce de ellos. Esa docena de animales fueron uno de los platos de su cumpleaños en 2007.

4. Asado de burro y langosta fresca con palillos de plata y regados de champagne.

Según contó un enviado ruso que le acompañó en su viaje en tren a Moscú en 2001, Kim Jong Il se hizo servir todos los días asado de burro y langosta fresca. Comía tan peculiar banquete con palillos de plata y los regaba con champagne y vino francés. El difunto dictador era además, según se dice, uno de los mayores compradores mundiales del famoso y muy caro coñac Hennessy.

5. Un superhombre capaz de hacer once hoyos de golf en un solo golpe.

Las capacidades de King Jong Il eran súper humanas, según los datos oficiales recogidos en los archivos de Corea del Norte. Comenzó a andar a la temprana edad de tres semanas de vida, y cinco semanas después ya hablaba. En su etapa universitaria habría demostrado una capacidad intelectual y artística hasta entonces impensable en un ser humano. Oficialmente, en tres años escribió 1.500 libros y compuso seis operas, que son las mejores de la historia.

En deportes sus logros no son menores. En 1994 agarró por primera vez en su vida un palo de golf para jugar en el único campo existente en el país. El resultado: 38 bajo par, incluyendo el excepcional logro de completar once hoyos con un solo golpe para todos.

6. Ciudad para la propaganda.

En la década de los 50, el régimen comunista de Corea del Norte construyó una ciudad entera dedicada a la propaganda y llamada oficialmente Aldea de la Paz. Situada en la parte norte de la zona desmilitarizada que separa las dos Coreas, medio siglo después sigue sin tener habitantes y es llamada por los medios de Corea del Sur "Aldea de la Propaganda".

7. Icono mundial de la moda.

Con su baja estatura, Kim Jong Il cuidaba una estrambótica imagen caracterizada por su peinado abultado y los zapatos con plataforma para aparentar mayor altura. Su estilo se completaba con su amplia colección de monos y sus permanentes gafas de sol. Según la prensa oficial del Partido Comunista de Corea del Norte, era un icono mundial de la moda. Su estilo ha sido copiado por su hijo y sucesor, Kim Jong Un, del que se dice que se habría sometido a cirugía plástica para parecerse más a su padre.

8. Cinéfilo secuestrador de un director y admirador de Rambo.

Kim Jong Il tenía fama de poseer una colección de Cintas de video y DVD con más de 20.000 películas. Entre sus favoritas figuran Rambo, Viernes 13, Godzilla y el cine de acción de Hong Kong. No tenía, por el contrario, ninguna película protagonizada por Elizabeth Taylor. En 1978 hizo secuestrar en Corea del Sur al director Shin Sang-ok y su esposa, la actriz Choi Eun-hee, para poner en marcha un Hollywood norcoreano. Ambos se escaparon diez años después y consiguieron el asilo político en EEUU.

9. Precoz asesino de su hermano.

Cuando Kim Jong Il tenía cinco o seis años de edad, su hermano menor, Shura Kim, murió ahogado en la piscina familiar. Informes soviéticos no confirmados responsabilizan de la muerte al posteriormente dictador. Su madre falleció al dar a luz a su tercer hijo al año siguiente.

10. No defecaba.

La biografía recogida en la web oficial del Gobierno de Corea del Norte, que ya ha sido retirada, informaba de otra característica sobrenatural de Kim Jong Il: no defecó jamás en su vida.

El sábado 17 de diciembre de 2011 Kim Jong-il murió a los 69 años de edad debido a un ataque cardíaco provocado, según los medios norcoreanos, por el agotamiento físico y mental, mientras realizaba un viaje en tren a las afueras de la capital, Pyongyang.

La televisión estatal norcoreana notificó el 19 de diciembre de 2011 que el féretro de Kim Jong-il permanecería en la entrada del Palacio Memorial de Kumsusan hasta el 28 de diciembre, en el cual se llevó a cabo su funeral, y al término de los Funerales Oficiales y Honores correspondientes, su cuerpo fue homenajeado en Magno Cortejo Fúnebre y actualmente yace en el interior de ese palacio.

El 29 de diciembre, al finalizar las exequias y honores, Kim Yong-nam, presidente de la Asamblea Suprema del Pueblo, confirmó a Kim Jong-un como líder nacional, al pronunciar el siguiente discurso en la Gran Plaza de Pionyang: “El hecho de que él haya solucionado totalmente el asunto de la sucesión es el logro más noble del Gran Camarada Kim Jong-il”.

“El respetado Camarada Kim Jong-un es el líder supremo de nuestro partido, nuestras fuerzas armadas y nuestro país que hereda la ideología, el liderazgo, el carácter, las virtudes, el coraje y el valor del gran camarada Kim Jong-il...”, dijo Kim, considerado el jefe de Estado simbólico de Corea del Norte.

La muerte de Kim Jong-il provocó escenas de dolor colectivo en las que se vio a gran cantidad de norcoreanos llorando desconsoladamente. Posteriormente, la cadena de noticias Russia Today publicó un artículo diciendo que aquellos que no demostraron suficientes muestras de dolor (en un contexto en el que se informaba que, incluso, los mismos pájaros lloraban de dolor por la pérdida del líder), se enfrentaban a condenas de hasta 6 meses de trabajos correccionales, además de sesiones de escarnio público que se llevaron a cabo entre diciembre de 2011 y enero de 2012.

Póstumamente se le otorgó el título honorífico de generalísimo, acorde a sus servicios al país y su política antiimperialista, así como también se inauguró la primera estatua de bronce con su imagen junto a una similar de su padre, y se conmemoró su 70.º cumpleaños con un acto ceremonial donde asistieron desde miembros del Partido de los Trabajadores de Corea y cuerpo del ejército, hasta funcionarios públicos, trabajadores y organizaciones sociales.

Como es lógico en una dictadura, la dinastía se encargó de decidir a su sucesor en el poder recayendo este en su hijo Kim Jong-un

Kim Jong-un

Kim Jong-un, se cree que nació en Pionyang el 8 de enero de 1983 aunque otras fuentes dicen que fue la misma fecha pero en 1984, es el actual heredero de la familia que gobierna Corea del Norte desde 1948.

Sobre su biografía real todo es dudoso, ya que el régimen se ha encargado, por diferentes intereses, de modificar o esconder ciertos datos.

Es el cuarto y último hijo de Kim Jong-il con su tercera y última pareja, Ko Young-hee (otras fuentes dicen que en realidad es el tercer hijo del dictador Kim Jong-il). El 14 de abril de 2012 fue elegido por la Asamblea Popular Suprema como presidente de la Comisión Nacional de Defensa de Corea del Norte.

Kim Jong-un al igual que sus hermanos se educó en colegios de Berna (Suiza), bajo pseudónimo y evitando influencias occidentales. Volvía a casa en las vacaciones y acostumbraba cenar con el embajador norcoreano. Habla fluidamente además del coreano (lengua oficial de Corea del Norte y Corea del Sur) los idiomas inglés, francés y alemán

Se cree que regresó hacia el año 2000 a Corea del Norte, donde se graduó, en 2007, en la Universidad Militar Kim Il Sung. Se creyó inicialmente que el joven no daría la talla para reemplazar a su padre en un primer momento los analistas enfocaban su atención en su medio hermano Kim Jong-nam y en su hermano mayor Kim Jong-chol aunque comenzó a cobrar protagonismo en la política nacional después de que su padre sufriera una apoplejía en 2008.

Apremiado por su delicado estado de salud, el "Querido Líder" se vio obligado a acelerar su relevo para evitar una lucha por el poder que podría hundir en el caos a Corea del Norte, uno de los Estados más pobres del mundo pero dotado de armas nucleares. El 1 de junio de 2009, según el diario JoongAng Ilbo, fue designado por Kim Jong-il como su sucesor al frente del Gobierno de Corea del Norte.

El 27 de septiembre de 2010, le fue otorgado el rango de general de cuatro estrellas por su padre al igual que a su tía Kim Kyong-hui junto a su marido Jang Song-thaek, para facilitar la sucesión ya que fue designado vicepresidente de la todopoderosa Comisión Nacional de Defensa, y ejercería de regente en caso de que Kim Jong-un no pueda tomar el poder tras la muerte del "Querido Líder".

Su hermanastro Kim Jong-nam parecía ser el sucesor pero el primogénito cayó en desgracia tras ser descubierto al intentar entrar a Japón con pasaporte falso para visitar el parque de atracciones de Disneylandia en Tokio. El segundo en la línea sucesoria, Kim Jong Chul, que se cree tiene una edad similar a Kim Jong-un, fue considerado por su propio padre demasiado afeminado para liderar el país.

El 8 de marzo de 2009 la BBC recogió rumores que indicaban que Kim Jong-un había aparecido en las papeletas para las elecciones a la Asamblea Popular Suprema. Informes sucesivos indicaron que no aparecía como legislador en esa asamblea, pero fue ascendido a un nivel intermedio en el Comité Militar Central del PTC de ese país que es un órgano de instrucción ideológica del Partido de su ejército. Desde el 2009 se dio por supuesto entre los servicios diplomáticos que Kim sucedería a su padre como jefe del Partido de los Trabajadores de Corea y, por tanto, como jefe del estado.

Fue nombrado como "Brillante Camarada" y su padre ordenó al personal de las Embajadas de Corea del Norte que le juraran lealtad. Kim Jong-un se habría casado en 2010 con una estudiante norcoreana de unos 20 años y tenido una hija con ella en ese mismo año, aunque de su vida apenas se tienen detalles. Se cree que habla inglés, alemán y francés, y es amante del baloncesto y las películas de acción.

El 17 de diciembre de 2011, Kim Jong-Il falleció, y el 29 de diciembre de 2011, al finalizar las exequias por su padre, Kim Yong Nam, Presidente de la Asamblea Suprema del Pueblo, confirmó a Kim Jong-un como líder supremo de la nación mediante un discurso en la Gran Plaza de Pionyang. El 29 de marzo de 2013, declaró el Estado de guerra a Corea del Sur, debido a que  bombarderos B-2 Spirit de Estados Unidos sobrevolaron la península de Corea.

El 9 de marzo de 2014, la Asamblea Popular Suprema lo reeligió como Presidente de la Comisión Nacional de Defensa de Corea del Norte. No tuvo oposición, pero los votantes tuvieron la opción de votar sí o no. Hubo una participación récord y de acuerdo a funcionarios del gobierno, todos votaron sí. La elección fue la primera vez que Kim Jong-un se presentó a una elección popular desde que heredó el poder tras la muerte de su padre en 2011.

Sufre de algunos de los problemas de salud que aquejaron a su difunto padre. Se dice que padece de diabetes y una dolencia cardíaca por falta de ejercicio.

El controversial líder de Corea del Norte Kim Jong-un tiene una fortuna estimada de $5 mil millones de dólares, de acuerdo con el Hoffington Post. La ONU afirma que este dinero debería ser gastado para elevar el nivel de vida, pero la realidad es que no se usa para eso. Entonces... ¿en qué gasta Kim 600 millones de dólares al año?

Mientras que las bebidas locales son muy baratas y fáciles de conseguir, nos queda claro que no es del tipo de bebida que el líder bebería. Al contrario, se reporta un gasto promedio de $3 millones cada año en licores importados, sus favoritos son el whisky y el cognac pero no cualquier marca. Su marca predilecta es Henessy, en donde la botella cuesta $2,145 dólares.

Kim no escatima en gastos cuando se trata de su dieta. Se le conoce por ordenar carne de cerdo de alta calidad de Dinamarca, caviar entregado desde Irán, melón y filetes de carne Kobe y un manjar japonés. Mientras que la cifra exacta que gasta en su alimentación y la de su círculo interno con la mejor cocina en el mundo no se conoce, se estima que la suma está en varios millones.

Cuando tienes una fortuna de miles de millones, no es probable que acudas a tu tienda local a pedir al cajero cigarrillos sacados del mostrador. Y este es el caso con Kim Jong-un, que es aficionado a los cigarrillos de firmas de diseño francesas. La variedad de Yves Saint Laurent que le gusta se vende por $44 dólares por paquete y la caja de cuero para llevarlos cuesta $165 dólares.

En vista de que Kim es un ávido aficionado al baloncesto, tiene sentido que se haya hecho amigo del excéntrico exjugador de la NBA Dennis Rodman, quien ha visitado Corea del Norte muchas veces. Tampoco es ninguna sorpresa que Kim consienta a sus invitados con finas experiencias culinarias, sirviéndoles comida y bebida de la más alta calidad que pueda importar.

Aunque el desarrollo de su estación de esquí costó $35 millones de dólares en Masikryong es supuestamente para impulsar la industria del turismo de Corea del Norte, la verdad es que Kim es un gran fan de este deporte. Según el Daily Mail, el complejo está descrito por el propio Kim como "impecable", con habitaciones de cabina de madera, un spa, restaurante y 110 kilómetros de pistas de esquí.

La mayoría de la gente sólo puede soñar con tener un yate, pero Kim Jong-un es el orgulloso propietario de un yate de 200 pies que fue descrito por su amigo Dennis Rodman como un "cruce entre un ferry y un barco de Disney". El yate último modelo Princess está equipado con un interior Fendi y está valorado en $8 millones de dólares.

Kim ha estado casado con Ri Sol-jun desde el año 2009 y se ha sabido que gasta fondos del Estado en la compra de regalos preciosos como un bolso de Christian Dior con el que ha sido vista. Con un precio de $1,457 mil dólares en los centros comerciales de la región, aunque el precio de la cartera no está entre los más altos del mercado, llama la atención que la bolsa del amado líder comunista se acerca a superar los ingresos anuales promedio de los ciudadanos de Corea del Norte, que son de mil 800 dólares.

Kim Jong-un heredó de su padre el gusto por el cine y la colección de películas. A pesar de ser ilegal la importación de películas en Corea del Norte, Kim no solo mantiene la impresionante colección de 20 mil películas en DVD, muchas de ellas desde el oeste sino que la ha aumentado. No se tienen datos estimados de en cuánto ha aumentado la filmoteca familiar.

Y el líder no sólo se conforma con un sofá y un televisor para disfrutar de su enorme colección de películas si no que tiene su propio cine privado de lujo con capacidad de mil asientos y es probable que haya costado cientos de miles de dólares.

Rara vez se le ve durante sus apariciones públicas sin uno de sus muchos relojes de lujo adornando su muñeca. El periódico Telegraph ha afirmado que su colección personal cuesta más de $ 8.2 millones de dólares.

No es sólo su esposa Ri quien goza de los generosos regalos de Kim. Al parecer, vale la pena estar en buenos términos con el líder por más de una razón, con 160 de sus funcionarios de alto nivel recibiendo Mercedes-Benz de último modelo; generosos regalos que probablemente le han costado alrededor de $ 11.7 millones.

The Telegraph informa que los libros de texto que se enseñan en las escuelas de Corea del Norte aparentemente afirman que Kim era un niño prodigio que aprendió a conducir a la tierna edad de tres años.

Muy poco probable, pero lo que es cierto es que tiene una impresionante colección de autos. Se ha informado que tiene hasta 100 coches después de comenzar a coleccionarlos desde muy joven. Su marca favorita es Mercedes-Benz.

No es ningún secreto que Kim no es temido, sino también repudiado por una gran mayoría de los ciudadanos de su país. Esta es probablemente la razón por la que sentía la necesidad de invertir en un vehículo blindado para visitas de estado. El lujoso y personalizado Benz S600 se valora en un costo de $1.7 millones de dólares debido a la tecnología de protección con la que está equipado.

Kim recientemente dejó ver el interior de su jet privado recién renovado acertadamente llamado Air Force Un, una referencia a la aeronave Presidencial de los Estados Unidos, el Air Force One. Con toques de lujo como ceniceros de cristal y sillones de cuero, la nueva imagen es mucho más lujosa de la anteriormente clínica del interior del avión y es probable que le haya costado alrededor de $1.5 millones de dólares.

Tener un avión privado hecho a la medida simplemente no fue suficiente para el líder de Corea del Norte ya que después de renovar sus jets procedió a gastar cientos de miles para construir pistas de aterrizaje privadas junto a sus múltiples palacios para no tener que viajar demasiado lejos antes del despegue.

El padre de Kim Jong-un, Kim Jong-Il, una vez afirmó haber logrado once hoyos-en-uno durante una excursión en uno de sus campos. Kim Jong-un ha continuado el legado de su padre de mantener campos de golf privados de alta calidad. Esta afición no es barata, desarrollar el campo de golf de tamaño promedio cuesta alrededor de $3 millones de dólares y $500 mil dólares cada año mantenerlos funcionando.

Siendo aficionado de la equitación, Kim no escatima fondos en las instalaciones para el entrenamiento y mantenimiento de sus caballos purasangre. Sorprendentemente, se informa que un significativo porcentaje del presupuesto del Estado se gasta en el mantenimiento de los animales y sus instalaciones.

Por lo general, la gente tiene un piano en sus hogares. Kim, el rey de exceso, cuenta con una colección de más de tres docenas de pianos, de acuerdo con TIME, pianos de lujo que pueden costar hasta $64 mil 451 dólares cada uno.

Se trate de baloncesto, montar a caballo o jugar al golf, Kim Jong-un es bastante fanático de los deportes. Se reporta que su equipo favorito son los Harlem Globetrotters, por lo que, naturalmente, tenía que hacerlos visitar el país para él. La cantidad pagada al equipo por su visita no es conocida, pero seguramente es notable.

Kim parece ser bastante aficionado a desatar su niño interior encargando el desarrollo del parque de atracciones de Pyongyang y el parque acuático Munsu. Sin embargo, una vez que la atracción Pyongyang fue completada, se reportó que Kim calificó el parque como "patético" y "lamentable" cuando hizo su inspección, sin importar el precio estimado de $100 millones de dólares que se le atribuye.

No hay una respuesta definitiva a la pregunta "¿Dónde vive Kim Jong-Un?" y eso es porque tiene 17 palacios repartidos por todo el estado para elegir más su propia isla privada.

Aunque Kim es aficionado a gastar dinero en artículos de lujo para su propio disfrute, cuando se trata del ejército de Corea del Norte, el presupuesto es mucho menor de lo que el mundo podría imaginar.

No hay ninguna biografía oficial completa sobre Kim Jong-un que todavía se haya lanzado. Por lo tanto, la única información conocida en su vida temprana proviene de desertores y personas que achacan a él por su destierro en el extranjero, como en Suiza.

Parte de la información ha sido conflictiva y contradictoria, información como que su hermano Kim Jong-chul asistía a la escuela en Suiza alrededor del mismo período que él lo hacía. Sin embargo, ha habido un cierto consenso en torno a la información sobre su vida temprana.

Autoridades norcoreanas han declarado que su fecha de nacimiento es el 8 de enero de 1982, pero los funcionarios de inteligencia surcoreanos creen que la fecha real es un año más tarde. Dennis Rodman dijo que su fecha de nacimiento es el 8 de enero de 1983 tras reunirse con el joven líder en septiembre de 2013.

Con anterioridad a su designación como sucesor de su padre, su medio hermano Kim Jong-nam, asesinado recientemente en Malasia, había sido señalado varias veces como hipotético heredero, pero perdió el favor paterno tras ser descubierto intentando entrar en Japón con un pasaporte falso.

Jong-nam pasó la mayor parte de su vida en el extranjero. En su juventud vivió 10 años en Rusia y Suiza, donde aprendió a hablar francés e inglés, y desde principios de los años 2000 residía en China. Reconocido fiestero y por llevar una vida al estilo del Jet Set asiático.

Perdió toda aspiración a ser el heredero al trono en 2001, tras ser descubierto intentando entrar en Japón con un pasaporte falso. En ese entonces dijo a los agentes que le detuvieron que quería visitar el parque de atracciones Disneyland Tokio.

Desde entonces Kim Jong-nam mantuvo un perfil bajo, pasando la mayoría del tiempo en Macao, Singapur y China.

Todos estos hechos sirvieron para que su padre Kim Jong-il se decidiera por su hermano Kim Jong-un como su sucesor en el poder.

Kim Jong-Un es considerado por la mayoría de países, una gran cantidad de organizaciones y medios de comunicación del mundo como un dictador, de hecho se le califica como uno de los más temidos y sanguinarios en la actualidad.

*Basado en información de diferentes fuentes bibliográficas. Investigación efectuada por Luis Montes Brito 

sábado, 13 de junio de 2015

Dictadura: un sistema vigente de gobierno perfeccionado por algunos

Tomado de BBC Mundo

¿Desaparecerán algún día los dictadores?


Por Rachel Nuwer
Los ciudadanos que viven en democracia a menudo asocian las dictaduras a la represión, el abuso de los derechos humanos, la pobreza y los disturbios.
De hecho, esos sistemas de gobierno han costado incontables vidas, incluyendo las de los 49 millones de rusos que murieron bajo el régimen de Joseph Stalin y las de llos más de tres millones de camboyanos que fallecieron durante el mandato de Pol Pot, líder de los Jémeres Rojos.

Dadas estas estadísticas, terminar con la dictadura de una vez por todas parecería un objetivo global.
¿Pero es eso probable? ¿Y cómo podrían cambiar las cosas para este tipo de líderes en el futuro?


Los términos "dictador" y "dictadura" pueden ser, por supuesto, subjetivos; incluso peyorativos.

En el mundo académico, sin embargo, tienen definiciones objetivas y medibles.

En Camboya, Pol Pot fue responsable de la muerte de miles de sus compatriotas.
Según Natasha Ezrow, profesora del departamento de gobierno en la Universidad de Essex, Reino Unido, la mayoría de los expertos que comienzan a estudiar las dictaduras lo hacen a partir de una definición simple.

"Cuando no hay rotación en el poder ejecutivo, entonces es una dictadura", dice.


Esto significa que las dictaduras se construyen en torno a un individuo que estableció un culto a la personalidad, un solo partido de gobierno o una oligarquía militar.
Aunque las dictaduras –como las ven los investigadores– suelen también tener otras características.
A diferencia de los monarcas, quienes provienen de un muy pequeño grupo de personas –normalmente una familia real–, los dictadores pueden ser elegidos de entre una mayor porción de población.

Sin embargo, la coalición ganadora suele ser muy pequeña y, de igual forma, suele depender de relativamente poca gente para mantenerse en el poder.
Como comparación, en Reino Unido el partido ganador suele necesitar del apoyo del 25% de la población y en Estados Unidos del 30%. Pero en algunos países el número de personas que realmente tienen algo que decir sobre quién se queda en el poder puede ser tan reducido como unos cuantos cientos.


Las dictaduras pueden o no incluir algún grado de terrorismo de Estado, pero de acuerdo a los investigadores casi siempre implican confabulación,especialmente la apropiación de fondos estatales para una selecta camarilla de amiguetes. 
Los dictadores deben conservar el apoyo de unas pocas personas para mantenerse en el poder o enfrentar la posibilidad de un golpe. En la foto, un niño frente a una estatua derribada del mandatario ganés Kwame Nkrumah, derrocado en 1966.
"Cuando necesitas el apoyo de unas pocas personas para permanecer en el poder, entonces la forma más eficiente de gobernar suele ser a través de la corrupción, el soborno, el chantaje, la extorsión, etcétera", dice Bruce Bueno de Mesquita, profesor de política de la Universidad de Nueva York, EE.UU.
"Puedes hacer que un pequeño grupo de gente te sea leal pagándole muy bien".

Así, un dictador que emplea estas técnicas no trabaja en beneficio de una población mayorsino para favorecer a un puñado de personas de quien él –históricamente siempre ha sido un hombre– depende para seguir teniendo el control.

"Este mal comportamiento no es una patología inherente a las personas, ni se debe a la mala suerte de tener líderes psicópatas", explica Bueno de Mesquita. "Es porque la estructura política induce a esos comportamientos".

Incluso después de pagar a los compinches, siempre habrá una gran cantidad de dinero que manejar y esa es la que de verdad pone a prueba el carácter del dictador, de acuerdo a académicos como Bueno de Mesquita.
Y es que el dictador podría apropiarse del dinero o podría usarlo para mejorar la vida de los ciudadanos.
Pero incluso si optara por la segunda alternativa –muchos dictadores lo hacen–, esto tampoco significa que las cosas vayan a ir bien.

Tener unas intenciones genuinamente buenas para la sociedad no se traduce automáticamente en tener buenas ideas para implementar estas intenciones, tal como algunos demostraron de forma desastrosa.

En sus intentos de mejorar el bienestar de los ciudadanos, algunos de estos líderes autoritarios lo empeoraron. "Así que las dictaduras podrían funcionar, pero apostar por ellas es muy arriesgado", señala Bueno de Mesquita. 
En Brasil, Getulio Vargas disolvió el Congreso y prohibió los partidos en 1937, para ser derrocado en 1945. Pero regresó al poder con el voto popular unos años después.
"Es fácil ser cleptocrático y mucha gente tiene ideas realmente malas".
Además de los anteriores, los investigadores identifican otro problema común asociado a estos sistemas de gobierno.

Los dictadores no son malos por definición, pero muchos comparten unos rasgos de personalidad particulares y desafortunados; delirios de grandeza o falta de empatía, por ejemplo.

"Probablemente la oferta de trabajo de dictador apela a la gama más desagradable de nuestra especie: los narcisistas", dice Steven Pinker, profesor de psicología de la Universidad de Harvard, en EE.UU.

Por lo tanto, vivir bajo una dictadura podría tener muchos inconvenientes.
Y más gobiernos de los que piensas podrían ser etiquetados como dictaduras, de acuerdo a la definición académica.
De hecho, Freedom House, una organización no gubernamental con sede en Washington, EE.UU., que investiga y promueve la democracia, calcula que cerca de dos tercios de la población mundial vive bajo una dictadura y que 2.000 millones de personas sufren un gobierno opresivo.

Además, el organismo asegura que a díade hoy persisten 106 dictaduras y dictaduras parciales, lo que representa el 53% de las naciones del mundo.

Mussolini gobernó constitucionalmente hasta 1925, cuando se hizo dictador.
Los factores causales que dan lugar a estos sistemas no han cambiado mucho con los siglos.
Algunos de los primeros se establecieron en la Roma Clásica en situaciones de emergencia.
"A un individuo como Julio César, por ejemplo, se le daba mucho poder para ayudar a una sociedad a hacer frente a una crisis. Y una vez superada la situación, se suponía que debía abandonar el poder", explica Richard Overy, un historiador de la Universidad de Exeter, Reino Unido.
"Pero por lo general no solían estar dispuestos a renunciar a él", añade.
Y sentencia: "No creo que hayamos visto el fin de las dictaduras, como no hemos visto el fin de las guerras".
Pero así como la violencia en su conjunto ha disminuido a través de la historia, también lo ha hecho el número de dictaduras desde 1970, cuando cayeron los regímenes de América Latina y Europa de Este.
Aunque hay ondulaciones: el colapso de la Unión Soviética estuvo acompañada de un declive de las dictaduras, pero ahora muchos de los países que entonces pertenecían a la unión están dando pasos en dirección a esa forma de gobierno.
En general, sin embargo, los regímenes autoritarios son más escasos que en el pasado.
El colapso de la Unión Soviética estuvo acompañada de un declive de las dictaduras en Europa del Este.

"Es más difícil justificar las dictaduras hoy, en parte porque todo el mundo está bajo la mirada de los medios de comunicación", dice Overy.

Como consecuencia, al menos algunos de estos regímenes podrían tener los días contados; especialmente si están contribuyendo a los problemas económicos internos.

"Cuando estás operando en una economía que está perpetuando tu colapso, tus partidarios se ponen nerviosos porque piensan que nos vas a poder ayudarlos, así que empiezan a buscan qué comprar alrededor", dice Bueno de Mesquita.

Y estas situaciones resultan a veces en golpes militares, agrega, lo que tiende a empujar a los países en una dirección más positiva para el bienestar de los ciudadanos, al menos en base a ejemplos del pasado.

Algunas dictaduras, sin embargo, no muestran señales de agrietamiento.

"Lo que tenemos ahora son, en gran medida, dictaduras extremadamente duraderas", indica Erica Chenoweth, profesora asociada de estudios internos de la Universidad de Denver, EE.UU. "Las que persisten son las que perfeccionaron el arte".
Las dictadoras suelen venir acompañadas de una buena dosis de adoctrinamiento.
Por ejemplo, algunos gobiernos de África y de Medio Oriente que encajan en la definición de dictadura son lo suficientemente saludables como para perpetuar su existencia.
"En África ha habido más de un impulso hacia la democracia, pero el hecho de tener recursos como diamantes, petróleo y minerales no solo crea inestabilidad, sino que el gobierno los utiliza para comprar a gente", dice Ezrow.
"Mientras tanto, en Medio Oriente no ha habido mucha presión para que estos sistemas se vuelvan democracias, ya que son estables y otros quieren que sigan siendo así", añade.

Y es que otra de las razones por la que las dictaduras persisten o por la que nacen nuevas es que la propia democracia las puede propiciar.


"La gente tiene la ingenua noción de que las democracias están interesadas en promover la democracia", explica Bueno de Mesquita. "Pero eso no cierto, y no lo es por muy buenas razones".

A Julio César se le daba mucho poder para ayudar a una sociedad a hacer frente a una crisis. Y entonces se suponía que debía abandonar el poder.

El trabajo fundamental de los líderes democráticos, explica el experto, es implementar políticas que beneficien a sus votantes, no a otros países.

Y como los líderes dictatoriales necesitan pagar a sus compinches, los líderes democráticos a menudo suelen descubrir que pueden simplemente pagar a estos para hacer lo que quieran.

Es una situación ganadora para el dictador, quien necesita dinero, y para el demócrata, quien necesita que sus políticas satisfagan a sus electores.

Así que, mientras es imposible predecir dónde nacerán los sistemas autoritarios y dónde persistirán durante mucho tiempo, lo que es casi seguro es que nos acompañarán siempre.

"Creo que cada país tiene cierto riesgo de convertirse en una dictadura", advierte Chenoweth.

¿Pero es una mala democracia mejor que una dictadura humana?

No hay pruebas de que el deseo de libertad y democracia sea innato en la naturaleza humana, dice Ezrow.

Al contrario de la creencia popular occidental, este sistema no es necesariamente malo para toda la gente y todos los países.

No todas las dictaduras terminan con miseria y no todos quieren vivir en una democracia.
"Una democracia mala podría ser peor que una dictadura humana", reconoce en ese sentido Pinker.

No hay pruebas de que el deseo de libertad y democracia sea innato en la naturaleza humana, dice Ezrow.

Siempre y cuando la calidad de vida siga siendo alta y a los ciudadanos se les permita vivir sus vidas como lo desean, estos podrían ser completamente felices bajo una dictadura.
Algunos incluso se vuelven nostálgicos del régimen autoritario cuando cae.
"Cuando era más joven, cuando estudiaba en la universidad, suponía que todo el mundo quería vivir en democracia", recuerda Ezrow.
"Pero si nos fijamos en las encuestas llevadas a cabo en algunos países bajo regímenes autoritarios, la gente es feliz", señala.

En otras palabras, el fin de las dictaduras podría no ser el ideal para todos.

Mientras los líderes eviten las trampas inherentes a este modo de gobierno y tomen en cuenta los deseos de sus ciudadanos, las dictaduras sólo serán un enfoque distinto a la hora de regir un país; uno que valora el orden por encima de las libertades individuales.

Como dice Ezrow: "Algunas culturas podrían simplemente preferir la seguridad y la estabilidad que la libertad".