sábado, 6 de abril de 2024

SALUD MENTAL LA MEJOR HERENCIA FAMILIAR: DELULU FILOSOFIA DE LOS Z

Por Dra. Margarita Mendoza Burgos




En esta era de las redes sociales, donde la comparación constante y la búsqueda de la aprobación externa son un tema medular, ha surgido una nueva filosofía que propone un giro atrevido: se le llama delulu. Y si jamás ha escuchado de ella es porque probablemente nunca entró a TikTok, pues ahí se ha popularizado este concepto, sobre todo en la Generación Z, que invita a abrazar la ilusión como herramienta para alcanzar la felicidad.

El término delulu deriva del adjetivo inglés "delusional", que significa "delirante" o "iluso". Su origen se remonta a las comunidades de fans del K-pop (música pop coreana), donde se utilizaba para describir a aquellos seguidores que tenían una conexión parasocial con sus ídolos, y que creían posible ser amigos o novios de esas celebridades.

Al principio, una década atrás, delulu tenía un tinte despectivo y se usaba como insulto dentro en la comunidad K-pop para referirse a ese comportamiento empecinado e iluso. Hoy, en cambio, delulu es algo positivo, una suerte de pensamiento positivo y autoconfianza. Al pensar positivamente, se cree que todo puede ser alcanzable, incluso lo inalcanzable. Así, ellos se están preparando mentalmente con mayor posibilidad de lograr sus objetivos. 

Eso puede personificarse en la tiktoker estadounidense Alexa Rae Smith, quien promueve el uso de afirmaciones positivas para lograr todo lo que uno se propone en la vida. Invita a soñar y a crear una realidad paralela con el poder de la mente.

“Tú creas tu propia realidad”, dice en un video. “Quiero que solo tengas pensamientos que estén en línea con lo que quieres vivir. Quiero que solo hables de tu vida como si vivieras en la realidad donde quieres estar”, dice Alexa. 

Un artículo reciente en la revista Fortune, publicación que no es precisamente para jóvenes, explica cómo algunos nuevos profesionales apuestan por la filosofía delulu para conseguir puestos de trabajo superiores a lo que les correspondería, ya sea por edad o por formación, simplemente delirando sobre sus capacidades ante sus empleadores. 

Si bien el delulu puede ser una herramienta útil para aumentar la confianza en uno mismo y mantener una actitud positiva, también ha recibido críticas. Algunos argumentan que puede fomentar la desconexión con la realidad y protegerse del dolor y la decepción. Además, puede ser que los jóvenes estén muy por encima de las expectativas reales que cada familia puede esperar de ellos y esto genere frustración, enojos y hasta un poco de vagancia, pues si las metas son irreales tardarán en poner los pies en la tierra".

 

Acerca de la Dra. Mendoza Burgos

www.dramendozaburgos.com

 

Titulaciones en Psiquiatría General y Psicología Médica, Psiquiatría infanto-juvenil, y Terapia de familia, obtenidas en la Universidad Complutense de Madrid, España.

 

Mi actividad profesional, desde 1,993, en El Salvador, se ha enfocado en dos direcciones fundamentales: una es el ejercicio de la profesión en mi clínica privada; y la segunda es la colaboración con los diferentes medios de comunicación nacionales, y en ocasiones también internacionales, con objeto de extender la conciencia de la necesidad de salud mental, y de apartarla de su tradicional estigma.

 

Fui la primera Psiquiatra infanto-juvenil y Terapeuta familiar acreditada en ejercer dichas especialidades en El Salvador.

 

Ocasionalmente he colaborado también con otras instituciones en sus programas, entre ellas, Ayúdame a Vivir, Ministerio de Educación, Hospital Benjamín Bloom, o Universidad de El Salvador. He sido también acreditada por la embajada de U.S.A. en El Salvador para la atención a su personal. Todo ello me hizo acreedora en 2007, de un Diploma de reconocimiento especial otorgado por la Honorable Asamblea Legislativa de El Salvador, por la labor realizada en el campo de la salud mental. Desde 2008 resido en Florida, Estados Unidos, donde compatibilizo mi actividad profesional con otras actividades.

 

La tecnología actual me ha permitido establecer métodos como video conferencia y teleconferencia, doy consulta a distancia a pacientes en diferentes partes del mundo, lo cual brinda la comodidad para mantener su terapia regularmente aunque esté de viaje. De igual manera permite a aquellos pacientes que viven en ciudades donde los servicios de terapeuta son demasiado altos acceder a ellos. Todo dentro de un ambiente de absoluta privacidad.

 

Trato de orientar cada vez más mi profesión hacia la prevención, y dentro de ello, a la asesoría sobre relaciones familiares y dirección y educación de los hijos, porque después de tantos años de experiencia profesional estoy cada vez más convencida de que el desenvolvimiento que cada persona tiene a lo largo de su vida está muy fuertemente condicionado por la educación que recibió y el ambiente que vivió en su familia de origen, desde que nació, hasta que se hizo adulto o se independizó, e incluso después.

sábado, 23 de marzo de 2024

SALUD MENTAL LA MEJOR HERENCIA FAMILIAR: LOS HIJOS COMPLEMENTOS

Por Dra. Margarita Mendoza Burgos 

Hace una década, la actriz Sharon Stone dio unas declaraciones sorprendentes sobre la maternidad en una entrevista con la revista Vanity Fair. "Tener un hijo es como tener un bolso. Puedes ir a cualquier sitio con él, en cualquier momento, es tranquilo y sencillo. Dos es dulce. ¡Tres, un circo!", confesó. 

Recientemente, un artículo del diario español El País retoma ese concepto de “hijos como bolsos” para describir cómo alguna gente, especialmente aquellos famosos, “usan a sus niños como complementos a la imagen pública” en sus redes sociales. 

Se trata de esos niños que muchas personas engendran o adoptan, pero más que por amor y vocación lo hacen para agregarse a la lista de lo que debe hacerse en la vida, es decir cumplir una meta y exhibir el triunfo ante el mundo. 

La foto de una madre o padre -sobre todo si es una celebridad- con su hijo recién nacido puede ser vendida en exclusiva a una revista del corazón o ser subida a una red social que generará muchas visualizaciones, y en consiguiente mucho dinero. 

Por supuesto, eso tiene consecuencias nefastas para los hijos. Primero, porque desde que nacen son expuestos ante la sociedad sin permitirles tener derecho a la privacidad. Se han visto casos de menores que han crecido y han denunciado a sus padres por sacar su imagen en las redes sociales, generando un conflicto familiar innecesario. 

Daniel Córdoba-Mendiola, un español que se autodefine como analista de tendencias de referencia, lo explica muy bien con esta frase: "¿Quiere saber cuál es el mejor accesorio de la temporada? Un hijo. Una vez que ya has viajado, que tienes tu carrera y tu estilo de bolso, ¿qué más puedes tener? Un hijo, que se convertirá en el próximo centro de consumo de tu vida". 

En el largo plazo, eso puede llevar a la sensación de falta de aceptación, frustración, baja autoestima, tristeza y desamparo. Incluso, son sujetos a que los llenen de prendas de marca y otros lujos para exhibirlos y presumir en las fotos. No hay ningún tipo de legislación para esto, con lo cual la única manera de protegerlos es a través de la concientización, la educación y la cultura.

Lo peor es que esos padres “utilizan a sus hijos” para posar en las fotos, pero no se preocupan verdaderamente por formarlos, responsabilidad que queda a cargo del servicio doméstico. Porque, así como los menores son un complemento ideal para las fotografías, también son considerados “una carga” que interfiere en sus vidas una vez que se apagan las cámaras.

Acerca de la Dra. Mendoza Burgos

www.dramendozaburgos.com

 

Titulaciones en Psiquiatría General y Psicología Médica, Psiquiatría infanto-juvenil, y Terapia de familia, obtenidas en la Universidad Complutense de Madrid, España.

 

Mi actividad profesional, desde 1,993, en El Salvador, se ha enfocado en dos direcciones fundamentales: una es el ejercicio de la profesión en mi clínica privada; y la segunda es la colaboración con los diferentes medios de comunicación nacionales, y en ocasiones también internacionales, con objeto de extender la conciencia de la necesidad de salud mental, y de apartarla de su tradicional estigma.

 

Fui la primera Psiquiatra infanto-juvenil y Terapeuta familiar acreditada en ejercer dichas especialidades en El Salvador.

 

Ocasionalmente he colaborado también con otras instituciones en sus programas, entre ellas, Ayúdame a Vivir, Ministerio de Educación, Hospital Benjamín Bloom, o Universidad de El Salvador. He sido también acreditada por la embajada de U.S.A. en El Salvador para la atención a su personal. Todo ello me hizo acreedora en 2007, de un Diploma de reconocimiento especial otorgado por la Honorable Asamblea Legislativa de El Salvador, por la labor realizada en el campo de la salud mental. Desde 2008 resido en Florida, Estados Unidos, donde compatibilizo mi actividad profesional con otras actividades.

 

La tecnología actual me ha permitido establecer métodos como video conferencia y teleconferencia, doy consulta a distancia a pacientes en diferentes partes del mundo, lo cual brinda la comodidad para mantener su terapia regularmente aunque esté de viaje. De igual manera permite a aquellos pacientes que viven en ciudades donde los servicios de terapeuta son demasiado altos acceder a ellos. Todo dentro de un ambiente de absoluta privacidad.

 

Trato de orientar cada vez más mi profesión hacia la prevención, y dentro de ello, a la asesoría sobre relaciones familiares y dirección y educación de los hijos, porque después de tantos años de experiencia profesional estoy cada vez más convencida de que el desenvolvimiento que cada persona tiene a lo largo de su vida está muy fuertemente condicionado por la educación que recibió y el ambiente que vivió en su familia de origen, desde que nació, hasta que se hizo adulto o se independizó, e incluso después.

sábado, 9 de marzo de 2024

SALUD MENTAL LA MEJOR HERENCIA FAMILIAR: SITUATIONSHIPS

Por Dra. Margarita Mendoza Burgos

Ha surgido un fenómeno singular que desafía las definiciones tradicionales de romance en la era moderna de las relaciones: las "situationships". Estas situaciones ambiguas y a menudo confusas han ganado popularidad entre los jóvenes adultos, quienes buscan conexiones emocionales y físicas sin los límites de las etiquetas convencionales.  
Se caracterizan por su falta de definición clara y compromiso formal. A diferencia de las relaciones tradicionales, donde las personas establecen expectativas claras y definen su estatus como pareja, las situationships son más fluidas y pueden variar ampliamente en términos de duración, intensidad y compromiso. 

 

No tienen una base sólida y suelen ser más del tipo sexual, en donde lo pasional es la tónica. No en vano redes sociales como Tinder, donde uno busca compañero para el acto sexual, tienen tanto éxito: son dos desconocidos o más que entran en comunicación a través de una app sobre todo para pasar un buen momento juntos, y digo dos o más porque actualmente están muy de moda los tríos.

 

En lugar de seguir un camino lineal hacia la exclusividad y el compromiso, las personas en una situationship pueden encontrarse en un estado constante de incertidumbre, sin saber si están avanzando hacia una relación más seria o simplemente disfrutando del momento presente.

 

La falta de etiquetas claras en una situationship puede llevar a una serie de desafíos emocionales y psicológicos para las personas involucradas. La ambigüedad puede generar ansiedad, confusión y dudas sobre el estado de la relación. 

 

Al vivir cada vez más desconectados de la sociedad y  en un mundo más digital, se propicia un ambiente más relajado, ya que el grado de intimidad es más carnal que otra cosa. Esto puede traer consecuencias peligrosas a la integridad física. Recordemos el caso de un joven español que asesinó a su pareja sentimental en una isla donde pensaban vivir idílicos momentos. Para las mujeres, que asociamos más lo físico a lo emocional, siempre existe riesgo de sentir sentimientos que no sean compartidos. 

 

Sin embargo, las situationships también tienen sus ventajas y atractivos. Para muchas personas, ofrecen la libertad de explorar conexiones emocionales y físicas sin sentirse limitadas por las expectativas convencionales de una relación. 

 

En definitiva, son un reflejo de la naturaleza cambiante de las relaciones en la sociedad moderna. Cada vez más nos alejamos de los compromisos, pues ya agobia bastante el día a día donde incluso los trabajos ya no son seguros: se utilizan nuestros recursos en forma de free lance o con contratos temporales, que pueden ser renovables o no.  

 

Además, las situationships pueden ser una forma de experimentar diferentes tipos de relaciones y descubrir qué es lo que realmente buscan en una pareja a largo plazo. Y aunque no suele ser la norma, puede darse que una situationship derive en una relación formal.

Acerca de la Dra. Mendoza Burgos

www.dramendozaburgos.com

 

Titulaciones en Psiquiatría General y Psicología Médica, Psiquiatría infanto-juvenil, y Terapia de familia, obtenidas en la Universidad Complutense de Madrid, España.

 

Mi actividad profesional, desde 1,993, en El Salvador, se ha enfocado en dos direcciones fundamentales: una es el ejercicio de la profesión en mi clínica privada; y la segunda es la colaboración con los diferentes medios de comunicación nacionales, y en ocasiones también internacionales, con objeto de extender la conciencia de la necesidad de salud mental, y de apartarla de su tradicional estigma.

 

Fui la primera Psiquiatra infanto-juvenil y Terapeuta familiar acreditada en ejercer dichas especialidades en El Salvador.

 

Ocasionalmente he colaborado también con otras instituciones en sus programas, entre ellas, Ayúdame a Vivir, Ministerio de Educación, Hospital Benjamín Bloom, o Universidad de El Salvador. He sido también acreditada por la embajada de U.S.A. en El Salvador para la atención a su personal. Todo ello me hizo acreedora en 2007, de un Diploma de reconocimiento especial otorgado por la Honorable Asamblea Legislativa de El Salvador, por la labor realizada en el campo de la salud mental. Desde 2008 resido en Florida, Estados Unidos, donde compatibilizo mi actividad profesional con otras actividades.

 

La tecnología actual me ha permitido establecer métodos como video conferencia y teleconferencia, doy consulta a distancia a pacientes en diferentes partes del mundo, lo cual brinda la comodidad para mantener su terapia regularmente aunque esté de viaje. De igual manera permite a aquellos pacientes que viven en ciudades donde los servicios de terapeuta son demasiado altos acceder a ellos. Todo dentro de un ambiente de absoluta privacidad.

 

Trato de orientar cada vez más mi profesión hacia la prevención, y dentro de ello, a la asesoría sobre relaciones familiares y dirección y educación de los hijos, porque después de tantos años de experiencia profesional estoy cada vez más convencida de que el desenvolvimiento que cada persona tiene a lo largo de su vida está muy fuertemente condicionado por la educación que recibió y el ambiente que vivió en su familia de origen, desde que nació, hasta que se hizo adulto o se independizó, e incluso después.


sábado, 24 de febrero de 2024

SALUD MENTAL LA MEJOR HERENCIA FAMILIAR: SEXO Y DOLOR DE CABEZA

Por Dra. Margarita Mendoza Burgos

Hay un viejo mito sobre el deseo sexual que dice que "los hombres siempre tienen ganas y a ellas siempre les duele la cabeza". No es tan cierto. Como tampoco lo es esa teoría que las relaciones sexuales siempre han estado centradas en el placer del hombre: “se tiene sexo cuando él quiere, y las mujeres deben cumplir”. Quizás la realidad, al menos en la actualidad, esté a medio camino entre ambas aseveraciones. 
La decadencia sexual masculina inicia a los 18 años, aunque pueden engendrar toda la vida. Lo de las mujeres, en cambio, es mas interesante: tienen un declive sexual más lento, pero su libido no se extingue, aunque ha sido reducido por la mente. Nos han hecho creer que una señora mayor no puede tener deseo sexual. Y, por el contrario, un hombre de su misma edad sí es aceptado como normal.

Si bien la palabra libido viene del latín libīdo, y significa deseo o lujuria, en términos psicológicos se usa para denominar el deseo sexual de una persona. Está influenciada por una combinación de factores físicos, emocionales, psicológicos y sociales.

Quizás la diferencia es que la mujer es más mental con su libido y si no le agrada su imagen física puede ser que no desee contacto sexual por más que tenga su libido alta. Los hombres, en cambio, se sienten más hombres cuanto más practican sexo, y aquí mucho tienen que agradecerle a la pastillita azul llamada Viagra.

Al margen de la libido individual, a veces sucede que se pierde el deseo sexual hacia la pareja. Eso puede obedecer a varios factores, que van desde la rutina y el aburrimiento a la falta de atractivo físico del otro; pueden ir por la ausencia de estímulos agradables fuera de los encuentros sexuales a falta de comunicación efectiva, pasando por los conflictos no resueltos, las tensiones y el estrés en la relación.

Algo es indudable: la gente tiene menos sexo que hace 50 años. Hay varios estudios que lo comprueban, como el National Survey of Sexual Attitudes and Lifestyles. Ese informe reporta que en 1990 las parejas de entre 16 y 64 años hacían el amor cinco veces al mes, cifra que cayó hasta las cuatro veces en el año 2000 y a tres en el 2010. Y sigue en descenso…

¿Cuál es la razón? La vida moderna puede ser estresante, con presiones laborales, financieras y familiares que pueden interferir con el deseo y la capacidad de participar en actividades sexuales. Además, cada vez hay más distractores online y cada vez menos tiempo, por eso en la Generación Z los números son todavía más bajos. También a esto contribuyen los juguetes sexuales, que si bien pueden ayudar a estimular una relación que ha caído en la rutina, también pueden satisfacer la libido en solitario, y eso en determinados casos puede que este tipo de sexualidad se vuelva más gratificante que con la pareja.

Acerca de la Dra. Mendoza Burgos

www.dramendozaburgos.com

 

Titulaciones en Psiquiatría General y Psicología Médica, Psiquiatría infanto-juvenil, y Terapia de familia, obtenidas en la Universidad Complutense de Madrid, España.

 

Mi actividad profesional, desde 1,993, en El Salvador, se ha enfocado en dos direcciones fundamentales: una es el ejercicio de la profesión en mi clínica privada; y la segunda es la colaboración con los diferentes medios de comunicación nacionales, y en ocasiones también internacionales, con objeto de extender la conciencia de la necesidad de salud mental, y de apartarla de su tradicional estigma.

 

Fui la primera Psiquiatra infanto-juvenil y Terapeuta familiar acreditada en ejercer dichas especialidades en El Salvador.

 

Ocasionalmente he colaborado también con otras instituciones en sus programas, entre ellas, Ayúdame a Vivir, Ministerio de Educación, Hospital Benjamín Bloom, o Universidad de El Salvador. He sido también acreditada por la embajada de U.S.A. en El Salvador para la atención a su personal. Todo ello me hizo acreedora en 2007, de un Diploma de reconocimiento especial otorgado por la Honorable Asamblea Legislativa de El Salvador, por la labor realizada en el campo de la salud mental. Desde 2008 resido en Florida, Estados Unidos, donde compatibilizo mi actividad profesional con otras actividades.

 

La tecnología actual me ha permitido establecer métodos como video conferencia y teleconferencia, doy consulta a distancia a pacientes en diferentes partes del mundo, lo cual brinda la comodidad para mantener su terapia regularmente aunque esté de viaje. De igual manera permite a aquellos pacientes que viven en ciudades donde los servicios de terapeuta son demasiado altos acceder a ellos. Todo dentro de un ambiente de absoluta privacidad.

 

Trato de orientar cada vez más mi profesión hacia la prevención, y dentro de ello, a la asesoría sobre relaciones familiares y dirección y educación de los hijos, porque después de tantos años de experiencia profesional estoy cada vez más convencida de que el desenvolvimiento que cada persona tiene a lo largo de su vida está muy fuertemente condicionado por la educación que recibió y el ambiente que vivió en su familia de origen, desde que nació, hasta que se hizo adulto o se independizó, e incluso después.

sábado, 17 de febrero de 2024

SALUD MENTAL LA MEJOR HERENCIA FAMILIAR: PRESUMIR DE SUS AMORES

Por Dra. Margarita Mendoza Burgos

Nadie está exento a pecar de vanidoso, de hecho todos en cierta medida cometemos ese error. Pero cuando se trata de presumir las conquistas amorosas, los hombres van un paso adelante. Es cierto, no todos, pero sí una gran mayoría. A menor autoestima, más presunción. 

Se suele decir que un caballero "no tiene memoria" y que no anda divulgando sus amores. Esto también está ligado al machismo, ya que un hombre con más conquistas parece ser más hombre. Tener algunas relaciones es positivo en el aprendizaje sexual y de pareja de todo ser humano, pero se percibe diferente si son hombres o mujeres. 

¿Por qué necesitan los hombres alardear de sus conquistas? Simple. Tienen que dejar claro sus méritos y, si es posible, posicionarse un escalón por encima del resto. Se alimentan de los aplausos y el reconocimiento externo. Compartir sus logros románticos o sexuales puede hacer que se sientan más seguros de sí mismos y busquen la aprobación o admiración de otros. Además, a la mayoría de esta clase no les agrada usar métodos anticonceptivos ni que lo hagan sus parejas. Y si bien el posible embarazo es un riesgo, también es una prueba fehaciente de su hombría. 

En el caso de las mujeres es inversamente proporcional. Su pareja debe ser idealmente su primer novio. Cuantas más conquistas tenga, peor será su imagen. Ellas pueden sentir una presión social más fuerte para comportarse de acuerdo con ciertas normas de conducta, lo que puede llevar a un temor al juicio o la crítica si presumen de sus conquistas amorosas. Esto puede hacer que se sientan más reacias a compartir sus éxitos románticos.

Por lo contrario, el hombre conquistador cree transmitir una imagen sólida que además ayuda a alimentar una fama de exitoso. Algunos han llegado al extremo de tratar de conquistar mujeres que ni les atraen, solo con el afán de alardear de esa “presa”, más aún si el entorno la considera un objetivo difícil o imposible. En ese sentido, celebridades como Julio Iglesias han hecho de eso todo un estilo de vida. 

Es, en definitiva, algo así como acumular puntos y galardones en su historial. Sin darse cuenta que ellos también pierden con la constante exposición y el andar de cama en cama. Y no solo pierden moralmente, también, muchas veces acumulan enfermedades que pueden transmitirse a sus otras parejas y a su esposa, si la tienen. Además, se tiende mucho a exagerar o a mentir, a veces llevándose de encuentro a personas que ni por cerca han tenido que ver con ellos y pueden destruir muchas relaciones y vidas. 

Hay una teoría analítica que habla de estos picaflores o Don Juanes: "Tanta conquista esconde un miedo inconsciente a una homosexualidad latente, ya que ninguna mujer logra complacerles como para quedarse con ella de forma perenne”.

Existe un viejo chiste que explica a la perfección la necesidad del hombre de alardear permanentemente sus conquistas. Resulta que un náufrago llega a una isla solitaria y tras días de caminar, se encuentra con la espectacular Kim Kardashian. Ambos, únicos habitantes de la isla, inevitablemente inician una relación amorosa. Tras una semana de mucha pasión, el náufrago le pide a la modelo un favor. “Disfrázate de hombre”, le exige. Ella acepta sin entender demasiado: se pone bigotes y un pantalón largo. Él la toma del hombro y le confiesa: “Amigo, tengo que contarte algo… ¿Sabés con quién me estoy acostando? Con Kim Kardashian!!!”

Acerca de la Dra. Mendoza Burgos

www.dramendozaburgos.com

 

Titulaciones en Psiquiatría General y Psicología Médica, Psiquiatría infanto-juvenil, y Terapia de familia, obtenidas en la Universidad Complutense de Madrid, España.

 

Mi actividad profesional, desde 1,993, en El Salvador, se ha enfocado en dos direcciones fundamentales: una es el ejercicio de la profesión en mi clínica privada; y la segunda es la colaboración con los diferentes medios de comunicación nacionales, y en ocasiones también internacionales, con objeto de extender la conciencia de la necesidad de salud mental, y de apartarla de su tradicional estigma.

 

Fui la primera Psiquiatra infanto-juvenil y Terapeuta familiar acreditada en ejercer dichas especialidades en El Salvador.

 

Ocasionalmente he colaborado también con otras instituciones en sus programas, entre ellas, Ayúdame a Vivir, Ministerio de Educación, Hospital Benjamín Bloom, o Universidad de El Salvador. He sido también acreditada por la embajada de U.S.A. en El Salvador para la atención a su personal. Todo ello me hizo acreedora en 2007, de un Diploma de reconocimiento especial otorgado por la Honorable Asamblea Legislativa de El Salvador, por la labor realizada en el campo de la salud mental. Desde 2008 resido en Florida, Estados Unidos, donde compatibilizo mi actividad profesional con otras actividades.

 

La tecnología actual me ha permitido establecer métodos como video conferencia y teleconferencia, doy consulta a distancia a pacientes en diferentes partes del mundo, lo cual brinda la comodidad para mantener su terapia regularmente aunque esté de viaje. De igual manera permite a aquellos pacientes que viven en ciudades donde los servicios de terapeuta son demasiado altos acceder a ellos. Todo dentro de un ambiente de absoluta privacidad.

 

Trato de orientar cada vez más mi profesión hacia la prevención, y dentro de ello, a la asesoría sobre relaciones familiares y dirección y educación de los hijos, porque después de tantos años de experiencia profesional estoy cada vez más convencida de que el desenvolvimiento que cada persona tiene a lo largo de su vida está muy fuertemente condicionado por la educación que recibió y el ambiente que vivió en su familia de origen, desde que nació, hasta que se hizo adulto o se independizó, e incluso después.

sábado, 10 de febrero de 2024

SALUD MENTAL LA MEJOR HERENCIA FAMILIAR: INTOLERANCIA

Por Dra. Margarita Mendoza Burgos

Hace menos de dos meses, Google homenajeó con un doodle a Diana Sacayán, una activista argentina por los derechos LGTBIQ+. Ella, que fue la primera mujer trans en recibir un documento nacional de identidad con su nuevo género, fue asesinada en 2015 en un crimen de odio que conmocionó a la comunidad trans y a la sociedad argentina. Anteriormente había sido perseguida y encarcelada varias veces por su identidad transexual. Su caso, que no es el único, refleja la intolerancia de género en la que vivimos en estos días.
Por esa razón, y a pesar de que se hace poco para frenarlo, cada vez escuchamos más hablar de intolerancia de género. Básicamente se refiere a la discriminación, prejuicio o animosidad hacia una persona o grupo de personas debido a su género o identidad de género. Estos van más allá de la mera relación sexual y considera usos y costumbres. Muchas personas no aceptan estas variantes y llegan a maltratar a aquellos diferentes.

Se manifiesta de diversas maneras, como la discriminación en el lugar de trabajo, la violencia de género, el acoso sexual, los estereotipos de género negativos y muchas otras formas de trato injusto o desigual basado en el género de una persona.

Afecta a personas de todos los géneros, pero suele ser más pronunciada hacia aquellos que no se ajustan a las normas tradicionales de género o que son percibidos como diferentes en términos de género. Esto incluye a personas transgénero, no binarias y de género diverso, así como a mujeres y hombres que desafían los estereotipos de género convencionales. Por lo general, se rechaza todo lo diferente y en este caso por su aparejamiento con otro tema controversial e incluso tabú: el sexo y la sexualidad.

Es cierto que hay culturas que tienen más tolerancia, sobre las más desarrolladas, abiertas y flexibles, también aquellas donde las leyes protegen a estos diferentes y además hacen cumplir tales leyes.

Un buen ejemplo es Suecia, al que se le considera líder en igualdad de género: ha implementado políticas y programas para promover la igualdad de género en el lugar de trabajo, la política y la sociedad en general. Además, Suecia tiene una amplia legislación que protege los derechos de las personas LGBT+. Otros a la vanguardia son Noruega, Islandia, Canadá y Nueva Zelanda.

En nuestra América Latina estamos bastante lejos, y en cierto modo está relacionado con el machismo. Sin embargo, también afecta a las mujeres diferentes. Pero nuestra sociedad está más abierta a que los hombres salgan del closet a que lo hagan las mujeres.

Sobrevivir en una sociedad así es difícil. Desgraciadamente, a más cerradas las mismas, más sufren las personas diferentes y afrontan más riesgos de enfermedades de transmisión sexual, marginalidad, depresión, conductas peligrosas e incluso hasta el suicidio.

En un informe reciente, las Naciones Unidas explica la problemática así: “están atrapados en una espiral de exclusión y marginación: a menudo son acosados en la escuela, rechazados por su familia, expulsados a la calle y se les niega el acceso al empleo”.

La lucha contra la intolerancia de género es un objetivo importante en la promoción de la igualdad de género y los derechos humanos. Muchas organizaciones y movimientos en todo el mundo trabajan para crear conciencia sobre este problema y abogar por un trato justo y equitativo para todas las personas, independientemente de su género, pero en nuestra región estamos muy lejos de lograrlo.


Acerca de la Dra. Mendoza Burgos

www.dramendozaburgos.com

 

Titulaciones en Psiquiatría General y Psicología Médica, Psiquiatría infanto-juvenil, y Terapia de familia, obtenidas en la Universidad Complutense de Madrid, España.

 

Mi actividad profesional, desde 1,993, en El Salvador, se ha enfocado en dos direcciones fundamentales: una es el ejercicio de la profesión en mi clínica privada; y la segunda es la colaboración con los diferentes medios de comunicación nacionales, y en ocasiones también internacionales, con objeto de extender la conciencia de la necesidad de salud mental, y de apartarla de su tradicional estigma.

 

Fui la primera Psiquiatra infanto-juvenil y Terapeuta familiar acreditada en ejercer dichas especialidades en El Salvador.

 

Ocasionalmente he colaborado también con otras instituciones en sus programas, entre ellas, Ayúdame a Vivir, Ministerio de Educación, Hospital Benjamín Bloom, o Universidad de El Salvador. He sido también acreditada por la embajada de U.S.A. en El Salvador para la atención a su personal. Todo ello me hizo acreedora en 2007, de un Diploma de reconocimiento especial otorgado por la Honorable Asamblea Legislativa de El Salvador, por la labor realizada en el campo de la salud mental. Desde 2008 resido en Florida, Estados Unidos, donde compatibilizo mi actividad profesional con otras actividades.

 

La tecnología actual me ha permitido establecer métodos como video conferencia y teleconferencia, doy consulta a distancia a pacientes en diferentes partes del mundo, lo cual brinda la comodidad para mantener su terapia regularmente aunque esté de viaje. De igual manera permite a aquellos pacientes que viven en ciudades donde los servicios de terapeuta son demasiado altos acceder a ellos. Todo dentro de un ambiente de absoluta privacidad.

 

Trato de orientar cada vez más mi profesión hacia la prevención, y dentro de ello, a la asesoría sobre relaciones familiares y dirección y educación de los hijos, porque después de tantos años de experiencia profesional estoy cada vez más convencida de que el desenvolvimiento que cada persona tiene a lo largo de su vida está muy fuertemente condicionado por la educación que recibió y el ambiente que vivió en su familia de origen, desde que nació, hasta que se hizo adulto o se independizó, e incluso después.

sábado, 13 de enero de 2024

SALUD MENTAL LA MEJOR HERENCIA FAMILIAR: COSMETICOREXIA

Por Dra. Margarita Mendoza Burgos

 

En las últimas décadas, la búsqueda de la belleza y la perfección física ha alcanzado niveles insospechados. La presión social, los estándares de belleza irracionales y la omnipresencia de imágenes retocadas en los medios de comunicación han contribuido al surgimiento de fenómenos preocupantes.


Uno de ellos, sin duda es la cosmeticorexia. Este término, derivado de la unión de "cosmético" y "anorexia", describe una obsesión desmedida por la estética corporal, que puede tener consecuencias negativas tanto para la salud mental como física de quienes la padecen. 

Dicha obsesión por el uso de cosméticos, incluso cuando no tengamos necesidad de utilizarlos, preocupa aún más por un detalle: la edad de inicio está bajando y en los adultos el exceso en el uso de productos está llegando a límites cuestionables. 

En este caso, la tecnología ha contribuido a empeorar la situación, ya que no solo abarca el uso de cosméticos, si no también intervenciones quirúrgicas. La belleza aspirada suele ser idealizada y hasta impersonal, pues pueden verse personas que parecen copias unas de otras, eliminando rasgos característicos que hacían a alguien especial y le daban personalidad.

Un buen ejemplo es el caso de la actriz Jennifer Grey, que saltó a la fama por protagonizar la película Dirty Dancing (1987). Grey, que tenía una nariz grande, decidió hacerse una rinoplastia para “mejorar su aspecto” y así conseguir mejores papeles. El resultado fue un desastre, y no porque el cirujano haya hecho un mal trabajo. Pero el cambio fue tan grande que ya nadie le reconocía, ni siquiera sus compañeros actores.

"Entré al quirófano siendo una celebridad y salí siendo anónima. Fue como entrar en un programa de protección de testigos o ser invisible", contó la actriz tras el desastroso resultado. Pues Grey reconoció que esperaba cambiar su apariencia, pero no hasta el punto de que destruyera su carrera porque nadie reconocía ya a la chica de Dirty Dancing. Perdió su nariz original y con ella se fue su encanto. 

Actualmente vemos niñas y niños de 7 y/o 10 años pidiendo a sus padres operaciones de este tipo, del mismo modo que se han incrementado las compras de cosméticos para dicha edad. Realmente el ser humano es vanidoso per se, pero actualmente se busca una perfección insana, más aún con las imágenes creadas con inteligencia artificial, que son perfectas. Y como digo, se prefiere apariencia a transmisión de carácter con nuestros rasgos.

Las plataformas digitales exhiben constantemente cuerpos "perfectos" y rostros impecables, creando estándares irreales que alimentan la inseguridad y la insatisfacción personal. La presión para cumplir con estos estándares puede llevar a una búsqueda obsesiva de procedimientos estéticos, incluso a riesgo de la salud.

Por lo tanto, es importante que los padres empiecen a darse cuenta que tal vez se han quedado cortos en la educación. Si desde pequeños les indicas a tus hijos del cuidado del cuerpo sano, buena alimentación, higiene e incluso uso de cremitas para el cuerpo - ya no se diga antisolares-, no pensarán tanto en ponerse exceso de maquillaje. Es clave hablarles de la importancia de la cara limpia para evitar comedones, espinillas, infecciones y en la boca; caries. 

Si bien esto ha sido común, se está desbordando en los últimos tiempos por la excesiva exposición que tenemos en las redes sociales y por lo poco que como padres hemos podido lograr al obviar estas pláticas por considerarlas de adultos.

La cosmeticorexia es un fenómeno preocupante que refleja la presión social y cultural desmedida en torno a la estética. Abordar este problema requiere un esfuerzo conjunto de la sociedad, los medios de comunicación, la industria de la belleza y los individuos. Al promover la aceptación personal, la diversidad y la salud mental, podemos trabajar hacia una sociedad que valore la belleza en todas sus formas y dimensiones

Acerca de la Dra. Mendoza Burgos

www.dramendozaburgos.com

 

Titulaciones en Psiquiatría General y Psicología Médica, Psiquiatría infanto-juvenil, y Terapia de familia, obtenidas en la Universidad Complutense de Madrid, España.

 

Mi actividad profesional, desde 1,993, en El Salvador, se ha enfocado en dos direcciones fundamentales: una es el ejercicio de la profesión en mi clínica privada; y la segunda es la colaboración con los diferentes medios de comunicación nacionales, y en ocasiones también internacionales, con objeto de extender la conciencia de la necesidad de salud mental, y de apartarla de su tradicional estigma.

 

Fui la primera Psiquiatra infanto-juvenil y Terapeuta familiar acreditada en ejercer dichas especialidades en El Salvador.

 

Ocasionalmente he colaborado también con otras instituciones en sus programas, entre ellas, Ayúdame a Vivir, Ministerio de Educación, Hospital Benjamín Bloom, o Universidad de El Salvador. He sido también acreditada por la embajada de U.S.A. en El Salvador para la atención a su personal. Todo ello me hizo acreedora en 2007, de un Diploma de reconocimiento especial otorgado por la Honorable Asamblea Legislativa de El Salvador, por la labor realizada en el campo de la salud mental. Desde 2008 resido en Florida, Estados Unidos, donde compatibilizo mi actividad profesional con otras actividades.

 

La tecnología actual me ha permitido establecer métodos como video conferencia y teleconferencia, doy consulta a distancia a pacientes en diferentes partes del mundo, lo cual brinda la comodidad para mantener su terapia regularmente aunque esté de viaje. De igual manera permite a aquellos pacientes que viven en ciudades donde los servicios de terapeuta son demasiado altos acceder a ellos. Todo dentro de un ambiente de absoluta privacidad.

 

Trato de orientar cada vez más mi profesión hacia la prevención, y dentro de ello, a la asesoría sobre relaciones familiares y dirección y educación de los hijos, porque después de tantos años de experiencia profesional estoy cada vez más convencida de que el desenvolvimiento que cada persona tiene a lo largo de su vida está muy fuertemente condicionado por la educación que recibió y el ambiente que vivió en su familia de origen, desde que nació, hasta que se hizo adulto o se independizó, e incluso después.

lunes, 1 de enero de 2024

SALUD MENTAL LA MEJOR HERENCIA FAMILIAR. CONSEJO AÑO NUEVO: LA RANA Y EL AGUA HIRVIENDO

Por Dra. Margarita Mendoza Burgos

En estos últimos días del 2023, y a modo de regalo de fin de año, les dejaré un útil consejo: no se dejen engañar. Abran bien los ojos y no permitan que nadie se entrometa para moldear su personalidad con el único objetivo de embaucarlos al punto de terminar en situaciones incómodas o estafados económicamente. 

Para esto, y a modo de ejemplo, les comparto lo que ocurrió hace un tiempo en una pequeña localidad de Murcia, España. Allí, con la excusa de que se trataba de uno de los puntos energéticos más potentes del mundo, se instaló un centro de meditación que atraía gente de todo el mundo para meditar, cantar en grupo o participar de ceremonias colectivas en honor a los dioses Shiva o Ganesh.

La Fundación Mahasandhi, quien operaba esta estructura liderada por el gurú español José Manuel Cánovas Rivera, se definía como una entidad “sin ánimo de lucro” con el objetivo de crear “un lugar donde converjan distintos puntos de vista”, tanto filosóficos como religiosos o culturales. Pero había algo más...

Cánovas Rivera, que adoptó el nombre de Trascendencia Total, aseguraba haber recibido enseñanzas de distintos lamas y difundía “su sabiduría” a través de eventos varios como retiros espirituales de yoga y meditación o sesiones de voluntariado. El guía espiritual levantó un complejo de 100.000 m2 en un paraje desértico y apartado de manera de poder operar con total libertad.

Sin embargo, lo más curioso es que la Fundación Mahasandhi se dedicaba a la captación de miembros de distintos niveles. Prometían ser el “camino hacia la Verdad Suprema”, pero a cambio tenían que comprometerse a dar una contribución anual de 2.000 euros o 175 euros mensuales “para respaldar los fines de Mahasandhi”. Además, debían “estar dispuestos a hacer contribuciones excepcionales cuando surja la necesidad”, según su página web.

Pero no era simplemente una estafa económica, de las cuales abundan desde siempre. La organización obtenía de sus miembros "trabajo gratuito, dinero y bienes", pero además lo hacía usando "sustancias psicotrópicas y tóxicas". José Manuel fabricaba unos "elixires milagrosos" que suministraba a sus fieles y también vendía en plataformas online. Algunos de sus adeptos aseguran que solía darles "unas gotas de un producto que desconocían". 

Tras muchas denuncias, allanamientos y la detención de su líder, encontraron 180 kilos de mercurio, un metal altamente tóxico que utilizaba como ingrediente en sus elixires. Además, 90.000 euros en billetes, un revólver, una colección de armas blancas, múltiples enseres para la práctica de la "alquimia" y 19 kilos de marihuana. 

Entre las prácticas habituales, había mutilaciones, castigos físicos y ritos sexuales, que formaban parte de las técnicas de manipulación coercitiva que el gurú utilizaba para someterlos, siempre con la excusa del progreso de su espiritualidad. La obediencia al líder era incuestionable, por lo que ingerían lo que él les diera, sin siquiera preguntar.

Esto nos lleva irremediablemente a recordar la fábula de la rana y el agua hirviendo. ¿La recuerdan? Si alguien pone a una rana en agua hirviendo, esta va a querer escapar inmediatamente o morirá allí. No obstante, si se mete en agua a temperatura normal, pero se va calentando el agua gradualmente la rana se quedará tranquila y morirá sin darse cuenta.

En un mundo lleno de estafadores y falsos mesías, estamos expuestos todo el tiempo a que nos suceda lo de la rana. Mi consejo de fin de año es que no nos dejemos engañar ni manipular: "Recordemos a la rana y no dejemos que poco a poco nos vayan hirviendo el agua".

 

Acerca de la Dra. Mendoza Burgos

www.dramendozaburgos.com

 

Titulaciones en Psiquiatría General y Psicología Médica, Psiquiatría infanto-juvenil, y Terapia de familia, obtenidas en la Universidad Complutense de Madrid, España.

 

Mi actividad profesional, desde 1,993, en El Salvador, se ha enfocado en dos direcciones fundamentales: una es el ejercicio de la profesión en mi clínica privada; y la segunda es la colaboración con los diferentes medios de comunicación nacionales, y en ocasiones también internacionales, con objeto de extender la conciencia de la necesidad de salud mental, y de apartarla de su tradicional estigma.

 

Fui la primera Psiquiatra infanto-juvenil y Terapeuta familiar acreditada en ejercer dichas especialidades en El Salvador.

 

Ocasionalmente he colaborado también con otras instituciones en sus programas, entre ellas, Ayúdame a Vivir, Ministerio de Educación, Hospital Benjamín Bloom, o Universidad de El Salvador. He sido también acreditada por la embajada de U.S.A. en El Salvador para la atención a su personal. Todo ello me hizo acreedora en 2007, de un Diploma de reconocimiento especial otorgado por la Honorable Asamblea Legislativa de El Salvador, por la labor realizada en el campo de la salud mental. Desde 2008 resido en Florida, Estados Unidos, donde compatibilizo mi actividad profesional con otras actividades.

 

La tecnología actual me ha permitido establecer métodos como video conferencia y teleconferencia, doy consulta a distancia a pacientes en diferentes partes del mundo, lo cual brinda la comodidad para mantener su terapia regularmente aunque esté de viaje. De igual manera permite a aquellos pacientes que viven en ciudades donde los servicios de terapeuta son demasiado altos acceder a ellos. Todo dentro de un ambiente de absoluta privacidad.

 

Trato de orientar cada vez más mi profesión hacia la prevención, y dentro de ello, a la asesoría sobre relaciones familiares y dirección y educación de los hijos, porque después de tantos años de experiencia profesional estoy cada vez más convencida de que el desenvolvimiento que cada persona tiene a lo largo de su vida está muy fuertemente condicionado por la educación que recibió y el ambiente que vivió en su familia de origen, desde que nació, hasta que se hizo adulto o se independizó, e incluso después.