sábado, 15 de junio de 2024

SALUD MENTAL LA MEJOR HERENCIA FAMILIAR: SUEÑO Y SU CALIDAD

Por Dra. Margarita Mendoza Burgos


Respirar, comer y dormir son tres funciones biológicas esenciales para el cuerpo humano. Sin embargo, mientras que es imposible vivir sin respirar y sin comer, hay muchos que intentan sobrevivir durmiendo poco y mal. Es un problema de enormes dimensiones. En la sociedad moderna, donde el ritmo de vida es frenético y las demandas son constantes, se tiende a subestimar la importancia de dormir bien. Grave error. Se trata de uno de los pilares básicos de la salud corporal y mental.


Además, hay que aclarar que nuestra forma de dormir y la cantidad cambia en las diferentes etapas de la vida. De niño se suele dormir bastante y bien, por lo que ante la primera disfunción habrá que recurrir al pediatra. Entre los 3 y 5 años, por ejemplo, lo normal es que duerman entre 10 y 13 horas por día, incluyendo las siestas.

A medida que se crece, el púber y luego el adolescente ya presentan problemas para dormir, dependiendo del impacto de las características de su vida a esa edad. En general, estarán más cansados y necesitarán dormir más. En el adulto, y a medida que envejecemos, el sueño se va volviendo más escaso y menos profundo.

Durante el sueño, nuestro cuerpo lleva a cabo una serie de procesos de reparación y regeneración. Las células dañadas se reparan, los tejidos musculares se reconstruyen y el sistema inmunológico se fortalece. Además, el sueño adecuado es crucial para la consolidación de la memoria y el aprendizaje.

En la fase de sueño profundo, el cerebro procesa y almacena la información recopilada durante el día, lo que mejora nuestra capacidad para recordar y aprender nuevas habilidades. Es importante recalcar lo de la profundidad del sueño, que depende de muchos factores: edad, problemas, salud o enfermedad. 

Las mujeres duermen menos profundamente luego de tener niños y no suele volver a dormir con la misma intensidad nunca. También el sueño y su profundidad se ven influidos por los medicamentos, ya sea que estos sean específicos para dormir o no. La ciencia, a través de los medicamentos, ha ayudado a mejorar el sueño. Pero los medicamentos deben ser administrados luego que se han tratado todas las medidas anteriores. Además, no se recomienda consumirlo todas las noches para no provocar una dependencia.

No solo hay que mencionar la cantidad de sueño, sino también de la calidad. No es lo mismo dormir de día que de noche. El sueño nocturno es el más apropiado y cuando por trabajo o clima este no se puede desarrollar por la noche, aparecen problemáticas que pueden llevar hasta la depresión, la obesidad, diabetes e incluso la muerte. Los países que tienen largos periodos de sol y de noche, como los escandinavos, no son los mejores para la higiene del sueño. 

El acto del buen dormir requiere de varias cosas. Lo más importante es crear un entorno propicio para dormir, además de fijar una rutina. En lo posible, evitar dormir siestas, no consumir cafeína ni nicotina en las últimas horas del día y no excederse en el consumo de bebidas alcohólicas por la noche. Hacer actividad física temprano también ayuda.
 

Acerca de la Dra. Mendoza Burgos

www.dramendozaburgos.com

 

Titulaciones en Psiquiatría General y Psicología Médica, Psiquiatría infanto-juvenil, y Terapia de familia, obtenidas en la Universidad Complutense de Madrid, España.

 

Mi actividad profesional, desde 1,993, en El Salvador, se ha enfocado en dos direcciones fundamentales: una es el ejercicio de la profesión en mi clínica privada; y la segunda es la colaboración con los diferentes medios de comunicación nacionales, y en ocasiones también internacionales, con objeto de extender la conciencia de la necesidad de salud mental, y de apartarla de su tradicional estigma.

 

Fui la primera Psiquiatra infanto-juvenil y Terapeuta familiar acreditada en ejercer dichas especialidades en El Salvador.

 

Ocasionalmente he colaborado también con otras instituciones en sus programas, entre ellas, Ayúdame a Vivir, Ministerio de Educación, Hospital Benjamín Bloom, o Universidad de El Salvador. He sido también acreditada por la embajada de U.S.A. en El Salvador para la atención a su personal. Todo ello me hizo acreedora en 2007, de un Diploma de reconocimiento especial otorgado por la Honorable Asamblea Legislativa de El Salvador, por la labor realizada en el campo de la salud mental. Desde 2008 resido en Florida, Estados Unidos, donde compatibilizo mi actividad profesional con otras actividades.

 

La tecnología actual me ha permitido establecer métodos como video conferencia y teleconferencia, doy consulta a distancia a pacientes en diferentes partes del mundo, lo cual brinda la comodidad para mantener su terapia regularmente aunque esté de viaje. De igual manera permite a aquellos pacientes que viven en ciudades donde los servicios de terapeuta son demasiado altos acceder a ellos. Todo dentro de un ambiente de absoluta privacidad.

 

Trato de orientar cada vez más mi profesión hacia la prevención, y dentro de ello, a la asesoría sobre relaciones familiares y dirección y educación de los hijos, porque después de tantos años de experiencia profesional estoy cada vez más convencida de que el desenvolvimiento que cada persona tiene a lo largo de su vida está muy fuertemente condicionado por la educación que recibió y el ambiente que vivió en su familia de origen, desde que nació, hasta que se hizo adulto o se independizó, e incluso después.

sábado, 8 de junio de 2024

SALUD MENTAL LA MEJOR HERENCIA FAMILIAR: LO PROHIBIDO ATRAE

Por Dra. Margarita Mendoza Burgos

 

Hay una ley en la vida que es infalible: prohíbe algo y lo harás exitoso. Si no, basta con conocer la historia de la papa. Este tubérculo que los exploradores de las Américas llevaron a Europa al principio era un producto para eliminar las hambrunas que asolaban al continente. En Francia, por ejemplo, la papa que había llegado se empleaba esencialmente como alimento para el ganado o como abono.

Además, los europeos la consideraban poco apetecible y, en algunos casos, incluso peligrosa para la salud. Sin embargo, la percepción de la papa cambió gracias a una operación de marketing cuando ni siquiera existía esa palabra. Todo por Antoine Augustin Parmentier, un agrónomo y farmacéutico francés del siglo XVIII. Él, que fue prisionero de guerra en Prusia, sobrevivió al cautiverio en gran parte gracias a la papa, lo que le permitió reconocer su valor nutricional.

Parmentier empleó estrategias innovadoras para cambiar la percepción de las papas. Por ejemplo, organizó banquetes donde se servían platos elaborados con papa, a menudo invitando a figuras influyentes de la sociedad y la realeza. Además, cultivó papas en campos a las afueras de París y puso guardias para vigilar las cosechas, sabiendo que esto despertaría la curiosidad y el interés de los campesinos. Es decir, convirtió algo desechado en un producto deseado justamente por estar fuera del alcance popular.

Lo prohibido y lo inalcanzable atrae. Simple. Aquello que se hace misterioso, a la mano de unos pocos, intriga y nos hace elucubrar pensando en por qué se nos oculta o niega. Lo prohibido atrae al ser humano desde el principio de los tiempos, así cayeron Adán y Eva en el paraíso con la famosa manzana.

Sin embargo, muchas cosas prohibidas, cuando se explican con sus pros y contras, sus peligros o beneficios limitados, se vuelve más manejable y controlable y no un culto de objeto para ser transgredido

En este caso, parte del marketing se hace en los hogares, cuando tratando de evitar aquellas cosas que pensamos pueden dañar a nuestros hijos, no las hablamos y mostramos, al menos para explicar y hacer ver esos pros y contras. Por el contrario, las callamos ante un silencio cómplice de sociedad que nos lo presenta como algo bueno y por eso prohibido, ya que solo es para disfrute de unos pocos favorecidos.

En este caso, no son las influencias educativas y buenas, sino a aquellas que abundan más: lo negativo, pernicioso, porque genera ganancias y o placer a personas inescrupulosas, como el sexo y las drogas.

Así sucede con las drogas, el hecho de que estén prohibidas genera más atracción. Tampoco la clave total es legalizarlas; pues sin debida educación y concientización podría darse solamente un incremento de su uso.

Desgraciadamente, esto conlleva esfuerzo y tiempo y los promotores de lo malo son más rápidos que los esfuerzos gubernamentales, por eso es importante educar en el hogar, pero no solamente de palabra y o con tabúes, sino con el ejemplo.

En definitiva, más allá de la curiosidad innata del ser humano, existe algo llamado reactancia psicológica. Es una teoría del psicólogo Jack Brehm, que en 1966 observó que cuando las personas perciben que su libertad para elegir está siendo restringida, sienten una fuerte motivación para recuperar esa libertad. Esto puede hacer que lo prohibido sea más atractivo simplemente porque está fuera de su alcance

Moraleja: Cuanto más prohíbas algo, más será el interés de probarlo; mejor es dar educación y enseñar los peligros.
 

Acerca de la Dra. Mendoza Burgos

www.dramendozaburgos.com

 

Titulaciones en Psiquiatría General y Psicología Médica, Psiquiatría infanto-juvenil, y Terapia de familia, obtenidas en la Universidad Complutense de Madrid, España.

 

Mi actividad profesional, desde 1,993, en El Salvador, se ha enfocado en dos direcciones fundamentales: una es el ejercicio de la profesión en mi clínica privada; y la segunda es la colaboración con los diferentes medios de comunicación nacionales, y en ocasiones también internacionales, con objeto de extender la conciencia de la necesidad de salud mental, y de apartarla de su tradicional estigma.

 

Fui la primera Psiquiatra infanto-juvenil y Terapeuta familiar acreditada en ejercer dichas especialidades en El Salvador.

 

Ocasionalmente he colaborado también con otras instituciones en sus programas, entre ellas, Ayúdame a Vivir, Ministerio de Educación, Hospital Benjamín Bloom, o Universidad de El Salvador. He sido también acreditada por la embajada de U.S.A. en El Salvador para la atención a su personal. Todo ello me hizo acreedora en 2007, de un Diploma de reconocimiento especial otorgado por la Honorable Asamblea Legislativa de El Salvador, por la labor realizada en el campo de la salud mental. Desde 2008 resido en Florida, Estados Unidos, donde compatibilizo mi actividad profesional con otras actividades.

 

La tecnología actual me ha permitido establecer métodos como video conferencia y teleconferencia, doy consulta a distancia a pacientes en diferentes partes del mundo, lo cual brinda la comodidad para mantener su terapia regularmente aunque esté de viaje. De igual manera permite a aquellos pacientes que viven en ciudades donde los servicios de terapeuta son demasiado altos acceder a ellos. Todo dentro de un ambiente de absoluta privacidad.

 

Trato de orientar cada vez más mi profesión hacia la prevención, y dentro de ello, a la asesoría sobre relaciones familiares y dirección y educación de los hijos, porque después de tantos años de experiencia profesional estoy cada vez más convencida de que el desenvolvimiento que cada persona tiene a lo largo de su vida está muy fuertemente condicionado por la educación que recibió y el ambiente que vivió en su familia de origen, desde que nació, hasta que se hizo adulto o se independizó, e incluso después.