Mostrando entradas con la etiqueta Columnas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Columnas. Mostrar todas las entradas

sábado, 13 de octubre de 2018

SALUD MENTAL LA MEJOR HERENCIA FAMILIAR: EL POR QUE DE LOS SUICIDIOS


Por Dra. Margarita Mendoza Burgos


El tema del suicidio siempre es incómodo y genera controversias, pero en pocos países es un tabú como en El Salvador. Por ser algo que no permiten las religiones, muchos prefieren evitar hablar de ello. Parece que lo único que queda es la resignación y el silencio, como si no pudiéramos hacer nada por la víctima. Antes, incluso, la Iglesia no permitía enterrar a los suicidas en los cementerios, por lo que generalmente acaba haciéndose en forma clandestina. 

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, cerca de 800,000 personas se suicidan cada año. Además, un estudio reciente demuestra que fue la segunda causa principal de defunción en el rango entre 15 a 29 años en todo el mundo. Otros detalles: más del 79% de los suicidios en todo el mundo tuvieron lugar en países de ingresos bajos y medianos. Allí figuran Polonia, Ucrania, Sudán, Bután, Zimbabwe y Bielorrusia. 

La primera interrogante a responder es qué lleva a una persona a querer quitarse la vida. A la persona le invade una extraña sensación de que ya no hay esperanza. Esto suele ir acompañado de la terminación abrupta de una relación sentimental, la muerte de un ser querido, la depresión, caída de la autoestima, una enfermedad terminal… 

En jóvenes y niños suelen ser "reacciones en cortocircuito", es decir cargadas de impulsividad. Estos suicidas aún no tienen una idea clara de que la muerte es intemporal. De alguna manera, para ellos el intento de quitarse la vida es una forma de expresar que algo no está bien, y así debemos tomarlo los adultos. Sin embargo, muchas veces logran consumarlo ya que los métodos utilizados son más agresivos, sobre todo en los varones, y no tienen una idea muy clara de la irreversibilidad. Ahora se ha puesto de moda el ahorcamiento en ambos sexos. 

Los síntomas de un suicida no son tan fáciles de detectar, pero igualmente hay algunas actitudes que pueden encender las alarmas: el cambio de humor, que dejen de hacer lo que antes les gustaba, el secretismo, el hablar mucho de la muerte, manifestaciones recurrentes sobre el deseo de no vivir, que no disfruten de las cosas rutinarias… 

El suicidio entre los adolescentes ha tenido un aumento considerable en los últimos años; pero al margen de las cifras ascendentes a nivel global, lo que más impacta es su visibilidad, que se ha multiplicado con el auge de las redes sociales. Debido a esto suelen haber más suicidios en cadena. Recientemente, el tema cobró mucha vigencia a raíz de una serie de Netflix llamada “13 reasons why”, que trata sobre una adolescente cargada de problemas que decide quitarse la vida, pero antes deja una serie de grabaciones explicando los motivos. 

Hay quienes atribuyen este incremento de suicidios entre adolescentes al bullying y la discriminación. Es uno de los factores, sin duda. Pero antes éstos también existían. Quizás las diferencia sea la solidez del núcleo familiar. La irrupción de los modernos teléfonos celulares y el poder de las redes sociales -donde se comparte los bueno y lo malo- son un factor clave para minar la armonía familiar. Y entonces, el adolescente cada vez está más solo, y con mayor riesgo de caer en compañías inapropiadas, frecuentemente compañías virtuales. 

En los círculos sociales más altos, noticias relacionadas al suicidio suelen evadirse, aunque de boca en boca termina conociéndose. En las clases humildes es más difícil ocultarlo, ya que son noticias que llevan un gran interés para la gente. El principal problema de El Salvador es que, por el mismo tabú, no existe una campaña de prevención y ayuda suficiente para el suicida. La prevención debería venir desde la niñez y a estas edades es un tema prohibido. 

Recuerdo una representación teatral en el colegio de mis hijos, sobre la obra “La casa de Bernarda Alba” en la cual el pasaje donde acontece un suicidio fue censurado por la dirección. Recuerdo también que en una ocasión estaba en una reunión de compañeras escolares y pregunté por alguien a quien apreciaba mucho. Me callaron. No se podía hablar de su muerte, y mucho menos de la forma. 
Callar, ocultar, omitir… No sirve de nada, al contrario. Lo único que ayuda es una buena campaña para persuadir a los suicidas. Muchos son reincidentes y al final acaban lográndolo luego de varios intentos. Por eso es importante actuar sobre el paciente. Existen terapias, medicamentos, se pueden mejorar las situaciones familiares, solidificar el grupo de amigos. En síntesis, todo lo que nos aleje de la soledad y nos eleve la autoestima.

Acerca de la Dra. Mendoza Burgos
Consultas on line www.dramendozaburgos.com

Titulaciones en Psiquiatría General y Psicología Médica, Psiquiatría infantojuvenil, y Terapia de familia, obtenidas en la Universidad Complutense de Madrid, España.

Mi actividad profesional, desde 1,993, en El Salvador, se ha enfocado en dos direcciones fundamentales: una es el ejercicio de la profesión en mi clínica privada; y la segunda es la colaboración con los diferentes medios de comunicación nacionales, y en ocasiones también internacionales, con objeto de extender la conciencia de la necesidad de salud mental, y de apartarla de su tradicional estigma.

Fui la primera Psiquiatra infanto-juvenil y Terapeuta familiar acreditada en ejercer dichas especialidades en El Salvador.

Ocasionalmente he colaborado también con otras instituciones en sus programas, entre ellas, Ayúdame a Vivir, Ministerio de Educación, Hospital Benjamín Bloom, o Universidad de El Salvador. He sido también acreditada por la embajada de U.S.A. en El Salvador para la atención a su personal. Todo ello me hizo acreedora en 2007, de un Diploma de reconocimiento especial otorgado por la Honorable Asamblea Legislativa de El Salvador, por la labor realizada en el campo de la salud mental. Desde 2008 resido en Florida, Estados Unidos, donde compatibilizo mi actividad profesional con otras actividades.

La tecnología actual me ha permitido establecer métodos como video conferencia y teleconferencia, doy consulta a distancia a pacientes en diferentes partes del mundo, lo cual brinda la comodidad para mantener su terapia regularmente aunque esté de viaje. De igual manera permite a aquellos pacientes que viven en ciudades donde los servicios de terapeuta son demasiado altos acceder a ellos. Todo dentro de un ambiente de absoluta privacidad.

Trato de orientar cada vez más mi profesión hacia la prevención, y dentro de ello, a la asesoría sobre relaciones familiares y dirección y educación de los hijos, porque después de tantos años de experiencia profesional estoy cada vez más convencida de que el desenvolvimiento que cada persona tiene a lo largo de su vida está muy fuertemente condicionado por la educación que recibió y el ambiente que vivió en su familia de origen, desde que nació, hasta que se hizo adulto o se independizó, e incluso después.

Estoy absolutamente convencida del rol fundamental que juega la familia en lo que cada persona es o va a ser en el futuro.

sábado, 1 de septiembre de 2018

SALUD MENTAL LA MEJOR HERENCIA FAMILIAR: NUESTRA RELACION CON LA COMIDA


Por Dra. Margarita Mendoza Burgos

Las películas, especialmente las de Hollywood, nos han enseñado que la depresión femenina, sobre todo en mujeres entre 28 y 40 años, se combate comiendo. Y más si es sola, frente a la TV, consumiendo un enorme bote de helado o uno de grasosa comida china. La primera imagen que se nos viene a la mente seguramente es la del sufrido personaje de El Diario de Bridget Jones, siempre en problemas sentimentales.

En fin, eso no es un mito ni un cliché. En términos generales es bastante cierto. El hecho de comer nos pone  felices y lo asociamos a nuestras primeros años, cuando nuestra madre nos alimentaba y nos reconfortaba... Alguna madres, incluso, utilizan en exceso este recurso, algo que también se suele aplicar en las guarderías. Por supuesto que no es un paliativo, es simplemente un modo de pasar el mal momento.

Tampoco ayuda utilizar la comida como premio o incentivo de forma constante, para los niños. Básicamente, lo mejor es usar diferentes motivaciones como salidas, compra de algo que les agrade y el alabar el esfuerzo. A medida que crezcan y maduren, sobre todo la satisfacción personal, de culminar metas y lograr objetivos.

En otros casos, en cambio, un mal momento genera el efecto contrario: se cierra el estómago y desaparece el  apetito. Esta suele ocurrir en gente más "orgánica", menos emocionalmente asociada a la idea que comida= satisfacción y bienestar.

En el factor orgánico el organismo rechaza la acción de alimentarse en una primera etapa de un problema, ya  que dirige, toda su atención a la resolución del problema, pero si la persona asocia la comida inicialmente a confort, se dirigirá primero a llenarse de la misma. El mecanismo interno que nos lleva a comer compulsivamente en estas situaciones es: Una compensación al hecho indeseable o traumático a través de la comida.

Podemos, en cierto modo, asociar la obesidad a la tristeza o la angustia. Como decimos, si esa sensación de  soledad “se resuelve” a través de la comida, entramos en una peligrosa espiral. Porque luego vendrá la angustia ligada al aumento de peso y la tristeza subsecuente, sin que se pueda romper fácilmente ese círculo vicioso.

Se necesita una nueva educación o entrenamiento para cambiar este recurso de comer por otro más adecuado para  canalizar nuestra frustración sin sentirnos culpables luego. 

Existen terapias de modificación de conducta para esto, como si se tratara de una adicción. De hecho, para  muchos humanos la comida se vuelve una adicción.

Ese peligroso círculo vicioso puede provocar, incluso, posteriores desórdenes alimenticios en una persona,  sobretodo cuando en casa se gira alrededor de las dietas, esquemas corporales estereotipados, y además no se fomenta el ejercicio.

Además de la comida, los estados de tristeza pueden desembocar en otras adicciones como  beber en exceso, fumar, juegos de azar o la compra compulsiva de ropa, especialmente en el caso de las mujeres. Esto no hace otra cosa que alimentar el círculo vicioso, ya que probablemente la ropa no le quedará como desean y el proceso se vuelve autodestructivo.
Acerca de la Dra. Mendoza Burgos
Consultas on line

Titulaciones en Psiquiatría General y Psicología Médica, Psiquiatría infantojuvenil, y Terapia de familia, obtenidas en la Universidad Complutense de Madrid, España.

Mi actividad profesional, desde 1,993, en El Salvador, se ha enfocado en dos direcciones fundamentales: una es el ejercicio de la profesión en mi clínica privada; y la segunda es la colaboración con los diferentes medios de comunicación nacionales, y en ocasiones también internacionales, con objeto de extender la conciencia de la necesidad de salud mental, y de apartarla de su tradicional estigma.

Fui la primera Psiquiatra infanto-juvenil y Terapeuta familiar acreditada en ejercer dichas especialidades en El Salvador.

Ocasionalmente he colaborado también con otras instituciones en sus programas, entre ellas, Ayúdame a Vivir, Ministerio de Educación, Hospital Benjamín Bloom, o Universidad de El Salvador. He sido también acreditada por la embajada de U.S.A. en El Salvador para la atención a su personal. Todo ello me hizo acreedora en 2007, de un Diploma de reconocimiento especial otorgado por la Honorable Asamblea Legislativa de El Salvador, por la labor realizada en el campo de la salud mental. Desde 2008 resido en Florida, Estados Unidos, donde compatibilizo mi actividad profesional con otras actividades.

La tecnología actual me ha permitido establecer métodos como video conferencia y teleconferencia, doy consulta a distancia a pacientes en diferentes partes del mundo, lo cual brinda la comodidad para mantener su terapia regularmente aunque esté de viaje. De igual manera permite a aquellos pacientes que viven en ciudades donde los servicios de terapeuta son demasiado altos acceder a ellos. Todo dentro de un ambiente de absoluta privacidad.

Trato de orientar cada vez más mi profesión hacia la prevención, y dentro de ello, a la asesoría sobre relaciones familiares y dirección y educación de los hijos, porque después de tantos años de experiencia profesional estoy cada vez más convencida de que el desenvolvimiento que cada persona tiene a lo largo de su vida está muy fuertemente condicionado por la educación que recibió y el ambiente que vivió en su familia de origen, desde que nació, hasta que se hizo adulto o se independizó, e incluso después.

Estoy absolutamente convencida del rol fundamental que juega la familia en lo que cada persona es o va a ser en el futuro.

sábado, 18 de agosto de 2018

SALUD MENTAL LA MEJOR HERENCIA FAMILIAR: Y LOS AMIGOS DEL ADICTO?


Por Dra. Margarita Mendoza Burgos
 

“Dime con quién andas y te diré quién eres”. El dicho, por viejo, no pierde vigencia. Las compañías -malas y buenas- siempre son un factor fundamental en el comportamiento del ser humano por la influencia que generan. 

El entorno de una persona, y esto incluye a amigos y círculo familiar, es clave. Lo pensaba mientras leía la noticia de los graves problemas adictivos de la cantante Demi Lovato, que tuvo que ser ingresada en una clínica de Los Ángeles después de que en una fiesta organizada en su propia mansión sufriera una sobredosis de heroína y quedara inconsciente. 


Sobran ejemplos de famosos que acabaron mal: Michael Jackson, Whitney Houston, Amy Winehouse, etc.… 

Definitivamente, las malas influencias pueden acabar en la muerte. Nuestros amigos suelen compartir nuestros gustos y viceversa, sobre todo a tempranas edades, pero cuando estos “gustos” se transforman en vicios o adicciones compartidas puede ser un problema, sobre todo porque en esa área no se madura lo suficiente. 

Por intentar imitar al líder del grupo o tratar de ser parte de algo, a veces se hacen cosas indebidas. Es, también, una forma de ganar confianza dentro del círculo de amigos siendo más atrevidos que nadie. 

Basta ver, por ejemplo, los recientes retos virales que desgraciadamente hasta muchos adultos, deseosos de fama y con poco sentido común, están copiando. 

Uno de los roles de los padres es alejar estas malas influencias. A más temprana edad es más fácil: solo se le aleja del grupo y se les va introduciendo a otros. 

Sin embargo, a mayor edad es más difícil y muchas veces imposible, por eso las rehabilitaciones pasan por "separar obligatoriamente" a los adictos en la misma y la recomendación es hacerlo de por vida”. Los padres deben dar mucho ejemplo, pero a veces ellos mismos también son adictos a las drogas. 

Generar buenos hábitos y rutinas es una buena manera de esquivar el riesgo de las adicciones. Si por algo es que los jóvenes famosos como Demi Lovato terminan cayendo en la tentación de las drogas es por la vida desordenada que les impone el ritmo de la profesión: giras, viajes, sesiones eternas de grabación, fiestas. 

Pero si los padres hubiesen tenido más presencia y conocieran mejor estos peligros, sería más fácil hacer el camino al estrellato sin estrellarse uno mismo. 

También vemos bastantes ejemplos de esto, pero son menos publicitados. Actualmente empiezan a aparecer muchos reality shows que desprestigian la verdadera y buena comunicación entre padres e hijos y la convierten en algo de morbo, exageración y risa. Está bien educar con alegría, pero también con discreción y buen tino. 

A veces no alcanza solo con la acción de los padres y se necesita a un especialista. El problema es que la mayoría de los padres creen ser expertos en la materia de la crianza solamente por el hecho de ser padres. 

En general es algo más complicado y se requiere de un profesional, ya que cuando como padres somos parte del problema es más complicado tomar distancia y verlo de forma imparcial. 

Todo el tiempo vemos celebridades en problemas de drogas. El episodio de Demi Lovato es simplemente el más reciente. Eso envía a los jóvenes un mensaje que puede ser interpretado de dos maneras diametralmente opuestas.

El primero es que si ella lo hace, está bien, es “cool”, y por lo tanto es digna de ser imitada. Por otro, si se le ve con más madurez, es una advertencia pública del mal efecto que causan las drogas, incluso si eres una persona famosa.


Acerca de la Dra. Mendoza Burgos
Consultas on line

Titulaciones en Psiquiatría General y Psicología Médica, Psiquiatría infantojuvenil, y Terapia de familia, obtenidas en la Universidad Complutense de Madrid, España.

Mi actividad profesional, desde 1,993, en El Salvador, se ha enfocado en dos direcciones fundamentales: una es el ejercicio de la profesión en mi clínica privada; y la segunda es la colaboración con los diferentes medios de comunicación nacionales, y en ocasiones también internacionales, con objeto de extender la conciencia de la necesidad de salud mental, y de apartarla de su tradicional estigma.

Fui la primera Psiquiatra infanto-juvenil y Terapeuta familiar acreditada en ejercer dichas especialidades en El Salvador.

Ocasionalmente he colaborado también con otras instituciones en sus programas, entre ellas, Ayúdame a Vivir, Ministerio de Educación, Hospital Benjamín Bloom, o Universidad de El Salvador. He sido también acreditada por la embajada de U.S.A. en El Salvador para la atención a su personal. Todo ello me hizo acreedora en 2007, de un Diploma de reconocimiento especial otorgado por la Honorable Asamblea Legislativa de El Salvador, por la labor realizada en el campo de la salud mental. Desde 2008 resido en Florida, Estados Unidos, donde compatibilizo mi actividad profesional con otras actividades.

La tecnología actual me ha permitido establecer métodos como video conferencia y teleconferencia, doy consulta a distancia a pacientes en diferentes partes del mundo, lo cual brinda la comodidad para mantener su terapia regularmente aunque esté de viaje. De igual manera permite a aquellos pacientes que viven en ciudades donde los servicios de terapeuta son demasiado altos acceder a ellos. Todo dentro de un ambiente de absoluta privacidad.

Trato de orientar cada vez más mi profesión hacia la prevención, y dentro de ello, a la asesoría sobre relaciones familiares y dirección y educación de los hijos, porque después de tantos años de experiencia profesional estoy cada vez más convencida de que el desenvolvimiento que cada persona tiene a lo largo de su vida está muy fuertemente condicionado por la educación que recibió y el ambiente que vivió en su familia de origen, desde que nació, hasta que se hizo adulto o se independizó, e incluso después.

Estoy absolutamente convencida del rol fundamental que juega la familia en lo que cada persona es o va a ser en el futuro.

sábado, 4 de agosto de 2018

SALUD MENTAL LA MEJOR HERENCIA FAMILIAR: NO A LA INTOLERANCIA DE GÉNERO


Por Dra. Margarita Mendoza Burgos
Hace unos días se dio en Argentina un caso que merece la atención y que nos llama a la reflexión. Por primera vez la Justicia contempló un homicidio "calificado por odio a la identidad de género" y sentenció a cadena perpetua al asesino, Gabriel Marino. La víctima fue Diana Sacayán, líder del movimiento LGBTIQ, a quien asesinaron con 13 puñaladas por su condición de travesti en el año 2015. 

No es necesario llegar a casos extremos como un asesinato para darnos cuenta hasta qué punto está instalada la intolerancia de género en la sociedad moderna. Por supuesto que hay modos de combatirla y deberíamos empezar desde la niñez, hablando de ello con nuestros hijos, sean del género que sean. Debemos inculcarles el respeto a las diferencias y ver cómo éstas nos enriquecen, lejos de separarnos. El peor ejemplo que podemos dar es burlarnos de los que son “diferentes”, como si estuviéramos tan seguros de que nosotros no somos también diferentes en algo, en lo que sea. 

Estoy convencida de que el odio de género existe porque las propias madres crían a sus hijos varones con la idea de que ellos son "especiales" y que las mujeres no valen nada si no tienen un hombre al lado. De a poco se va consolidando el concepto de que la gran misión de una mujer es atender a los hombres, al punto que al casarse casi todas pierden el apellido y pasan a ser “de” (del esposo, claro). En muchos casos, especialmente en los hogares machistas, vemos tratos desiguales entre el hombre y la mujer de parte de los padres, y hasta se escuchan barbaridades como que las mujeres son "estuche de caballero". 

En El Salvador ahora escuchamos cada vez con más frecuencia la palabra “feminicidio” en los medios de comunicación. Es algo que ahora ha cobrado más relevancia y por lo tanto se le da más publicidad. Sin ninguna duda antes también ocurrían estos hechos, solo que pasaban inadvertidos. Sin embargo, el evidente aumento de feminicidios en el país puede obedecer a un factor de imitación debido a la “mediatización” de los medios (disculpen la redundancia), y a que, además, muchos de los culpables salen libres o con condenas risibles. Por eso, en la medida que se capturen a los responsables y las condenas sean adecuadas podrían reducirse los casos, ya que la sensación de impunidad está siempre latente. 

Insisto en que la violencia de género siempre ha existido y tiene mucho que ver con la idiosincrasia femenina, que va aceptando el maltrato hasta que éste llega a grados insostenibles de violencia, incluso a la muerte. También me ha llamado la atención que muchos hombres están quejándose de la publicidad que se le dan a los feminicidios y la poca atención a las muertes de varones. Honestamente, la violencia de género es igual para ambos géneros, pero, honestamente, casi el 100% de muertes de varones se deben a múltiples razones, sobre todo maras, que no tienen que ver con violencia de género. 

Definitivamente no hay campañas lo suficientemente efectivas para frenar la violencia de género, y el principal problema es que no profundizan en el cambio. Por lo general son mensajes vacíos, y las mismas mujeres mantenemos el status quo, ya que no los aplicamos. Las mujeres no somos unidas, nos crían sintiéndonos rivales de otras mujeres, que nos importe más la apariencia que lo que valemos de fondo, que sintamos que no valemos porque envejecemos... ¿Y acaso los hombres no envejecen? Nos educaron para sentirnos mal por ser exigentes y perfeccionistas. Como jefes, por lo mismos que a ellos los tildamos de acuciosos y excelentes, a nosotras, en cambio, se nos tilda de neuróticas. 

Si las mujeres estamos en problemas en El Salvador, ni hablar de la comunidad LGTB (Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales). Aun queda mucho por hacer. La religión ayuda poco y las familias suelen ver como una desgracia el hecho de tener a alguien con alguna de estas condiciones. No se acepta lo que es diferente y lo rechazamos, por eso muchas personas lo ocultan y prefieren llevar una doble vida. 

Este rechazo es algo cultural... La cultura latina es altamente temerosa y rechaza lo diferente. Somos hipócritas. A veces lo aceptamos, pero solo si el problema no está en nuestra familia. Hay muchos prejuicios que vencer, ya que se estigmatiza a estas personas como malas solo por ser diferentes. Erróneamente se cree, por ejemplo, que todos los homosexuales son pedófilos y se les condena por eso. Sin embargo miramos bien a los señores que buscan jovencitas, casi niñas, y si son vírgenes mucho mejor. Hay mucha ambivalencia en los valores y no cabe duda que el machismo es el gran contribuyente.

Acerca de la Dra. Mendoza Burgos
Consultas on line

Titulaciones en Psiquiatría General y Psicología Médica, Psiquiatría infantojuvenil, y Terapia de familia, obtenidas en la Universidad Complutense de Madrid, España.

Mi actividad profesional, desde 1,993, en El Salvador, se ha enfocado en dos direcciones fundamentales: una es el ejercicio de la profesión en mi clínica privada; y la segunda es la colaboración con los diferentes medios de comunicación nacionales, y en ocasiones también internacionales, con objeto de extender la conciencia de la necesidad de salud mental, y de apartarla de su tradicional estigma.

Fui la primera Psiquiatra infanto-juvenil y Terapeuta familiar acreditada en ejercer dichas especialidades en El Salvador.

Ocasionalmente he colaborado también con otras instituciones en sus programas, entre ellas, Ayúdame a Vivir, Ministerio de Educación, Hospital Benjamín Bloom, o Universidad de El Salvador. He sido también acreditada por la embajada de U.S.A. en El Salvador para la atención a su personal. Todo ello me hizo acreedora en 2007, de un Diploma de reconocimiento especial otorgado por la Honorable Asamblea Legislativa de El Salvador, por la labor realizada en el campo de la salud mental. Desde 2008 resido en Florida, Estados Unidos, donde compatibilizo mi actividad profesional con otras actividades.

La tecnología actual me ha permitido establecer métodos como video conferencia y teleconferencia, doy consulta a distancia a pacientes en diferentes partes del mundo, lo cual brinda la comodidad para mantener su terapia regularmente aunque esté de viaje. De igual manera permite a aquellos pacientes que viven en ciudades donde los servicios de terapeuta son demasiado altos acceder a ellos. Todo dentro de un ambiente de absoluta privacidad.

Trato de orientar cada vez más mi profesión hacia la prevención, y dentro de ello, a la asesoría sobre relaciones familiares y dirección y educación de los hijos, porque después de tantos años de experiencia profesional estoy cada vez más convencida de que el desenvolvimiento que cada persona tiene a lo largo de su vida está muy fuertemente condicionado por la educación que recibió y el ambiente que vivió en su familia de origen, desde que nació, hasta que se hizo adulto o se independizó, e incluso después.

Estoy absolutamente convencida del rol fundamental que juega la familia en lo que cada persona es o va a ser en el futuro.