lunes, 11 de enero de 2016

Mi versión de lo que ocurrió en la historia un día como hoy 11 de Enero

Compilado por Luis Montes Brito
Un día como hoy 11 de Enero de 1936 en República Dominicana se aprueba una ley que cambia el nombre de su ciudad capital, Santo Domingo, por el de Ciudad Trujillo, en honor al dictador Rafael Leónidas Trujillo. El 23 de noviembre de 1961, el Congreso Nacional convirtió en ley el proyecto en virtud del cual fue restaurado el nombre de la ciudad de Santo Domingo, que había sido cambiado en 1936 por el de ciudad Trujillo, en honor al dictador Rafael Leónidas Trujillo Molina. La pieza había sido sometido por el Presidente de la República, doctor Joaquín Balaguer. Fue aprobado a la 1:10 minutos de la tarde del 23 de noviembre de 1961.En ese momento en la República Dominicana se vivía un proceso que fue denominado como de “Destrujillización”. La iniciativa fue aprobada a unanimidad y los legisladores expresaron su voto de pie a petición del diputado Rafael Estrada Martínez. El proyecto ley disponía que a la ciudad se le devolviera su nombre original de ciudad Primada Santo Domingo de Guzmán, pero los senadores y Diputados coincidieron en que la ciudad nunca se llamó así y le quitaron el apellido de Guzmán. El licenciado Alberto García dijo que estudió el asunto y que consultó al historiador César Herrera, con quien se enteró de que la capital dominicana “jamás había recibido oficialmente el nombre de Santo Domingo de Guzmán, sino Santo Domingo a secas”. La idea de cambiar el nombre de la ciudad de Santo Domingo, por el de Ciudad Trujillo fue del senador de Santiago, Mario Fermín Cabral, uno de los principales colaboradores del dictador Rafael Leónidas Trujillo Molina. Sostenía el criterio de que “el pueblo de Santo Domingo, primero, y la nación entera, después, deseaban que a la vieja ciudad se le diera el nombre de su reconstructor insigne”. Mario Fermín Cabral, en un acto celebrado en la ciudad de Santiago de los Caballeros, en la sociedad Amantes de la Luz, el 12 de julio de 1935, pidió que se rindiera a Trujillo un homenaje nacional, consistente en el cambio de nombre de Santo Domingo por el de ciudad Trujillo. Al reseñar el acontecimiento el periodista y escritor Ramón Marrero Aristy anotó: “La nación se adhirió en forma unánime a esta proposición del senador Cabral, y en todo el país se realizaron diversas manifestaciones en apoyo al trascendental proyecto”. En tanto, al reaccionar en torno a la iniciativa, aunque agradeció el gesto, el Presidente Trujillo la rechazó y dijo que una de sus más caras aspiraciones de patriota y gobernante es la de mantener la Nación dominicana íntimamente vinculada a sus gloriosas tradiciones, que constituyen las páginas más interesantes de la civilización del Nuevo Mundo”, pero la idea de Mario Fermín Cabral terminó convertida en realidad. La ciudad de Santo Domingo llegaría a ser Ciudad Trujillo. El día 9 de enero de 1936 el Congreso Nacional aprobó la ley que cambio el nombre de ciudad de Santo Domingo por el de “Ciudad Trujillo como una gratitud al gobernante que la había transformado, y que conducía victoriosamente al país por la vía de la prosperidad”. La ley fue promulgada un día como hoy 11 de enero de 1936 por el Vicepresidente Jacinto B. Peynado. Mario Fermín Cabral tenía su origen en una familia vinculada a la política. Su abuelo Buenaventura Báez fue cinco veces presidente de la República. El 23 de febrero de 1930 cuando estalló el Movimiento que lideraban Trujillo y el licenciado Rafael Estrella Ureña, Mario Fermín Cabral se encontraba en el grupo de colaboradores del Jefe del Ejército, general Trujillo. Trujillo renunció a su carrera militar para presentarse como candidato presidencial en las primeras elecciones después del golpe de Estado contra el Presidente Vásquez. Fue declarado ganador en unos comicios antecedido por una campaña de represión que provocó el retiro de la oposición y la renuncia de los miembros de la Junta Central Electoral. Trujillo tomó posesión de la Presidencia de la República el 16 de agosto de 1930. Mario Fermín Cabral fue electo senador por la provincia Santiago y trabajó como un legislador al servicio del Dictador Trujillo. 

Un día como hoy 11 de Enero de 1967 en Ciudad de México ocurre la última nevada de su historia. Con información de Chilango.com por El Memo@guillerm_ga Durante el siglo XX hubo varias nevadas en la Ciudad de México, así que es muy probable que un día de estos nos toque ver que las calles de la capital se cubran de blanco: la última de ellas fue un día como hoy 11 de enero de 1967, así que tus abuelos se deben de acordar. Ese año hubo una gran helada en todo el país y en el Zócalo, la nieve alcanzó los 5 centímetros de espesor. Pero hagamos un recuento de lo que pasó ese día: Las nevadas comenzaron el 9 de enero al norte del país y el 10 y 11 ya habían llegado al centro de la capital. Monterrey sufrió uno de sus peores días, los vuelos se suspendieron y muchas personas quedaron incomunicadas. En el DF también nos fue mal: en algunas localidades del Ajusco como La Cima y Parres, la nieve alcanzó los 60 centímetros de altura. Los periódicos sacaron lo mejor de sus repertorios poéticos para esa ocasión: el Excélsior apuntaba que “como si formaran una cortina de fino tul, infinidad de copos de nieve cayeron sobre la capital”. Otros ponían fotografías de Reforma cubierta de nieve con el pie: "Los copos de nieve cayeron suavemente sobre la Ciudad de México. Poco a poco se formó el albo manto que cubrió a la gran capital y que constituyó un espectáculo nuevo para muchísimos capitalinos que no habían visto en su ciudad el maravilloso paisaje níveo" ¡esas eran descripciones! Recogimos algunos testimonios de ese día. La señora Rosalba Arenas, de 64 años recuerda perfectamente esta nevada: "La verdad es que nadie tenía ropa para ese clima. Tenía 17 años, estaba estudiando y me puse un suéter poco abrigador: nunca imaginé el frío en la calle. Sentí que se me congelaban la nariz y las manos, como agujas en la piel. En ese entonces iba de Mixcoac a Tacubaya y toda la gente iba igual que yo: algunas mujeres traían rebozos y mascadas tapándose la cara porque no se usaban tanto las bufandas. El transporte en esa zona trabajaba con regularidad aunque, claro, algunos autos no arrancaban. A decir verdad, yo recuerdo otra nevada más intensa aunque pocos se acuerdan de ella, más o menos por el año 57". Por su parte el señor Luis Gutiérrez vivió esa nevada en la colonia de los Doctores: "Yo tenía nueve años. El frío de la noche anterior fue insoportable, pero cuando desperté mi mamá me avisó que el patio estaba cubierto de nieve. No lo podíamos creer. Me acuerdo perfectamente que mi papá me puso varias capas de ropa: dos calcetas, dos pantalones, playeras, suéter y uno de sus abrigos. Sólo así me dejó salir a la calle; caminamos por la calle de Vértiz hacia el centro y en todas las casas se veía jugar a los niños. Mucha gente ni siquiera fue a trabajar y ni lo necesitaban: todos estaban felices. Eran otros tiempos". Pero no todo fue dicha y felicidad: ese día también se desbordó el Río de los Remedios causando que varias colonias de la delegación Gustavo A. Madero quedaran inundadas. La carretera a Cuernavaca permaneció cerrada por más de 12 horas y el presidente Gustavo Díaz Ordaz tuvo que implementar un programa de emergencia con ayuda del ejército. A los capitalinos no les importó mucho porque se la pasaron aventando bolas de nieve al que pasara, pero lo cierto es que hubo cortes de luz y de teléfono. Se calcula que ese día murieron entre 15 y 25 personas debido a la hipotermia. El periódico La Prensa dice que un automovilista se enojó de que le aventaran bolas de nieve a su parabrisas y sacó una pistola. Sin embargo no fue la peor nevada: el 11 de febrero de 1907, en los albores de la revolución cayó la nevada más fuerte. Trece años después, en 1920 cayó otra y hay registros de una nevada menor en 1969 cuando el termómetro bajó a los -4 grados centígrados
Un día como hoy 11 de Enero de 2001 científicos estadounidenses presentan el primer primate modificado genéticamente. Con información de El País. Científicos norteamericanos logran por primera vez que un mono incorpore un gen de otra especie. ANDi, que ahora tiene dos meses y medio, es el único fruto de 224 intentos para lograr el primer primate modificado genéticamente, lo que da una idea de lo difícil que ha sido crearlo. Hasta ahora se habían modificado muchos mamíferos, desde ratones a ovejas, pero nunca primates (mamíferos entre los que se incluye al ser humano). Los científicos de Oregón esperan que ANDi sea el primer paso para obtener modelos animales más parecidos al ser humano en los que investigar la función de los genes y las características de enfermedades y sus posibles tratamientos. Sin embargo, otros expertos señalan que queda mucho camino por andar antes de que los monos puedan utilizarse rutinariamente en los laboratorios como se utilizan actualmente los ratones transgénicos. Creemos que ANDi es un paso especial', ha dicho el jefe del equipo de la Universidad de Ciencias de la Salud de Oregón, Gerald Schatten, a Reuters. El extraño nombre del mono recuerda al diminutivo de Andrés en inglés (Andy), y surge de escribir al revés las siglas inglesas del ADN (DNA) y primera letra de ' inserted' (insertado). Su existencia se anuncia hoy en la revista Science, en un articulo cuyo primer firmante es Anthony W. S. Chan. El equipo de Schatten anunció el pasado mes de enero otro logro: el primer mono clonado por el método de división de embriones (gemelos artificiales). Fluorescente. El gen extra que tiene ANDi procede de las medusas y se utiliza mucho como marcador porque las células que lo contienen brillan al observarlas. Es un gen que no hace nada pero se identifica fácilmente. ANDi, han explicado los científicos, no brilla, y ni siquiera sus células lo hacen, pero el análisis genético de células de diversas partes de su organismo ha permitido confirmar que contienen el gen marcador. Los científicos no saben por qué no expresa el gen de forma que sea observable, y piensan que quizás lo haga cuando crezca aunque también es posible que esté ya produciendo la proteína correspondiente pero en muy poca cantidad. Como ellos mismos reconocen, tampoco han demostrado todavía que el mono vaya a transmitir su modificación genética a sus descendientes y ni siquiera que su esperma sea transgénico. El especialista español Lluis Montoliú, del Centro Nacional de Biotecnología, está de acuerdo en que este primer paso para obtener monos transgénicos es interesante, aunque no sorprendente, porque ya se sabía que las técnicas utilizadas en otros mamíferos son aplicables a los primates, aunque sea con dificultades derivadas de las características de cada especie. Sin embargo, resalta este experto que estas técnicas son altamente ineficientes y su eficiencia no se ha conseguido mejorar en décadas. En los ratones, recuerda, las muchas pérdidas que se producen en todo el proceso de creación de animales transgénicos se suplen utilizando muchos animales, que además tienen camadas numerosas. En los primates no humanos se conoce mucho peor el proceso de gestación y sólo se pueden implantar entre uno y tres embriones en cada hembra, lo que hace el proceso lento y caro. El futuro de los monos transgénicos como modelo animal se verá, así, condicionado por el coste (existen muy pocos grandes animalarios de monos en el mundo y cada laboratorio que quisiera experimentar con líneas de monos transgénicos tendría que crear uno propio). Para que sean útiles en el estudio de las funciones de los genes (relacionados o no con enfermedades) habría también primero que dominar en los primates las técnicas de transferencia nuclear (el método por el que se creó la oveja clónica Dolly) y de utilización de células madre (ahora sólo se dispone de las de ratones). Mientras tanto, como reconocen los autores del trabajo, no se conseguirá el modelo ideal para rellenar el hueco que existe actualmente entre ratones y humanos en la investigación biomédica. 
Un día como hoy 11 de Enero de 2002 los veinte primeros prisioneros llegan al Centro de detención de Guantánamo. Con iformación de Agencias Internacionales. primer grupo de talibanes y terroristas de Al-Qaeda capturados en Afganistán llegó Un día como hoy 11 de Enero de 2002, en medio de un fuerte dispositivo de seguridad, a la base naval estadounidense de Guantánamo, en la isla de Cuba, donde los prisioneros permanecerán detenidos por un plazo indefinido. Los 20 prisioneros, integrantes de la red terrorista del saudita Osama ben Laden y del derrocado régimen afgano, fueron transportados desde una base en Kandahar, en el sur de Afganistán, en un avión C-141 de la fuerza aérea norteamericana. A bordo de la aeronave los prisioneros viajaron encadenados, sedados y encapuchados, bajo una fuerte vigilancia. Se trata, según se informó, de los primeros prisioneros de un total de 371 combatientes capturados en Afganistán que serán trasladados a distintos centros de detención. El avión aterrizó en la base de Guantánamo tras casi 27 horas de vuelo. Un destino "a medida". El aterrizaje fue observado por el periodismo desde el punto de vigilancia Tres Piedras, en el sector cubano. Desde allí se pudo observar cómo los prisioneros fueron escoltados desde el aeródromo, ubicado en la parte occidental de la bahía de Guantánamo, y conducidos al otro extremo de la bahía, donde se encuentra el centro de detención. Todos los prisioneros son considerados peligrosos seguidores de Osama ben Laden, el principal sospechoso de planificar los atentados del 11 de septiembre. Estados Unidos mantendrá a los prisioneros en la base de Guantánamo (sudeste de Cuba), en un centro de detención temporario con celdas de 1,8 por 2,4 metros, piso de concreto y techo de metal, rodeadas de alambre de púas. Según trascendió, en el lugar todo estaba dispuesto ayer para que a los detenidos se les tomaran las huellas dactilares, fueran fotografiados y se les diera uniformes color naranja. La única concesión serán unas alfombras para cubrir el piso de cemento de las improvisadas celdas. Por otra parte, los prisioneros permanecerán aislados, salvo a la hora de las comidas o para ducharse, y durante un breve recreo para socializar, según indicaron fuentes militares. En rigor, los detenidos no tienen status de prisioneros de guerra, lo que significa que el ejército estadounidense no está obligado a observar la Convención de Ginebra. "Técnicamente, como yo lo entiendo, se trata de combatientes ilegales que no gozan de los derechos de la Convención de Ginebra", declaró en este sentido el secretario de Defensa norteamericano, Donald Rumsfeld. Complicado status legal. No obstante, agregó el funcionario, "tenemos la intención de tratarlos de una manera razonable, según la Convención de Ginebra, y es exactamente lo que estamos haciendo". El status legal de los prisioneros se complica, además, porque la base de Guantánamo está en suelo cubano y no es territorio soberano de Estados Unidos. La base fue cedida en arriendo indefinido por Cuba en 1903, cuatro años después de independizarse de España con ayuda de tropas norteamericanas. Como también hizo notar el secretario de Defensa norteamericano, la llegada de este primer grupo de prisioneros afganos a territorio cubano controlado por Estados Unidos se produjo cuatro meses después de los ataques del 11 de septiembre contra las Torres Gemelas y el Pentágono, en un doble atentado que causó más de 3000 muertes y lanzó a Washington a una guerra global contra el terrorismo. 
Un día como hoy 11 de Enero de 2007 en Escocia, J. K. Rowling escribió el último libro de la serie Harry Potter en el hotel Balmoral, en Edimburgo. El título del séptimo y último libro de Harry Potter fue revelado el 21 de diciembre de 2006:  Harry Potter y las Reliquias de la Muerte”. En febrero de 2007 se reportó que Rowling dejó escrito en su habitación del hotel Balmoral, en Edimburgo, que allí era el lugar en que había terminado de escribir el séptimo libro, un día como hoy 11 de enero de 2007. Harry Potter y las Reliquias de la Muerte fue lanzado a la venta el 21 de julio de 2007 y rompió el récord de su predecesor, convirtiéndose en el libro agotado más rápidamente de todos los tiempos. Vendió 11 millones de copias en el primer día de lanzamiento sólo en el Reino Unido y los Estados Unidos. Joanne ha dicho que el último capítulo del libro fue escrito «un día de 1990», como parte de sus primeros escritos de la serie. Durante el periodo de un año en el cual Rowling completó el último libro, permitió ser filmada para un documental que se emitió en Gran Bretaña en ITV el 30 de diciembre de 2007. Fue titulado J.K. Rowling... Un año en la vida y la mostró regresando a su antigua vivienda de Edimburgo, en donde completó el primer libro de Harry Potter. El regresar a su apartamento después de tantos años la hizo llorar, diciendo que había sido el lugar «en donde la vida me cambió por completo». 

No hay comentarios:

Publicar un comentario