Mostrando entradas con la etiqueta Marruecos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Marruecos. Mostrar todas las entradas

domingo, 3 de julio de 2011

98% de marroquíes votaron SI a los cambios constitucionales

Tomado de RFI


Un 98% de los votantes respaldaron en el referéndum de ayer los cambios que preconiza el rey Mohamed VI. La participación, que era la única incógnita de la consulta, superó el 72%, la más alta de las registradas en los doce años de su reinado. Los marroquíes desoyeron, pues, a los jóvenes contestarios del Movimiento 20 de Febrero que habían llamado a boicotear las urnas.

Es una victoria aplastante la que ha obtenido Mohamed VI, victoria significativa en un mundo árabe sacudido por revueltas que ponen en tela de juicio a los regímenes en vigor desde hace décadas y que reivindican mayor protagonismo ciudadano. La nueva Constitución refuerza algunos de los poderes del Primer Ministro, que podrá, por ejemplo, disolver el parlamento, lo que hasta ahora era únicamente un atributo real. Sin embargo, la reforma mantiene buena parte de las prerrogativas del monarca, que seguirá desempeñando un papel eminente tanto a nivel político como religioso.

Pero los marroquíes han visto en la nueva Ley fundamental una posibilidad de evolución controlada a la que no han querido cerrar el paso. También ha recibido la aprobación de la Unión Europea, que insta a aplicación rápida del programa de reformas, así como de Estados Unidos, aliado de las monarquías árabes, que se congratula de “un paso importante en el desarrollo democrático en curso en Marruecos”. No lo ha visto así el Movimiento de los jóvenes contestarios del 20 de febrero que preconizaron la abstención en el referéndum y denunciaron infracciones masivas de los principios democráticos. Los “indignados” marroquíes han decidido mantener su convocatoria a manifestarse este domingo.

martes, 21 de junio de 2011

Propuesta de Reforma Constitucional divide a Marruecos

Tomado de El País

Los jóvenes salen a la calle en 20 ciudades para pedir el boicoteo de la votación

POR IGNACIO CEMBRERO

Cada bando acicala sus armas en vísperas del arranque hoy de la campaña del referéndum constitucional en Marruecos. Los jóvenes del Movimiento 20 de Febrero se echaron ayer a la calle en una veintena de ciudades al grito de "el referéndum es una mascarada", al tiempo que en las redes sociales se lanzan llamamientos instando al boicoteo de las urnas el 1 de julio, cuando se vote la nueva Constitución.

En el otro corro las partidos tradicionales, socialista e Istiqlal, pero también la oposición islamista moderada del Partido de la Justicia y del Desarrollo (PJD), celebran reuniones de urgencia para dar su apoyo al proyecto de nueva Carta Magna y anunciar que votarán sí dentro de 11 días.

Pero esta vez no se conformaron con meras declaraciones y cientos de manifestantes afloraron por sorpresa dando vivas a la nueva Constitución y enarbolando retratos del soberano. En el barrio rabatí de Takadoum adolescentes llegados en autobuses fletados para transportarles apedrearon a los contestatarios que se retiraron protegidos por la policía, según relató un fotógrafo de la agencia Associated Press.

En Casablanca, donde la protesta congregó a 25.000 personas, el cortejo se topó en una avenida con un grupo que le cerró el paso al tiempo que exhibía retratos de Mohamed VI. Hubo insultos, pero no llegaron a las manos. Los manifestantes, entre los que había un buen porcentaje de islamistas, optaron por cambiar de itinerario.

Las televisiones públicas, las únicas que existen en Marruecos, recogieron a lo largo del fin de semana mensajes de felicitación enviados al soberano tras su discurso del viernes en el que expuso la nueva Ley Fundamental. El texto recorta algo los poderes del monarca y convierte a Marruecos en un híbrido a mitad de camino entre monarquía absoluta y parlamentaria.

El rey Juan Carlos fue el primero, a juzgar por el orden cronológico de la agencia de prensa oficial (MAP), en llamar el sábado a Mohamed VI para felicitarle, seguido por el presidente francés, Nicolas Sarkozy. Este fue más allá y publicó un comunicado ensalzando su "iniciativa ejemplar", mientras que los socialistas franceses celebraban "el avance democrático". En términos similares se expresó Elena Valenciano (PSOE). Tampoco faltó la congratulación de Catherine Ashton en nombre de la Unión Europea.

Además de los jóvenes del Movimiento 20 de Febrero, que empezaron a manifestarse hace cuatro meses, otras formaciones rechazan la Constitución empezando por los partidos de izquierdas como Vía Democrática, que propugna el boicoteo. No está claro si podrán acceder a las televisiones. El secretario de Estado de Interior, Saad Hassar, aseguró que incluso aquellos que carecen de representación parlamentaria dispondrán de unos minutos en televisión, pero el organismo regulador del sector audiovisual recordó por escrito que el artículo 90 del código electoral prohíbe defender el boicoteo.

Con tanta vehemencia como la izquierda, los islamistas de Justicia y Caridad, un movimiento ilegal pero tolerado con gran capacidad de movilización, reprueban la Carta Magna. Una larga declaración de su portavoz, Fathallah Arsalan, abre su web: "La Constitución refuerza las prerrogativas absolutas del rey". Marruecos "sigue estando, desgraciadamente, muy alejado de lo que es una Constitución democrática". "Antes teníamos a un monarca absoluto y ahora tenemos a un monarca absoluto que además es Papa", ironizaba Aba Dila, animador del movimiento juvenil. Alude a que la Ley Fundamental estipula que el rey, que ya era el jefe espiritual de los musulmanes, presidirá el Consejo Superior de los Ulemas (sabios del islam), que hasta ahora no figuraba en la Constitución. "¿No es la reina de Inglaterra también la jefa de la Iglesia Anglicana?", replicaba Khaled Naciri, portavoz del Gobierno.

Mohamed VI seguirá siendo, además, jefe de las Fuerzas Armadas, presidente del Consejo Superior del Poder Judicial ?la justicia se rinde en su nombre? y presidente del Consejo Superior de Seguridad, bajo cuya supervisión estará el Ministerio del Interior. También presidirá el Consejo de Ministros.

"Para mí está claro", escribe el bloguero Larbi, "antes estábamos bajo un régimen monárquico (...) en el que el rey era el jefe del Ejecutivo y seguiremos bajo el mismo régimen con algunos arreglos de fachada".

domingo, 19 de junio de 2011

Monarquía Marroquí se vacuna en contra de las rebeliones cediendo poder

Agencias Noticiosas

El rey de Marruecos, Mohamed VI, ha anunciado este viernes por la noche en un mensaje a la nación los cambios introducidos en la nueva Constitución y que implican que el monarca -que ya no será "sagrado" sino "inviolable"- cederá parte de sus competencias al primer ministro, que tendrá la denominación de presidente del Gobierno y saldrá de un Parlamento con más poder.

La nueva Constitución marroquí será votada en referéndum el próximo 1 de julio, tal como ha adelantado en su discurso televisado el monarca alauí, quien ya ha avanzado que participará en la consulta para votar a favor de la Carta Magna. Este documento representa, a su juicio, un momento "histórico" en la "construcción del Estado de Derecho y de las instituciones democráticas".

Dicho texto eliminará parte de las competencias que hasta ahora tenía el rey, que ya no podrá disolver de forma unilateral el Parlamento, pero al mismo tiempo le permite conservar parcialmente el peso que ostenta, de tal forma que liderará el nuevo Consejo de Seguridad y seguirá siendo la máxima autoridad religiosa.

Según esta nueva Constitución, que está "hecha por los marroquíes y para los marroquíes" y representa "un pacto histórico entre el trono y el pueblo" -en palabras del monarca-, el rey da más poder al Parlamento. Mohamed VI ya no podrá disolver este órgano sin consultar antes con el nuevo Tribunal Constitucional, para el cual el monarca podrá nombrar a la mitad de sus magistrados.

El primer ministro -ahora presidente del Gobierno- también será designado por el rey, aunque saldrá del partido más votado en unas elecciones. El rey, que únicamente tendrá competencias exclusivas en las materias militar y religiosa, delega al primer ministro, con la condición de discusiones previas, competencias en la designación de los gobernadores provinciales o embajadores.

La reforma propone eliminar la referencia a que el monarca es una figura "sagrada", aunque se mantendría que es "inviolable". También se plantea que sólo pueda emitir decretos reales en el ámbito religioso, por lo que el resto de leyes emanarían del Parlamento. Mohamed VI ha destacado el "carácter parlamentario" de Marruecos y ha lanzado un alegato en favor de "la separación, la independencia y el equilibrio de poderes".

Respecto a la Justicia, el rey plantea un nuevo sistema independiente de los poderes ejecutivo y legislativo, después de que hasta ahora Mohamed VI estuviese al frente del consejo responsable de la designación de jueces. En el ámbito lingüístico, Marruecos marca un hito en la región al convertir el idioma bereber en lengua cooficial, junto con el árabe, algo con lo que no cuenta ningún otro país de la zona.

Frentes abiertos

Mohamed VI abrió en marzo un periodo de consultas con partidos políticos, sindicatos y sociedad civil para promover una reforma constitucional con la que confía poner fin al creciente malestar social. Marruecos ha sufrido en los últimos meses sus mayores protestas contra el sistema en varias décadas, si bien no han tenido el peso de las registradas en países del entorno como Túnez, Egipto o Libia.

Ante sí, el rey tiene varios frentes abiertos. Por una parte, debe responder a los activistas del Movimiento 20 de Febrero -nombrado así por la fecha en que se produzco la primera gran marcha pro democracia- y que demandan progresos hacia una monarquía constitucional. Sin embargo, algunas de las críticas más duras le han llegado del islamista Partido de la Justicia y del Desarrollo (PJD), que ya ha advertido de que votaría en contra de la nueva Constitución si ésta garantizaba la libertad de credo, como finalmente así ha sido.

El texto planteado por Mohamed VI promete "proteger la fe y a los fieles", pero también asegura "el libre ejercicio de culto", según ha explicado el propio monarca en su discurso. Este punto, para el PJD, pone en riesgo la identidad islámica del país.

sábado, 27 de noviembre de 2010

Mohamed VI, el príncipe gay que se convirtió en rey de Marruecos

Agencias Noticiosas

El periodista Ferran Sales Aige, que estuvo de corresponsal en Marruecos durante unos años, hace una biografía personal del actual rey de ese país y también un repaso histórico a los años de reinado de su abuelo Mohamed V y de su padre Hassan II, los tres reyes que han habido desde la independencia de Francia y España ocurrida en Marruecos el 2 de Marzo de 1956.

El periodista Ferran Aige recomienda la lectura del libro precisamente por ese fresco histórico y social que recorre el libro y por todos los detalles de la vida de palacio en una monarquía de ese tipo en un país musulmán.

No es una simple biografía de Mohamed como parece prometer erróneamente la portada ya que de hecho el periodista apenas tuvo la oportunidad de hacerle unas breves y censuradas preguntas.

Ferran sabe sin embargo mucho del Magreb y de lo que se cuece en los palacios y ministerios y así queda reflejado en su libro. En el libro se alude a los rumores de homosexualidad del rey, lo cual llama más la atención considerando la intolerancia hacia éstos en el mundo musulmán, aunque hay que advertir que el periodista lo resuelve en pocas líneas y lo menciona muy tímidamente (Hay que reafirmar que la trama del libro es un recorrido histórico de Marruecos en los últimos 50 años).

Aunque es imposible acallar los comentarios sobre la ya señalada homosexualidad del Rey Mohamed ya que su conducta sexual era de dominio público en su época de estudiante en Bruselas, donde hay muchos testimonios que lo sitúan en bares de ambiente gay.

En el propio libro sí se explica que su padre Hassan II contrató a un espía para que le siguiera sus pasos y que recibía muchos informes al respecto que obviamente ahora estarán destruidos.

Hassan empezó a mosquearse mucho cuando supo por el espía que su hijo recibía también muchas visitas masculinas en su palacio principesco de “Les sablons” en Salé, al lado de Rabat.

No cuenta sin embargo que en la controversia sucesoria, el sector más conservador prefería a su hermano menor Mulay Rashid porque desconfiaba de un Mohamed muy liberal y moderno, entre otras cosas por esas sospechas de homosexualidad que por allí parecen muy graves para esos sectores. Puede que no sea del todo casual, que muchos de los consejeros y ministros actuales fueran compañeros de estudio y amigos habituales de esa época juvenil de juergas en el extranjero y de noches en la discoteca Amnesia de Rabat, donde tenía un espacio reservado.

Tampoco es necesariamente indicativo de nada pero hay que decir que ha acabado personalmente con el harén oficial de su padre Hassan, de más de 50 mujeres que pululaban por palacio aparte de las dos esposas “oficiales”, la primera que no le dio hijos y la segunda, su madre.

Llama la atención que a él le haga daño a la vista tener tantas mujeres por allí. Como se puede notar también en sus fotografías públicas, que a él le gusta mucho posar con actitudes de una reina para las portadas, algo que no hace ningún monarca del mundo.

Esto, aunque ya sabido por todos excepto por algunos fundamentalistas islámicos, demuestra una vez más que la homosexualidad no es algo occidental como afirma equivocadamente el presidente iraní

lunes, 22 de noviembre de 2010

Marruecos busca salir del descrédito internacional por masacre cometida

Agencias Internacionales


El Gobierno francés aboga por que, "ahora más que nunca" debido a los incidentes violentos que se han producido en El Aaiún, Marruecos y el Frente Polisario se impliquen "decididamente" en las conversaciones que han entablado para acordar una "solución política" al conflicto del Sáhara Occidental, según afirmó el pasado martes el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores galo, Bernard Valéro.

El jefe de la policía de El Aaiún, Mohamed Dkhisi, desmintió que se hubiesen registrado enfrentamientos entre los ciudadanos en la jornada de ayer y aseguró que la situación es "estable" y "normal", según informa la agencia oficial de noticias de Marruecos MAP. El responsable policial marroquí señaló que el vandalismo que se produjo en ciertas partes de la ciudad causó víctimas entre las fuerzas del orden y precisó que estos actos consistieron en la quema de una docena de coches y el deterioro de varias propiedades públicas y privadas, entre ellas establecimientos públicos, cafés y tiendas.

El campamento de Agdaym Izik, cuyo desalojo por las fuerzas del orden marroquíes desencadenó una tragedia hace solo 13 días, es hoy un enorme pedregal en el que apenas queda rastro del desastre. Las excavadoras han planchado el terreno y varios camiones retiran los últimos restos que dejaron atrás los 20.000 saharauis que se concentraron allí para demandar mejoras sociales: bolsas de plástico, botellas de agua y desechos orgánicos sobrevolados por un ejército de moscas. La única pista de lo que sucedió es el enorme campamento de la gendarmería improvisado a medio kilómetro del lugar.

Agdaym Izik está a 16 kilómetros de El Aaiún. Una orden del gobernador de la región permite franquear los cuatro controles desplegados en ese corto tramo de la carretera que une la ciudad con Smara. El gobernador, y con él las autoridades del Ministerio del Interior de Marruecos, se esforzaron este domingo para que los enviados especiales de la prensa española pudieran acceder a ese lugar en el que ya no hay nada que ver.

También convocaron a los periodistas para dar su versión de los hechos que acabaron en una batalla campal en el campamento y en las calles de la capital del Sáhara Occidental. El gobernador, Mohamed Jelmouss, compareció en compañía del prefecto de policía de El Aaiún, Dkhissi Mohamed.

Sentado en el salón principal de la residencia que hasta hace 35 años fue la vivienda de los gobernadores militares españoles, Jelmouss explicó que el asalto al campamento fue llevado a cabo por una fuerza de 3.000 antidisturbios (compuesta por gendarmes, fuerzas auxiliares y policías) que solo utilizaron porras, escudos, cañones de agua y gases lacrimógenos. "Ni esa mañana, en el campamento, ni por la tarde, en las calles de El Aaiún, las fuerzas del orden usaron armas de fuego", afirmó rotundamente. "Desde el principio tomamos la decisión de que no hubiera víctimas civiles. Sabíamos que entre los saharauis había delincuentes y que tenían cuchillos, pero pensamos que no harían frente a los agentes. Lo que nos encontramos fue una protesta organizada por el Frente Polisario y por Argelia".

El gobernador quería dejar claro que las informaciones difundidas por el Frente Polisario en el sentido de que había 36 cadáveres en las morgues de los hospitales de El Aaiún son falsas. Para ello, ordenó que los periodistas tuvieran acceso a los depósitos de los hospitales. El director regional de la salud, doctor Bouhmya Mohamed, dirigió la visita al hospital civil Mulay Hassan Ben el Mehdi. Allí, un funcionario abrió los ocho cajones oxidados; solo uno de ellos estaba ocupado. El cuerpo pertenecía a Babi Hamadi Buyema, el saharaui de nacionalidad española que falleció atropellado por un vehículo militar: a propósito, según el Polisario, y accidentalmente, según las autoridades marroquíes. El cadáver permanece en la morgue porque la familia se niega a enterrarlo hasta que se aclaren las circunstancias de la muerte.

El doctor Bouhmya aseguró que el 8 de noviembre, día de los disturbios, el hospital acogió a 53 heridos por pedradas y cuchilladas: 10 eran miembros de las fuerzas del orden y el resto, civiles.

En el hospital militar, los seis cajones del depósito de cadáveres estaban vacíos. Su director, el doctor Ismaeli Hassan, relató que el día de los disturbios recibió a 275 heridos, de los cuales 255 eran policías que habían sido atacados con piedras y cuchillos, y otros 20 eran civiles que presentaban contusiones.

Descrédito internacional

Con estas explicaciones, Marruecos intenta dar carpetazo a unos sucesos que han dañado gravemente, una vez más, su imagen internacional. El gobernador Jelmouss afirma incluso que, aunque las investigaciones siguen abiertas, ya han sido detenidos todos los responsables de los enfrentamientos con las fuerzas del orden. Algo que casa mal con las noticias, comprobadas por este periódico, de que prosiguen los registros en domicilios particulares para hallar a más participantes en las revueltas.

Tampoco parece creíble su explicación para los casos documentados de torturas en comisaría a detenidos saharauis. "No todo el mundo dice la verdad", afirma con una sonrisa. "¿Cómo se sabe que esas personas no fueron torturadas por otros prisioneros? No hay torturas aquí. Hace mucho tiempo que nuestro país sigue el camino de la democracia y los derechos humanos".

El hecho es que muchas de las torturas se perpetraron a menos de 50 metros del despacho del gobernador. Lo demuestran los hematomas en el cuerpo de Leila Lili, una activista que fue brutalmente golpeada los pasados días 9 y 10 en la comisaría vecina al edificio del Gobierno. "Me pegaron toda la noche", relata. "Me pegaban con barras, patadas, puñetazos. Me decían: di que el Sáhara es Marruecos, di viva el rey. Al final me obligaron a poner la huella dactilar en una declaración que ni siquiera pude leer", ha contado.

Los dirigentes locales reconocen la detención de 132 saharauis

Marruecos mantiene detenidos a 125 saharauis, según afirmó ayer el gobernador de El Aaiún, Mohamed Jelmouss. Siete más, menores de edad, han sido liberados. Curiosamente, el total de 132 es mayor a la cifra calculada por la Asociación Saharaui de Víctimas de las Violaciones de los Derechos Humanos (ASVDH), que ha podido documentar -incluidos los siete liberados- a 127 presos con nombres y apellidos, más otros tres sin identificar.

Jelmouss explicó que 117 presos se hallan en la Cárcel Negra de El Aaiún. De ellos, 113 van a ser juzgados en la Corte de Apelación y otros cuatro en tribunales de primera instancia. Otros ocho han sido trasladados a Rabat para ser juzgados por tribunales militares como autores de las muertes de los 11 policías fallecidos en los disturbios.

Djimi El Galia, presidenta de la ASVDH, afirma que en la Cárcel Negra están recluidos un total de 115 presos, a los que añade los ocho trasladados a Rabat y los siete menores que han sido puestos en libertad.

En lo que ambos balances discrepan es en el caso de los desaparecidos. La ASVDH reconoce la dificultad para documentar estos casos, debido al miedo de las familias, y habla de al menos cinco personas cuyo paradero se desconoce. El gobernador Jelmouss no niega que haya saharauis que nadie sabe dónde están. Pero ironiza: "Es posible que hayan huido al desierto. Es una costumbre saharaui. Huyen hasta que se olviden las cosas. Me consta que hay saharauis que han huido y que están a la espera de que pase el tiempo".

El miedo impera entre los saharauis. El despliegue policial en la ciudad es el mayor que se recuerda. Preguntado acerca del número de tropas que han sido trasladadas a El Aaiún desde distintos puntos de Marruecos, el gobernador se cierra en banda: "Eso es secreto militar"