Mostrando entradas con la etiqueta Mundo Médico. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Mundo Médico. Mostrar todas las entradas

martes, 24 de abril de 2018

Hoy 24 de Abril es el Día Mundial contra la Meningitis


Por Compartiendo mi Opinión 
Se conoce como meningitis la inflamación de las meninges (una cobertura del cerebro y la médula espinal) y del líquido cefalorraquídeo que contienen. Cuando está ocasionada por bacterias, hablamos de meningitis bacteriana. Las más frecuentes son las agudas, causadas por microorganismos piógenos. En la práctica, el término meningitis bacteriana es equivalente al de meningitis piógena. La meningitis también puede estar ocasionada por virus, hongos, agentes químicos, fármacos etc. Los microorganismos causales más frecuentes son N. meningitidis (meningococo), S. pneumoniae (neumococo) y Haemophilus influenzae, si bien este último prácticamente ha desaparecido en muchos países desde el uso generalizado de la vacuna.

Puede verse en todas las edades de la vida pero hay más frecuencia en neonatos y niños. Después la frecuencia desciende en la edad adulta pero no desaparece. Los pacientes que no tienen bazo y los que tienen algunas enfermedades, como mieloma, tienen más riesgo de meningitis neumocócica y los pacientes mayores o con enfermedades inmunosupresoras como leucemias que bajan las defensas- pueden tener mayor riesgo de meningitis por listeria. También puede haber mas riesgo de enfermedad meningocócica (una de las causas) en convivencias en barracones o grandes aglomeraciones.

Los síntomas más frecuentes son fiebre, dolor de cabeza, nauseas y vómitos. Se puede acompañar de agitación, obnubilación y disminución del nivel de conciencia y de aparición de crisis epilépticas y otros signos de afectación cerebral. El dato más destacable en la exploración física es la rigidez a la flexión del cuello o rigidez de nuca.

La transmisión es diferente para cada microorganismo. En el caso de meningococo, que era muy frecuente en España en los 80 y 90 del siglo pasado, se transmite por vía aérea y puede haber brotes. Esta es la única para la que hay que administrar profilaxis a los convivientes para evitar nuevos casos y precisa aislamiento respiratorio las primeras 24 horas de tratamiento. Las otras bacterias que son causa frecuente de meningitis suelen formar parte de la flora faríngea y por alguna razón consiguen llegar al líquido cefalorraquídeo, ya sea por contigüidad, como complicación de otitis por ejemplo, o por la sangre.

Para la meningitis bacteriana hay que realizar tratamiento antibiótico por vía endovenosa, para la mayoría de los casos se utilizan cefalosporinas de 3ª generación, la duración varía en función del microorganismo causal entre 4 y 21 días. También se utiliza simultáneamente y durante los primeros días de tratamiento dexametasona para disminuir la hipertensión intracraneal y el edema cerebral y así tratar de mejorar el pronóstico.

La mortalidad global de la meningitis bacteriana está alrededor del 20% en adultos, si consideramos todas las causas, menor en niños, porque no tienen comorbilidades. 

Los expertos señalan la vacunación como la mejor arma para luchar contra la enfermedad, y en algunos casos, como el de H. influenzae, ha conseguido que casi desaparezca. En otros casos, aunque las vacunas no sean tan eficaces, son igualmente recomendables, e incluso en el caso de las que no están incluidas en el calendario vacunal pero los pediatras sí las ofrecen, vale la pena administrarlas. 

Síntomas

Los síntomas más frecuentes son rigidez de nuca, fiebre elevada, fotosensibilidad, confusión, cefalea y vómitos. Incluso cuando se diagnostica tempranamente y recibe tratamiento adecuado, un 5 a 10% de los pacientes fallece, generalmente en las primeras 24 a 48 horas tras la aparición de los síntomas. La meningitis bacteriana puede producir daños cerebrales, sordera o discapacidad de aprendizaje en un 10 a 20% de los supervivientes. Una forma menos frecuente pero aún más grave de enfermedad meningocócica es la septicemia meningocócica, que se caracteriza por una erupción cutánea hemorrágica y colapso circulatorio rápido.

Datos
• El 10% de la población es portadora sana (en nariz y garganta) de la bacteria Neisseria meningitidis que es la que provoca la meningitis por meningococo. Los adolescentes y adultos jóvenes son los portadores más frecuentes de la bacteria en relación con otros grupos etarios y pueden transmitirla a los niños pequeños, el grupo más vulnerable de contraer la enfermedad.

• Esta enfermedad, puede ser mortal en el 50% de los casos no tratados o no tratados a tiempo. Incluso cuando se diagnostica tempranamente y recibe tratamiento adecuado, un 5 a 10% de los pacientes fallece. 

• Entre el 10 y el 20% de los que sobreviven a la enfermedad tiene secuelas graves como amputación de miembros y sordera entre otras. 

En Latinoamérica se registraron brotes recurrentes: en Argentina en 1974, en Brasil donde hubo reiterados desde 1971 y, más recientemente en Chile en 2012.

lunes, 16 de octubre de 2017

Hoy 16 de Octubre se celebra el Día Mundial del Anestesiólogo

Por Compartiendo mi Opinión
Anestesia: Pérdida temporal de las sensaciones de tacto y dolor producida por un medicamento.

La anestesia (del gr. ἀναισθησία, que significa "insensibilidad") es un acto médico controlado en el que se usan fármacos para bloquear la sensibilidad táctil y dolorosa de un paciente, sea en todo o parte de su cuerpo y sea con o sin compromiso de conciencia.

La anestesia general se caracteriza por brindar hipnosis, amnesia, analgesia, relajación muscular y abolición de reflejos.

La anestesia la aplica el anestesista o anestesiólogo, que es el médico que practica la anestesiología y reanimación.

La Anestesiología es la especialidad médica dedicada a la atención y cuidados especiales de los pacientes durante las intervenciones quirúrgicas y otros procesos que puedan resultar molestos o dolorosos (endoscopia, radiología intervencionista, etc.). Asimismo, tiene a su cargo el tratamiento del dolor agudo o crónico de causa extraquirúrgica. 

El 16 de octubre es el día internacional del anestesiólogo. Dicha fecha se remite a la primera anestesia con éter que fue realizada por el William Morton quien fuere discípulo (y también competidor) de Horace Wells. 

Horace Wells había sido el primero en demostrar los efectos beneficiosos del óxido nitroso para su utilización como anestésico en cirugías menores. Sin embargo, el anestésico que usó Morton en su demostración fue éter etílico. Dicha demostración permitió al Dr. John Collins Warren extraerle a un paciente suyo un tumor cervical sin que éste presentara dolor.

La historia del uso de la anestesia viene del siglo XIX cuando se utilizó el óxido nitroso y posteriormente el primer anestésico a base de éter durante una cirugía, y el 16 de octubre de 1846 fue la primera demostración pública de anestesia quirúrgica, cuando William Morton le administró éter a un paciente en el Hospital General de Massachusets, Estados Unidos. 

Desde entonces la Anestesiología se ha convertido en una práctica que propende por aliviar el dolor durante la cirugía y las enfermedades. 

Podemos recalcar que la responsabilidad del médico especialista en Anestesiología es cada vez mayor, es un proceso que va desde el estudio y valoración del paciente, previo a la administración de la anestesia, para seleccionar el procedimiento de menor riesgo y más apropiado en cada situación, vigilando permanentemente las condiciones trans-operatorias del paciente hasta la recuperación post-anestésica.

domingo, 24 de julio de 2016

SALUD MENTAL LA MEJOR HERENCIA FAMILIAR: PROYECTO FALLIDO

Imágenes por Compartiendo mi Opinión

Mis inicios en el Hospital Bloom fueron difíciles, aunque, a la vez, mi estancia en él fue muy provechosa, tanto para mí como para los pacientes que tuve el gusto de atender. Como estaba incorporándome, me pusieron con una doctora que cubría el área de psiquiatría infantil, aunque era psiquiatra general. Yo me presenté ante ella tímidamente, y fue evidente que no le agradó tenerme a su lado. En una primera instancia creo que pensó que yo llegaba a sustituirla o a fiscalizarla. Cuando le dije que me estaba incorporando, me respondió a todo pulmón y delante de los pacientes: "¡Ah! entonces usted es gata; una gata".
Así les dicen a los que aún no son médicos (yo lo era, pero aun no reconocida en El Salvador). Me contaron luego las secretarias que eso se escuchó hasta afuera de la oficinita, y no es extraño, considerando que no tenía puerta. Ella llegaba solamente un par de horas al día; en cambio yo pasaba de 8 de la mañana a 2 ó 3 de la tarde allí, por lo que me dio tiempo para conocer a muchas personas, maravillosas algunas, no tanto otras.
La vida laboral en un hospital, es apasionante. Para mí, como psiquiatra infantil en un hospital de niños, más todavía. Observar y analizar el sufrimiento, tanto de niños y padres de familia, como de médicos y enfermeras, unos más indiferentes que otros, fue muy aleccionador. Sospechaba que mis colegas médicos se sentían un poco amenazados por "la doctora que examinaba sin estetoscopio" (así me decían); o sea, la “analiza-pensamientos”, querían decir. Y es que aun para los médicos, la psiquiatría es una especialidad orientada a buscar los locos entre los cuerdos.
Nada más alejado de la realidad; sobre todo cuando se ha hecho una subespecialidad en niños y adolescentes y otra en terapia familiar. Yo sabía algo de en qué consisten las demás especialidades de la medicina. Ellos, en realidad, no sabían nada de en qué consistía la mía. Para los propios colegas médicos la psiquiatría estaba impregnada del mismo estigma que para el resto de la sociedad, y eso era un gran obstáculo para que mi recurso pudiera ser apreciado.
Fue un esfuerzo largo y solitario conseguir que algunos colegas médicos empezaran a comprender, aunque fuera un poquito, que no hay que estar "loco" para recurrir a la psiquiatría. Esta nos proporciona una mirada neutral ante problemas cotidianos de nuestra vida en relación con nosotros mismos, la pareja, amistades, en el ámbito laboral y el ambiente social en general.
Pasado un tiempo se me ocurrió pedir plaza en el Ministerio de Salud Publica, y aquí sí hubo suerte. Como la doctora ya mencionada llegaba a dar consulta a última hora de la mañana, a mi me asignaron la hora más tempranita, lo cual me agradó bastante. Ya con cierta autoridad, lo primero que hice fue negarme a dar consulta, a menos, que le pusieran puerta al cubículo, pues, como ya dije, se oía todo lo que los pacientes estaban hablando, que muchos de los casos se trataba de abusos o violaciones, y en todos los casos, de temas personales y privados. El ser humano tiene derecho a su privacidad siempre, y, en particular en temas de salud; más aun en el caso de la psiquiatría.
Pobres enfermeras; les fue complicado, pero lograron que mandaran ponerme una puerta. Para lo que ya no alcanzó su buena voluntad, fue para ponerme un ventilador, como tenían todos los demás cubículos. Pues tozuda yo, como siempre, pedí autorización para llevar mi propio ventilador y dejarlo allí hasta que decidieran ponerme uno de parte del hospital. Así mismo, empecé a tratar de que nos diesen al menos unas cuatro camas en la sección de hospitalización para los niños víctimas de abuso, ya que hasta entonces la práctica era llamar al médico para "hacer hablar al paciente" (como si de un acusado se tratase), curar alguna lesión, si la había, y "para afuera". A mí eso no me parecía nada adecuado, y yo defendía que cada quien tiene derecho a hablar al ritmo que su alma le permita; y, por supuesto, no arrancaba confesiones del trauma para luego firmar el alta y “afuera”. En alguna ocasión llegué a cuestionar a algún jefe de servicio sobre qué sentiría si yo tratase así a su hija o pariente.
Las pruebas psicométricas que se utilizaban en este centro, eran, casi casi, “de las que trajo Colón en las carabelas". En ellas la mayoría de los niños arrojaban coeficientes intelectuales deficientes; por lo inadecuado de las pruebas, y, además porque la mayoría de pacientes son niños inquietos y, frecuentemente, con problemas de atención. Toda esta situación me invitó a crear una unidad de Salud Mental de calidad y como merecen los niños salvadoreños. Para ello, al salir del hospital, me iba a recorrer embajadas, agencias de cooperación internacional, universidades, etc. para lograr apoyos económicos y técnicos para realizar mi sueño. 
En este tiempo ya había aparecido en el firmamento otro doctor psiquiatra pediatra, que, por alguna razón, no fue aceptado como miembro de la Asociación de Pediatría. Curiosamente, a él sí fue posible habilitarle un cubículo con ventilador. Pasado un tiempo, logré tener un bonito proyecto de Unidad de Salud Mental, y empecé a pedir para la misma un gran cubículo que estaba vacío en el anexo del hospital. El director daba visos de aceptar, pero solo si había consenso de los tres médicos que atendían el área de psiquiatría.
Acá empezó otro calvario. Me ocurrió lo de "la gallinita que se encontró un grano de maíz y quería hacer un pastel con él". Nadie me ayudó a hacer mi proyecto, y menos a buscar recursos; pero lo peor fue que la doctora original, la que me había llamado “gata”, se alió con el nuevo doctor en contra mía, decidiendo dar a éste la dirección de mi propio proyecto, de mi sueño. Me pareció una jugada muy fea, y apele a las autoridades del hospital, pero, como Poncio Pilatos, se lavaron las manos.
Pasé días amargos. Finalmente, y ya sin nada que hacer, llegó el día de firmar el acuerdo para iniciar los trámites de la Unidad. Habiendo ya firmado la colega mujer; nos reunimos el colega varón y yo. Para no firmar, fingí haber tenido un accidente en mi mano derecha, y a solas con el doctor, y con mi mano enyesada, le pregunté: "¿Verdad que a usted ni le interesa esto, y lo hace por quitarme mi sueño?" "Sí" fue su confidencial respuesta. Me quedé con las ganas de golpearlo con la mano enyesada, pero simplemente me fui, y a los pocos días presenté mi renuncia. 
Allí les quedó todo listo para llevar a cabo mi sueño, pero creo que aun ahora, veinte años después este solo existe en un papel mojado y en mi alma. Y es que, por bueno que sea un proyecto, es la voluntad de las personas lo que mueve las cosas. Creo yo, a quien terminaron marginando, era la única que tenía la voluntad y disposición. Es un ejemplo más de por qué las cosas funcionan como funcionan en nuestro país.
Tras ello, me dediqué exclusivamente a mi consulta privada, en la que me fue de maravilla, ya que Dios me dio tan abundante clientela que quejarme no puedo. Allí utilicé pruebas adecuadas, y tenía psicólogas y terapeutas educativas. Qué lástima que solo se beneficiaran aquellos con recursos para pagar un servicio privado, y no la población más necesitada.
¿Y qué pasó con mi sueño? Aún lo tengo en el alma. No considero justo que nuestra niñez Salvadoreña no pueda tener la atención adecuada que merece y necesita. La causa de muchos “ninis”, son dificultades de aprendizaje que no se detectan ni se atienden en forma adecuada. En fin, podría mencionar mil razones de por qué es necesario atender la salud mental de nuestra niñez y sus familias, de una forma integral. En mi corazón  ha quedado  una gran tristeza. Saqué adelante a mis hijos, a mis consultantes… pero no pude ayudar a la niñez salvadoreña porque no me dejaron.
Acerca de la Dra. Mendoza Burgos
Titulaciones en Psiquiatría General y Psicología Médica, Psiquiatría infantojuvenil, y Terapia de familia, obtenidas en la Universidad Complutense de Madrid, España.

Mi actividad profesional, desde 1,993, en El Salvador, se ha enfocado en dos direcciones fundamentales: una es el ejercicio de la profesión en mi clínica privada; y la segunda es la colaboración con los diferentes medios de comunicación nacionales, y en ocasiones también internacionales, con objeto de extender la conciencia de la necesidad de salud mental, y de apartarla de su tradicional estigma.

Fui la primera Psiquiatra infanto-juvenil y Terapeuta familiar acreditada en ejercer dichas especialidades en El Salvador.

Ocasionalmente he colaborado también con otras instituciones en sus programas, entre ellas, Ayúdame a Vivir, Ministerio de Educación, Hospital Benjamín Bloom, o Universidad de El Salvador. He sido también acreditada por la embajada de U.S.A. en El Salvador para la atención a su personal. Todo ello me hizo acreedora en 2007, de un Diploma de reconocimiento especial otorgado por la Honorable Asamblea Legislativa de El Salvador, por la labor realizada en el campo de la salud mental. Desde 2008 resido en Florida, Estados Unidos, donde compatibilizo mi actividad profesional con otras actividades.

La tecnología actual me ha permitido establecer métodos como video conferencia y teleconferencia, doy consulta a distancia a pacientes en diferentes partes del mundo, lo cual brinda la comodidad para mantener su terapia regularmente aunque esté de viaje. De igual manera permite a aquellos pacientes que viven en ciudades donde los servicios de terapeuta son demasiado altos acceder a ellos. Todo dentro de un ambiente de absoluta privacidad.

Trato de orientar cada vez más mi profesión hacia la prevención, y dentro de ello, a la asesoría sobre relaciones familiares y dirección y educación de los hijos, porque después de tantos años de experiencia profesional estoy cada vez más convencida de que el desenvolvimiento que cada persona tiene a lo largo de su vida está muy fuertemente condicionado por la educación que recibió y el ambiente que vivió en su familia de origen, desde que nació, hasta que se hizo adulto o se independizó, e incluso después.

Estoy absolutamente convencida del rol fundamental que juega la familia en lo que cada persona es o va a ser en el futuro.  

sábado, 18 de julio de 2015

SALUD MENTAL LA MEJOR HERENCIA FAMILIAR: CONSULTAS DISFRAZADAS


De todos los blogs publicados hay algunos que provocan innumerables comentarios que no son comentarios realmente, sino consultas sobre su caso particular, en espera de una respuesta específica que solucione su situación. Yo agradezco infinitamente la atención que ponen a este espacio, pero quisiera hacer algunas reflexiones al respecto.

La situaciones relacionadas con la conducta humana, o con los problemas infantiles casi nunca se originan simplemente “porque sí”, y casi nunca tienen una solución tan simple como dar un consejo, como si éste fuera una especie de varita mágica. Y yo siento que muchas personas eso es lo que esperan. En el pequeño espacio de un blog se puede simplemente exponer una problemática muy por encima, muy en general, y eso es lo que trato de hacer, despertar la conciencia de que tal o cual situación puede no ser normal o adecuada, o puede ser generadora de conflicto; despertar la conciencia de que lo que le pasa a muchas personas, y que creen que les pasa solo a ellas, es una problemática bastante común que pasa a otras muchas personas.

Sin embargo, no se puede entrar a analizar muy en profundidad los temas por falta de espacio, por falta de tiempo, y porque muy poca gente lo leería; en general los textos largos y complejos tienden a provocar rechazo en la gran mayoría de las personas. Y esas mismas son también algunas de las razones por las que no se puede dar respuesta profunda a las consultas escritas. Pero no son las únicas razones; ni siquiera las más importantes.

Cada problemática particular, aunque sea muy común en otras muchas personas, se ha generado en base a circunstancias particulares, generalmente con otras personas del entorno particular involucradas. Son situaciones que, en general, han existido por bastante tiempo, y que han provocado otras situaciones paralelas. Son situaciones muchas veces generadas por personas con una determinada forma de ser, o hábitos muy arraigados, que no van a desaparecer de repente. Situaciones, en general, bastante enredadas, que, obviamente, no van a cambiar por dar un simple consejo online. Incluso una situación aparentemente simple, como que un niño moje la cama, por ejemplo, está probablemente ocasionada por una o más circunstancias complejas que uno ni se imagina.

Por tanto, para tratar de dar solución a todas estas situaciones generalmente se requiere de la actuación de un especialista, de una forma directa e interactiva, con la persona o personas afectadas, y frecuentemente también, con las personas de su entorno involucradas. Hoy día la tecnología permite trabajar muchas de estas situaciones on line, sin necesidad de desplazarse a la consulta del especialista. Pero aún con la actuación del especialista, es necesario un compromiso honesto de las personas facilitando el trabajo del especialista y siguiendo las recomendaciones pertinentes. Sin este compromiso, el trabajo del especialista es en vano.

Y es bastante común también que este compromiso no exista por diferentes razones, la principal, porque tratar de solucionar una situación supone casi siempre afectar o modificar hábitos inadecuados u otras situaciones patológicas que no se está dispuesto a cambiar, de modo que al final se concluye que el problema que se consulta es, en realidad, “el mal menor”, y se abandona el esfuerzo, dejando ahí el problema como mal menor, que en el futuro se convertirá a su vez, probablemente, en causa de nuevos problemas.

Hay otra reflexión más que quisiera hacer al respecto de las consultas que se me hacen en los comentarios. Aunque cada situación es diferente a las demás, porque tiene elementos y circunstancias particulares, también suelen tener elementos en común a los demás casos sobre ese mismo tema. Y yo siento que directamente se solicita al especialista sin que haya un esfuerzo propio de leer otras consultas similares, así como respuestas que ya se han dado a consultas similares. Cada uno de nosotros debe ser un poco “psicólogo”, al menos a nivel doméstico, para asimilar similares experiencias ajenas y adaptarlas a nuestra situación particular.

Acerca de la Dra. Mendoza Burgos

Titulaciones en Psiquiatría General y Psicología Médica, Psiquiatría infantojuvenil, y Terapia de familia, obtenidas en la Universidad Complutense de Madrid, España.

Mi actividad profesional, desde 1,993, en El Salvador, se ha enfocado en dos direcciones fundamentales: una es el ejercicio de la profesión en mi clínica privada; y la segunda es la colaboración con los diferentes medios de comunicación nacionales, y en ocasiones también internacionales, con objeto de extender la conciencia de la necesidad de salud mental, y de apartarla de su tradicional estigma.

Fui la primera Psiquiatra infanto-juvenil y Terapeuta familiar acreditada en ejercer dichas especialidades en El Salvador.

Ocasionalmente he colaborado también con otras instituciones en sus programas, entre ellas, Ayúdame a Vivir, Ministerio de Educación, Hospital Benjamín Bloom, o Universidad de El Salvador. He sido también acreditada por la embajada de U.S.A. en El Salvador para la atención a su personal. Todo ello me hizo acreedora en 2007, de un Diploma de reconocimiento especial otorgado por la Honorable Asamblea Legislativa de El Salvador, por la labor realizada en el campo de la salud mental. Desde 2008 resido en Florida, Estados Unidos, donde compatibilizo mi actividad profesional con otras actividades.

La tecnología actual me ha permitido establecer métodos como video conferencia y teleconferencia, doy consulta a distancia a pacientes en diferentes partes del mundo, lo cual brinda la comodidad para mantener su terapia regularmente aunque esté de viaje. De igual manera permite a aquellos pacientes que viven en ciudades donde los servicios de terapeuta son demasiado altos acceder a ellos. Todo dentro de un ambiente de absoluta privacidad.

Trato de orientar cada vez más mi profesión hacia la prevención, y dentro de ello, a la asesoría sobre relaciones familiares y dirección y educación de los hijos, porque después de tantos años de experiencia profesional estoy cada vez más convencida de que el desenvolvimiento que cada persona tiene a lo largo de su vida está muy fuertemente condicionado por la educación que recibió y el ambiente que vivió en su familia de origen, desde que nació, hasta que se hizo adulto o se independizó, e incluso después.

Estoy absolutamente convencida del rol fundamental que juega la familia en lo que cada persona es o va a ser en el futuro. 


sábado, 7 de febrero de 2015

Si estás pensando en laxarte deberías leer esto antes de hacerlo

Tomado de Quite interesting, BBC

 Lo que quizás no sabías de los laxantes

Nunca, bajo ninguna circunstancia, tomes una pastilla de dormir y un laxante en la misma noche"
Dave Barry

Dulces sin azúcar

Muchos de los dulces sin azúcar contienen Lycasin, un jarabe de maltitol que es casi tan dulce como el azúcar pero con sólo la mitad de las calorías.
Si se toma en grandes cantidades, Lycasin es un poderoso laxante.
Desafortunadamente, nuestro sistema no lo puede digerir completamente, así que se fermenta en el colon y causa distensión abdominal, flatulencia, diarrea y otras incomodidades.
Un estudio publicado por el European Journal of Clinical Nutrition en 2002 concluyó que la ingesta de 40 gramos de confites endulzados con Lycasin era suficiente para causar estos síntomas en adultos.
Si se consumen con moderación, los dulces que contienen Lycasin no causan problemas; pero a veces, la moderación no prima.
¡Dulces peligrosos!
Estas gomas con forma de osos, confeccionados por uno de los más grandes fabricantes de este tipo de dulces del mundo, la alemana Haribo, se venden en bolsas de 3 kilogramos. Eso es el equivalente a 57 veces la cantidad necesaria para causar hinchazón, gases y demás.
La página de Amazon que las vende claramente advierte: "puede causar incomodidad estomacal y/o tener un efecto laxativo. No obstante, hay más de 250 comentarios de quienes no le prestaron atención a la llamada a la precaución.
He aquí algunos de los menos fuertes:
"La 'incomodidad estomacal' resultó ser una subestimación masiva"
"Armagedón gastrointestinal"
"Flatulencia calamitosa"
"Trompetas llamando a los demonios a que volvieran al infierno"
"NAPALM" 

Con el coco también es mejor tener cuidado: es delicioso, sobre todo cuando se come al lado del mar, pero tiene efecto laxativo

Ruibarbo

La palabra ruibarbo podría ser una contracción de rheum-barbarum, del griegorheuma, 'eso que fluye'. Esa palabra era usada para los ríos, la lava o las descargas corporales.
En épocas antiguas el ruibarbo se usaba como laxante.
Este hecho estuvo a punto de causar una crisis diplomática durante las Guerras del Opio (1839-1842).

Una planta con la que China amenazó de muerte a Reino Unido.
Hasta que en la década de 1870 se empezó a producir en el Triángulo del Ruibarbo -una zona de 23 kilómetros cuadrados en Inglaterra- la mayoría venía de China.
En 1839, el comisario imperial chino Lin Zexu le escribió una carta a la reina Victoria advirtiéndole que, a menos de que los británicos dejaran de suministrarle opio a China, suspendería los envíos de ruibarbo a Reino Unido, lo que mataría a todo el mundo de estreñimiento masivo.
Al parecer, nunca le tradujeron la carta a la reina así que nunca fue consciente de tal peligro.
Lo que sí ocurrió fue que los británicos enviaron a un ejército desde India para forzar a los chinos a aceptar las importaciones de opio británicas.

Un problema que puede traer el uso excesivo de laxantes es provocar... estreñimiento

¿La Estatua de la Libertad patrocinada por laxantes?

En 1884 y durante un año, la Estatua de la Libertad estuvo en un patio de Frédéric Auguste Bartholdi, el escultor francés que la diseñó.
La había terminado de construir pero en Estados Unidos aún no estaba listo el pedestal. Se necesitaban US$100.000 para completarlo.
El diario Le Monde lanzó una campaña para recaudar los fondos.
En vez de la bandera...
Castoria, una firma que produce laxativos, ofreció US$25.000 a cambio de que el nombre de su laxante estuviera desplegado en la parte superior de la estatua durante un año.
La oferta fue cortésmente rechazada.

Hasta los años 20, los pacientes con enfermedades mentales eran sedados suministrándoles aceite de croton, el laxante más poderoso que se conoce en el mundo