Mostrando entradas con la etiqueta Psicópatas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Psicópatas. Mostrar todas las entradas

sábado, 23 de noviembre de 2019

SALUD MENTAL LA MEJOR HERENCIA FAMILIAR: HIJOS SATURNO


Por Dra. Margarita Mendoza Burgos


El Museo del Prado, uno de los más visitados de Madrid, tiene varias joyas artísticas. Una de ellas, sin duda, es el cuadro de Goya titulado “Saturno devorando a su hijo”.

En ese impactante óleo, un clásico del expresionismo, puede verse al dios Saturno comerse vivo a su hijo en un acto de canibalismo atroz.

Por estos días, el término Saturno vuelve a estar de moda, aunque esta vez es a la inversa: se utiliza para describir a los hijos que matan a los padres.

Se les llama Hijos Saturno  -en referencia a ese cuadro- y son básicamente aquellos que no velan por sus padres de forma adecuada.

Más bien son los que desean obtener todo lo económico posible de ellos, pero sin importarles el estado de salud ni el deterioro de los mismos. Por lo general terminan asesinando a sus padres para poseer sus bienes.

La forma de matar va desde un asesinato directo, muchas veces con un arma, hasta acabar con la vida de un padre a través del abandono total en el caso de una persona incapaz de cuidarse a sí misma. Bastará con no alimentarlo apropiadamente, aislarlo o inmovilizarlo para conducirlo lentamente a la muerte.  

Solo un hijo con pocos valores y mucha ambición podría ser capaz de eso. Pero los hay, y a montones, como se podrá comprobar en la vida real. Se trata de hijos que no soportan la espera de una herencia o, peor aún, de no tenerla nunca. Ni siquiera existe un interés afectivo a los padres.

Generalmente hay rasgos de sociopatía o psicopatía en ello, es decir que no tienen empatía por nadie, ni siquiera por sus progenitores. Aquí también pueden influir vicios como drogas, sexualidad promiscua y problemas de juego.

Unos de los casos más emblemáticos, sobre todo en los años Noventa, ocurrió en Estados Unidos y tuvo como protagonistas a los hermanos Lyle y Erik Menéndez, quienes mataron a sus padres para cobrar la herencia. José Menéndez, una de las víctimas, era un millonario productor de cine que vivía con ellos en una mansión de Beverly Hills. La historia se hizo película y el caso fue muy comentado.

Podríamos pensar que este fenómeno es relativamente nuevo y atribuírselo a que vivimos en un mundo cada vez más materialista. Sin embargo, siempre han existido seres así a lo largo de la historia, gente desapegada, insensible e inescrupulosa. Capaz de hacer lo que sea por una herencia o por hacer desaparecer “mágicamente” un obstáculo doméstico con un acto criminal.

En muchos casos, el problema empieza con las mismísimas víctimas: los padres. Estos a veces no son capaces de aceptar que sus retoños no van por el buen camino y sobre todo fueron muy permisivos a la hora de educarlos. Daban todo lo que los hijos querían sin enseñar lo que cuesta obtener las cosas. Eso, sumado a un proceso psicológico anormal, puede engendrar un Hijo Saturno.

Si bien no es algo nuevo, sí se está dando con más frecuencia. Esto llevó a que la Universidad de Valencia analizara una muestra de 33 casos de hijos que habían matado a su padre o madre desde el año 2000 hasta el 2017.

Conclusión: “el perfil del parricida según los datos obtenidos es el de un hombre con una edad media de 27 años. Sus conductas pueden verse agravadas por la ingesta o consumo de sustancias a causa de sus efectos, pero no constituyen un factor determinante. El joven suele proceder de una familia estructurada y convive con la víctima. Suele cometer el crimen en el domicilio familiar empleando un arma blanca”.
Acerca de la Dra. Mendoza Burgos
Consultas on line

Titulaciones en Psiquiatría General y Psicología Médica, Psiquiatría infanto-juvenil, y Terapia de familia, obtenidas en la Universidad Complutense de Madrid, España.

Mi actividad profesional, desde 1,993, en El Salvador, se ha enfocado en dos direcciones fundamentales: una es el ejercicio de la profesión en mi clínica privada; y la segunda es la colaboración con los diferentes medios de comunicación nacionales, y en ocasiones también internacionales, con objeto de extender la conciencia de la necesidad de salud mental, y de apartarla de su tradicional estigma.

Fui la primera Psiquiatra infanto-juvenil y Terapeuta familiar acreditada en ejercer dichas especialidades en El Salvador.

Ocasionalmente he colaborado también con otras instituciones en sus programas, entre ellas, Ayúdame a Vivir, Ministerio de Educación, Hospital Benjamín Bloom, o Universidad de El Salvador. He sido también acreditada por la embajada de U.S.A. en El Salvador para la atención a su personal. Todo ello me hizo acreedora en 2007, de un Diploma de reconocimiento especial otorgado por la Honorable Asamblea Legislativa de El Salvador, por la labor realizada en el campo de la salud mental. Desde 2008 resido en Florida, Estados Unidos, donde compatibilizo mi actividad profesional con otras actividades.

La tecnología actual me ha permitido establecer métodos como video conferencia y teleconferencia, doy consulta a distancia a pacientes en diferentes partes del mundo, lo cual brinda la comodidad para mantener su terapia regularmente aunque esté de viaje. De igual manera permite a aquellos pacientes que viven en ciudades donde los servicios de terapeuta son demasiado altos acceder a ellos. Todo dentro de un ambiente de absoluta privacidad.

Trato de orientar cada vez más mi profesión hacia la prevención, y dentro de ello, a la asesoría sobre relaciones familiares y dirección y educación de los hijos, porque después de tantos años de experiencia profesional estoy cada vez más convencida de que el desenvolvimiento que cada persona tiene a lo largo de su vida está muy fuertemente condicionado por la educación que recibió y el ambiente que vivió en su familia de origen, desde que nació, hasta que se hizo adulto o se independizó, e incluso después.

domingo, 7 de octubre de 2018

SALUD MENTAL LA MEJOR HERENCIA FAMILIAR: PADRES ASESINOS


Por Dra. Margarita Mendoza Burgos
México, Bolivia, Argentina, Estados Unidos, Inglaterra… Si uno analiza las noticias de los últimos meses descubrirá que, indistintamente del lugar, cada vez son más los casos de filicidio en el mundo. ¿Qué es eso? Nada menos que cuando un padre o una madre asesina a sus propios hijos. 

Es inconcebible que esto pueda ocurrir, pero sucede… Y con más frecuencia de lo que muchos creen. En Inglaterra, por ejemplo, cada mes mueren tres niños a manos de sus padres. Se da, sobre todo, por venganza. Para acabar con un obstáculo, por un trastorno mental, por vergüenza… Todo individuo que comete un filicidio es, por naturaleza, un psicópta. Son seres que incluso dan excusas cuando los atrapan, pero no sienten en realidad amor por sus hijos. Es solo una forma de justificarse, pero nada justifica matar a un hijo. 

Hombres y mujeres suelen matar de forma distinta y, con frecuencia, por distintas razones. Las mujeres no recurren a la violencia física y no quieren ver sangre, aunque hay excepciones. Son más insidiosas, matan más lentamente, planifican, tienen mucha paciencia y un alto porcentaje justifica sus asesinatos, según los especialistas. 

El llamado neonaticidio se produce durante las 24 horas posteriores al parto y es cometido siempre por las madres. “Las razones son variadas y van desde la vergüenza social a la no aceptación por parte de la familia, o la falta de capacidad económica para atenderlo", explica la realizadora de un estudio publicado por la revista Forensic Science International. 

Un detalle que llama la atención es que la mayoría de los infanticidios son cometidos por personas sin aparentes problemas mentales. Eso se desprende de una investigación de Theresa Porter y Helen Gavin, que en 2010 analizó datos de 40 años y que no permite tener sospechas porque proyecta una imagen de persona trabajadora, adaptada, y no concuerda con la imagen estereotipada de una homicida. 

Sin embargo otros estudios sostienen que los padres o madres que realizan un infanticidio suelen padecer de psicopatía o sufrir un brote psicótico, además de un círculo social limitado e historial de haber sido abusados Otra investigación realizada en España concluye que el 57,4% de los 15,691 casos estudiados, el asesino fue un hombre y el 42,6,% a la mujeres. Además, el 90% de los filicidios son cometidos por los padres biológicos y sólo el 10% son perpetrados por los padrastros o madrastras. Prevenir casos de filicidio no es sencillo, pero padres con carencias afectivas y síntomas de esquizofrenia son más propensos a esto. Otro dato: según el estudio, la inteligencia de los padres asesinos estaba por debajo de la media. 

Hogares con casos de violencia familiar pueden ser un caldo de cultivo para estas situaciones. "Hay mucha gente que perdona a quien le hace daño o le quita algo que quiere y olvida, pero la mayoría de los humanos quiere justicia y venganza. Los hombres normalmente tienen una razón muy primigenia, que es vengarse de su pareja. 'Me has dejado o me vas a dejar, o me estás pidiendo el divorcio, ¿cómo puedo hacerte daño?' La forma más cruel es arrebatándole a sus hijos", opina la criminóloga Paz Velasco de la Fuente. 

Robert Hare, especialista en psicopatía, estima que un 1% de la población mundial es psicópata: "Conviven y trabajan con nosotros, son nuestras parejas, amigos, vecinos... se les ha llamado personas tóxicas o depredadores emocionales y, para conseguir lo que quieren están dispuestas a cualquier cosa. También a matar, pero hay que aclarar que, aunque se tenga un trastorno antisocial de la personalidad, lo que antes se llamaba psicopatía, no todos son crueles asesinos". No es fácil distinguirlos. 

Por otra parte, está el llamado filicidio altruista, que se da tanto en hombres como en mujeres que creen que están haciendo lo mejor para sus hijos. Dentro de esta categoría, se diferencian dos situaciones distintas: "Está el padre o la madre que no tiene ganas de seguir viviendo, sufre un episodio de depresión muy fuerte y tiene miedo de dejar a sus hijos solos, así que los asesina. Muchos especialistas lo llaman suicidio ampliado", explica la periodista Teresa Guerrero. 

En otros casos, el hijo padece una enfermedad y el progenitor cree que no va poder tener una vida digna o normalizada, así que decide acabar con su vida para que no sufra. Un caso emblemático fue el de Katharina Katit-Stäheli, una mujer suiza que en 2014 acuchilló a su bebé de 10 meses, que padecía hidrocefalia.
Tras cometer el asesinato, es bastante frecuente que el padre o la madre se suicide o lo intente, aunque muchos no lo logran. Tampoco lo consiguió Anna Mae Blessing, la anciana estadounidense de 92 años que recientemente mató a su hijo para evitar que la llevara a una residencia. Tras su fallido intento de suicidio, ha pedido que la ejecuten. Casos así terminan siendo fatales. Se puede tratar psicológicamente un caso así, pero si no hay muestras visibles de un arrepentimiento, es imposible que una terapia les ayude.

Acerca de la Dra. Mendoza Burgos
Consultas on line
Titulaciones en Psiquiatría General y Psicología Médica, Psiquiatría infantojuvenil, y Terapia de familia, obtenidas en la Universidad Complutense de Madrid, España.

Mi actividad profesional, desde 1,993, en El Salvador, se ha enfocado en dos direcciones fundamentales: una es el ejercicio de la profesión en mi clínica privada; y la segunda es la colaboración con los diferentes medios de comunicación nacionales, y en ocasiones también internacionales, con objeto de extender la conciencia de la necesidad de salud mental, y de apartarla de su tradicional estigma.

Fui la primera Psiquiatra infanto-juvenil y Terapeuta familiar acreditada en ejercer dichas especialidades en El Salvador.

Ocasionalmente he colaborado también con otras instituciones en sus programas, entre ellas, Ayúdame a Vivir, Ministerio de Educación, Hospital Benjamín Bloom, o Universidad de El Salvador. He sido también acreditada por la embajada de U.S.A. en El Salvador para la atención a su personal. Todo ello me hizo acreedora en 2007, de un Diploma de reconocimiento especial otorgado por la Honorable Asamblea Legislativa de El Salvador, por la labor realizada en el campo de la salud mental. Desde 2008 resido en Florida, Estados Unidos, donde compatibilizo mi actividad profesional con otras actividades.

La tecnología actual me ha permitido establecer métodos como video conferencia y teleconferencia, doy consulta a distancia a pacientes en diferentes partes del mundo, lo cual brinda la comodidad para mantener su terapia regularmente aunque esté de viaje. De igual manera permite a aquellos pacientes que viven en ciudades donde los servicios de terapeuta son demasiado altos acceder a ellos. Todo dentro de un ambiente de absoluta privacidad.

Trato de orientar cada vez más mi profesión hacia la prevención, y dentro de ello, a la asesoría sobre relaciones familiares y dirección y educación de los hijos, porque después de tantos años de experiencia profesional estoy cada vez más convencida de que el desenvolvimiento que cada persona tiene a lo largo de su vida está muy fuertemente condicionado por la educación que recibió y el ambiente que vivió en su familia de origen, desde que nació, hasta que se hizo adulto o se independizó, e incluso después.

Estoy absolutamente convencida del rol fundamental que juega la familia en lo que cada persona es o va a ser en el futuro.

sábado, 1 de octubre de 2016

SALUD MENTAL LA MEJOR HERENCIA FAMILIAR: LOS PSICÓPATAS

Dentro de los trastornos mentales la psicopatía, en mayor o menor grado, es uno de los más comunes, aunque, a la vez, de los menos reconocidos; tal vez por el desconocimiento de su significado, de su contenido. A veces hemos escuchado referirse a alguien como un psicópata, y nos suena como a algo parecido a estar loco, o algo así. De hecho, mucha gente tiende a resumir los diferentes trastornos mentales en una sola palabra; estar loco.

Sin embargo, la psicopatía, más que como un trastorno mental, cabría considerarla como un trastorno social de la personalidad del individuo. Me explicaré para que se entienda bien clarito. El psicópata es, básicamente, la persona que no atiende ni considera los valores o los intereses generales y comunes, ni las reglas o las leyes que buscan el bien común. En cambio, crea sus propios valores y sus propias reglas con base a sus intereses particulares, estrictamente personales, sin considerar el interés de otros, o el interés social; frecuentemente, ni siquiera el interés o el derecho de sus familiares o seres cercanos.

El psicópata muestra un fuerte comportamiento antisocial, y, al mismo tiempo suele ser abierto, desinhibido, seductor y envolvente en su relación con los demás. Nótese que esto no es una contradicción. No confundamos ser social con ser sociable. El psicópata tiende a ser sociable por su carácter abierto y fácil relación con los demás, pero al mismo tiempo es antisocial porque siente poca o nula empatía por los demás, y porque no considera los intereses o los derechos de los demás sino solo sus propios intereses y sus propias reglas.

Precisamente su carácter abierto y sociable suele ayudarle no solo a pasar inadvertido como psicópata, sino a crearse una imagen positiva ante los demás, y a ganarse su confianza. Sin embargo, como suele decirse, es solo una piel de cordero que esconde un lobo dentro de sí. Y es que el psicópata siente muy poca o nula empatía por los demás, y muy poca o nula sensación de remordimiento o arrepentimiento. Sus muestras de pesar o de alegría por asuntos de otras personas suelen ser pura actuación, y suelen ser buenos actores.

Pero el mayor problema con los psicópatas es que sus únicos valores son aquellos que benefician su interés personal, lo que significa que tenderá a satisfacer su interés personal sin importarle lo más mínimo el perjuicio que con ello le esté ocasionando a otros, a veces incluso, insisto, a familiares o seres cercanos. Es común, por tanto, que tras ganarse la confianza de los demás, tienda a aprovecharse de ella en su interés. Cualquiera que se interpone en sus pretensiones se convierte en su enemigo y objeto de su odio, y tenderá establecer alianzas y a fabricar bulos para desacreditarla y quitarla de en medio de la forma que sea.

El psicópata tiende a ser obediente con las leyes siempre que vea que desobedecerlas entraña alto riesgo, pero es una obediencia basada absolutamente en el temor, y para nada en el respeto a la misma. Y es que, en el fondo, la única ley que el psicópata considera es su propia ley con base a sus propios intereses, por lo que si ve la posibilidad de burlar las leyes o los derechos ajenos sin ser descubierto, lo hará sin el más mínimo recato ni remordimiento.
Naturalmente que este trastorno se da en diferentes grados, desde leve hasta muy severo, y frecuentemente combinado con otros trastornos y otras manifestaciones; pero ahora que sabe cómo es básicamente un psicópata, seguro que le han venido a la mente más de dos o tres personas conocidas, posiblemente incluso algún familiar; y puede ser que hasta usted mismo, aunque le cueste reconocerlo. Pero probablemente le han venido a la mente infinidad de políticos. Sí, en este gremio es donde más abundan los psicópatas. Y no es extraño; la personalidad sociable del psicópata le ayuda a ganarse la confianza de la gente que le va a votar. Después, desde una posición de poder le es más fácil burlar, adaptar o deformar las leyes de interés común para satisfacer sus intereses personales.

Acerca de la Dra. Mendoza Burgos

Titulaciones en Psiquiatría General y Psicología Médica, Psiquiatría infantojuvenil, y Terapia de familia, obtenidas en la Universidad Complutense de Madrid, España.

Mi actividad profesional, desde 1,993, en El Salvador, se ha enfocado en dos direcciones fundamentales: una es el ejercicio de la profesión en mi clínica privada; y la segunda es la colaboración con los diferentes medios de comunicación nacionales, y en ocasiones también internacionales, con objeto de extender la conciencia de la necesidad de salud mental, y de apartarla de su tradicional estigma.

Fui la primera Psiquiatra infanto-juvenil y Terapeuta familiar acreditada en ejercer dichas especialidades en El Salvador.

Ocasionalmente he colaborado también con otras instituciones en sus programas, entre ellas, Ayúdame a Vivir, Ministerio de Educación, Hospital Benjamín Bloom, o Universidad de El Salvador. He sido también acreditada por la embajada de U.S.A. en El Salvador para la atención a su personal. Todo ello me hizo acreedora en 2007, de un Diploma de reconocimiento especial otorgado por la Honorable Asamblea Legislativa de El Salvador, por la labor realizada en el campo de la salud mental. Desde 2008 resido en Florida, Estados Unidos, donde compatibilizo mi actividad profesional con otras actividades.

La tecnología actual me ha permitido establecer métodos como video conferencia y teleconferencia, doy consulta a distancia a pacientes en diferentes partes del mundo, lo cual brinda la comodidad para mantener su terapia regularmente aunque esté de viaje. De igual manera permite a aquellos pacientes que viven en ciudades donde los servicios de terapeuta son demasiado altos acceder a ellos. Todo dentro de un ambiente de absoluta privacidad.

Trato de orientar cada vez más mi profesión hacia la prevención, y dentro de ello, a la asesoría sobre relaciones familiares y dirección y educación de los hijos, porque después de tantos años de experiencia profesional estoy cada vez más convencida de que el desenvolvimiento que cada persona tiene a lo largo de su vida está muy fuertemente condicionado por la educación que recibió y el ambiente que vivió en su familia de origen, desde que nació, hasta que se hizo adulto o se independizó, e incluso después.


Estoy absolutamente convencida del rol fundamental que juega la familia en lo que cada persona es o va a ser en el futuro. 

sábado, 10 de marzo de 2012

Joseph Kony más que un trending topic un sicópata que la humanidad no debe solapar

Tomado de El País

Composición gráfica utilizada en la campaña de Invisble Children mostrando a niños víctimas de Joseph Kony

La campaña que se ha convertido en uno de los temas más buscados en internet (trending topics) ha despertado polémica por la visión y solución simplista presentada por la ONG Invisible Children, quien usando información desactualizada reduce el problema en su narrativa a la del 'hombre blanco, bueno y valiente que salva a los negritos pobres e indefensos del otro negro malvado y salvaje'.

Por José Miguel Calatayud

Kony 2012 no es el nombre del que será el helado estrella de este verano (o quizá sí, a este ritmo quién sabe) ni el lugar de las próximas Olimpiadas de invierno en Japón. Como probablemente hayas oído ya, es el nombre de la última campaña de la organización estadounidense Invisible Children (Niños invisibles). En un principio, quizá vieras algo en Facebook o en Twitter o en blogs. Y a estas alturas ya puede que la gente lo esté comentando en los bares.

Con esta campaña, Invisible Children pretende hacer famoso a Joseph Kony, el líder del Ejército de la Resistencia del Señor (Lord's Resistance Army, LRA), una especie de milicia originaria del norte de Uganda y que en sus inicios mezclaba ideas fundamentalistas cristianas con unas ciertas aspiraciones políticas. En su revuelta contra el Gobierno ugandés, que se inició en 1987, el LRA se especializó en el secuestro de niños y niñas, a los que obliga a convertirse en soldados o sirvientes. Las niñas pueden acabar siendo esclavas sexuales o 'esposas' de los miembros del grupo y hay niños a los que obligan a matar a otros niños o a miembros de su familia para alienarlos y poder malearlos más fácilmente. Además, en sus ataques el LRA corta los labios, orejas y narices de muchas de sus víctimas para aterrorizar a la población.

Video subtitulado en Español

Invisible Children ha realizado un vídeo que, la verdad, está muy currado y en el que hablan del LRA y de Joseph Kony, denuncian su uso de niños soldado y sus atrocidades y piden apoyo y dinero para contribuir a que Kony sea famoso y esto aumente la presión internacional para que sea arrestado este año.

La campaña ha tenido una resonancia extraordinaria en las redes sociales. Mientras escribo estas líneas, el vídeo ha sido visto en Vimeo por 14,6 millones de personas en dos semanas. Y en YouTube, donde fue colgado el lunes, lo han visto ya 52,6 millones. Y subiendo. Además, la iniciativa ha suscitado todo tipo de respuestas, en su gran mayoría negativas por parte de profesionales y académicos de la esfera humanitaria.

Y es que ocurre que el vídeo da una imagen errónea de la realidad. Joseph Kony y el LRA no están presentes en Uganda desde 2006 y ya desde antes la milicia estaba primariamente basada en el sur de Sudán y, desde 2005, en la zona noreste de la República Democrática del Congo (RDC). En la actualidad, y cito un artículo que escribí yo sobre el tema, "el LRA existe en forma de pequeñas unidades más o menos autónomas y repartidas por la jungla en un área entre Sudán del Sur, la República Centroafricana (RCA) y RDC (...). Estados Unidos cree que actualmente el núcleo del LRA son sólo unos 200 militantes acompañados por unos 600 rehenes". La cifra de los 30.000 niños sería el total de secuestrados desde 1987. Sin quitarle importancia al drama y las traumatizantes consecuencias de un rapto por breve que sea, muchos fueron liberados o se escaparon a las pocas horas de su captura.

A pesar de lo que parece implicar el vídeo, el norte de Uganda no es una zona en guerra y, desde que la milicia lo abandonó por completo, ha ido recuperándose y la casi totalidad de las personas desplazadas por la violencia han regresado ya a sus hogares, campos y granjas.

Tras años en los que el norte de Uganda sí parecía un lugar en guerra y cuando llegó a haber 1,7 millones de desplazados, la zona ha vuelto más o menos a la normalidad y Gulu, la capital de la región, es una ciudad vibrante y en crecimiento. Aun así, por supuesto que la zona necesita ayuda: le iría muy bien un incremento de inversiones privadas y públicas, de asistencia sanitaria y psicológica a las muchísimas víctimas directas e indirectas provocadas por el LRA y de programas de reinserción social y laboral. Lo que evidentemente conlleva muchísimo trabajo y, eso sí y en mi opinión, tanto las inversiones como la asistencia deberían estar lideradas por organizaciones locales, desde el terreno, empezando a pequeña escala y con mecanismos de rendición de cuentas desde el primer momento. Donde el LRA sí sigue activo, en la zona entre Sudán del Sur, la RDC y la RCA, aún sigue realizando ataques ocasionales y secuestrando y mutilando a algunas de sus víctimas.

Joseph Kony

Además, el vídeo -y la campaña en general- obvian la larga y compleja historia del LRA, los factores políticos y económicos y los muchos y diferentes actores que de una u otra forma han intervenido y siguen interviniendo en ella. Así como las diversas y fracasadas intervenciones militares contra la milicia (incluyendo una ya apoyada directamente por Estados Unidos), los distintos intentos de llegar a una paz negociada y los esfuerzos por reconciliación que apoyan muchas de las víctimas. Precisamente: es un tema extenso y complicado y, para quien esté interesado, yo voy a incluir unos cuantos párrafos más en los comentarios en el momento que se publique esta entrada.

Pero, tras la media hora de vídeo y las miles de palabras que estamos todos escribiendo sobre ello, ¿qué pretende realmente Invisible Children con esta campaña? En las propias palabras de Jason Russell, narrador en el vídeo y uno de los creadores de la organización (minuto 21 y 40 segundos): "Sabemos lo que hay que hacer. Aquí está, ¿estás listo? Para que Kony sea arrestado este año, el ejército ugandés tiene que encontrarlo. Para encontrarlo, necesitan la tecnología y el entrenamiento para poder encontrarlo en la enorme jungla. Es para eso que los asesores estadounidenses están allí. Pero para que los asesores estadounidenses estén allí, el Gobierno estadounidense los tiene que enviar. Lo han hecho, pero si el Gobierno no cree que a la gente le importe Kony, la misión será cancelada. Para que a la gente le importe Kony, tienen que conocerlo. Y sólo lo conocerán si su nombre está por todas partes". De ahí que Invisible Children pida a la gente que compren por 30 dólares su 'kit del activista', que contiene pósters, una pulsera, una camiseta, una 'guía de acción', pegatinas y una chapa. Los bolsillos más pequeños tienen la opción de pagar sólo 10 dólares y recibir la pulsera. Además, Invisible Children quiere involucrar a veinte famosos para que éstos difundan el mensaje.

Imagen que los fundadodres de Invisible Children (los tres jóvenes blancos) usaron en un principio en la campaña (Foto: Glenna Gordon)

Dejando de lado que el párrafo es un poco redundante y confuso (mi traducción es bastante literal), el propio Russell reconoce que ya hay asesores estadounidenses en el terreno. De hecho, este programa se inició en octubre del año pasado. Cien militares estadounidenses fueron enviados para ayudar a las tropas ugandesas y de los demás países afectados en su búsqueda del LRA, con el objetivo principal de aportar tecnología y ayudar a los diferentes ejércitos a conseguir y compartir información. Russell dice que el Gobierno cancelará la misión si cree que a la gente no le importa Kony. Bueno. Esta misión tiene su origen en 2009 y respondió, por un lado, a la presión de lobbies y organizaciones como Enough y -precisamente- Invisible Children y, por otro, al plan más general de Estados Unidos de estar presente y contar con aliados en el este y el centro de África, una región importante estratégicamente debido a la violencia presente en algunos países y a su gran riqueza en minerales e hidrocarburos. Cuando en noviembre entrevisté al portavoz de la embajada de Estados Unidos en Kampala, Daniel Travis, para la realización de este artículo, le pregunté que hasta cuándo se iban a quedar las tropas en la zona. Me respondió: "Nos hemos comprometido a ayudar a neutralizar el LRA y, específicamente, eso significa conseguir que Joseph Kony se rinda o encontrarlo". Desde entonces y hasta ahora, las autoridades estadounidenses no sólo no han dado ningún indicio de que estén pensando en cancelar la misión sino que repetida y públicamente han dicho que van a seguir apoyando a los ejércitos de la zona y han destacado lo que ellos consideran éxitos parciales de la misión. Sin embargo, y como publicamos aquí, esta iniciativa estadounidense ha suscitado dudas y sospechas entre la población local. De hecho, víctimas y afectados por la violencia prefieren un enfoque distinto basado en la reconciliación y en la justicia local.

Eso sobre el vídeo. Pero Invisible Children también ha redactado una carta para Barak Obama, el presidente de Estados Unidos. En este texto detallan más sus peticiones y dicen: "Los ejércitos ugandés y otros de la región que persiguen a los grupos y oficiales del LRA siguen enfrentándose a enormes retos. Sus operaciones son paralizadas por una pobre voluntad política, una débil coordinación transfronteriza, la ausencia de transporte aéreo y la retirada de más de la mitad de las tropas ugandesas inicialmente desplegadas en el terreno".

No hace falta ser un experto sino aplicar algo de sentido común y aquí las preguntas son: en cualquier caso, ¿qué podría hacer Obama si los países implicados no tienen la suficiente voluntad política? También puede ser que Sudán del Sur, la RCA, la RDC y Uganda tengan otros problemas que prefieren priorizar dados sus escasos recursos. Y esto sin hablar de que la corrupción e ineficiencia de los cuatro Gobiernos ha sido documentada en varias ocasiones. Y sin negar que idealmente Kony y sus oficiales deberían ser llevados ante la justicia, en la actualidad los tres primeros países sufren más violencia a manos de grupos distintos al LRA y Uganda ya no sufre ninguna. Sobre la coordinación entre los diferentes países, de nuevo, ¿qué podrían hacer las autoridades estadounidenses al respecto? Además, hay que recordar que se trata de un área de unos 83.000 kilómetros cuadrados, lo que equivale a una sexta parte de España y, por ejemplo, es un área mayor que Bélgica, Holanda y Luxemburgo juntos. Sólo que además está en gran parte cubierta por selvas. Sobre la ausencia de transporte aéreo, ¿están pidiendo a Estados Unidos que construya bases aéreas en alguno o varios de estos países? ¿O que directamente les preste o regale o venda aviones y helicópteros militares? No creo que ni lo uno ni lo otro vayan a ocurrir pero, por ejemplo, construir una base militar en otro continente, si es que uno de estos países se lo permitiera, sería un enorme trabajo que además requeriría de una cadena logística faraónica y cuya creación y manutención costaría muchísimo dinero. Y esto por no hablar de la más que probable desestabilización social y económica de la zona pobre en la que de repente unos extranjeros llegaran con muchísimo dinero y comenzaran a construir una base aérea. En este texto (en inglés), recogen éstas y más críticas a otras propuestas de Invisible Children en su carta a Obama.

Resumiendo. El vídeo ofrece una imagen simplista y equivocada de la realidad. La campaña pide que haya asesores militares estadounidenses sobre el terreno, admite que ya los hay y pide que no se vayan. No hay ningún indicio de que se vayan a ir antes de que Kony se rinda o sea capturado y la presencia de 100 militares estadounidenses ya ha levantado sospechas entre la población local. Luego, la campaña hace vagas peticiones de carácter político y militar que no tienen sentido. Y para todo esto, la organización vende pósters, camisetas, pulseras y demás y quiere involucrar a una serie de celebridades, todas ellas estadounidenses excepto tres cantantes: Justin Bieber, que es canadiense, Rihanna, que es de Barbados, y Bono, que es irlandés.

No voy a entrar en lo que Invisible Children luego hace o no hace con el dinero recibido. Sus finanzas son públicas y cada uno es libre de donar dinero legalmente a quien quiera.

Pero, personalmente, me desagradan este tipo de iniciativas enmarcadas en la narrativa del 'hombre blanco, bueno y valiente que salva a los negritos pobres e indefensos del otro negro malvado y salvaje'. Por definición, todo relato simplifica la realidad. Pero campañas tan simplistas como ésta -que además ofrece una imagen errónea de la situación- son lamentables porque tienden a perpetuar los clichés de África como tierra de guerras y violaciones, de villanos de película y víctimas inocentes que han de ser rescatadas por el hombre blanco. Estos estereotipos no hacen justicia a la violencia que sí existe en realidad, tanto en África como en otros continentes. Normalmente, este tipo de problemas son extremadamente complejos, responden a toda una serie de procesos sociales, económicos y políticos e involucran de muy diferentes formas a actores diversos y con intereses particulares. Es estúpido pensar que para algo así existe una solución simple, sencilla y fácil. Además, toda intervención suele tener efectos colaterales, normalmente imprevisibles y que pueden ser negativos. Y me parece muy irresponsable proponer alegremente este tipo de intervenciones cuyas consecuencias pueden acabar haciendo más mal que bien.

Además, y para quien tenga interés, incluyo aquí enlaces a artículos que hablan de la misma cuestión y me han parecido interesantes. Algunos son más críticos que el mío, otros lo son menos, a otros les gusta la campaña y ya hay algunos que van más allá del contenido de la campaña y discuten su enorme efecto en las redes sociales. Si conocéis algún artículo muy interesante, particularmente si argumenta a favor de la campaña, decídmelo y lo incluiré.

En español:

- El vídeo de la polémica (por José Carlos Rodríguez, que desde 1991 a 2008 vivió la mayor parte de su tiempo en el norte de Uganda y seguramente la personas más autorizada para hablar del tema en español)

- Twitter contra el asesino invisible (por Ramón Lobo en El País)

- ¡Detened a Joseph Kony! (por Javier Valenzuela en El País y a favor de la campaña)

- Un hashtag para cazar al criminal más buscado (por Eduardo S. Molano y la redacción de ABC)

- Pasión y polémica en torno a 'Kony 2012' (por la Agencia Efe)

De periodistas ugandeses:

- Kony2012; My response to Invisible Children's campaign (por Rosebell Kagumire)

- Acholi Street. Stop #Kony2012. Invisible Children's campaign of infamy (por Angelo Izama)

Otros artículos en inglés:

- The Kony 2012 video phenomenon (por Evan Lieberman de la Universidad de Princeton)

- The only interesting question on Kony 2012 - why did it get 60 million hits? (por Duncan Green de Oxfam)

- Joseph Kony is not in Uganda (and other complicated things) (por Michael Wilkerson en Foreign Policy)

- The problem with Invisible Children's "Kony 2012" (por Michael Deibert en African Arguments, de la African Royal Society)