Mostrando entradas con la etiqueta Encuestas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Encuestas. Mostrar todas las entradas

domingo, 1 de febrero de 2015

70% de argentinos rechazan actitud de Cristina F Kirchner ante caso Nisman

Tomado de El Clarín
Caso Nisman: la reacción de Cristina tuvo un impacto negativo en más del 70%
Según un sondeo de la última semana, la primera cadena de la Presidenta sobre la muerte del fiscal generó principalmente “bronca” y “frustración”.

Pese a que en la última semana el Gobierno se esforzó por mostrar gestión e iniciativa y la Presidenta reapareció públicamente y se refirió a la muerte del fiscal Alberto Nisman, el escenario de descontento no cambió. Es que la reacción de Cristina, cargada de acusaciones y sin autocrítica, dejó disconforme la mayoría de la gente.
El dato se desprende de una encuesta de Management & Fit, que consultó –en forma telefónica– a 1.000 personas de Capital, Gran Buenos Aires, y otros diez distritos del país. El 66,8 % dijo estar al tanto de la cadena nacional que realizó la Presidenta el lunes pasado, donde tras ocho días, se refirió al caso. Y al 71,1% de ese universo, que admitió saber el contenido del discurso, las palabras de Cristina le dejó una sensación negativa. En ese grupo, un poco más de un tercio dijo haber sentido “bronca”, aunque también hubo frustración (22,7%) y algo de indiferencia (14,7%).
Uno de los puntos más criticados, al menos por la oposición, fue la falta de un gesto hacia la familia del fiscal: la Presidenta no transmitió sus condolencias y, por el contrario, volvió a descalificar la denuncia “absurda”, que Nisman había presentado en su contra días antes. “No hay un solo abogado que pueda creer que haya sido escrito por un abogado y menos por un fiscal”, dijo. Tampoco realizó un pronunciamento categórico respecto al compromiso del Gobierno nacional con el esclarecimiento de la muerte, del que la gente duda 
Más allá de la frialdad, no parece haber ayudado el camino del silencio al que se llamó Cristina tras el hecho. Algo que, durante la década K en el poder, se repitió cada vez que surgieron episodios que generaron conmoción pública. Los más resonantes fueron la tragedia de Cromañón, cuando el presidente era Néstor Kirchner; y, años más tarde, el accidente ferroviario de Once. A ambos casos, al igual que a la muerte de Nisman, le sucedieron días de ausencia de la voz presidencial. En esta ocasión, encima, en el medio hubo dos cartas en las que Cristina se contradijo, ya que en principio habló de suicidio (“¿Qué fue lo que llevó a una persona a tomar la terrible decisión de quitarse la vida?”, se preguntó) y tres días más tarde dijo estar “convencida” de que “no fue suicidio”. Su giro repentino alentó a que más voces apuntaran contra ella por entender que se esforzó más en despegarse de lo ocurrido que en allanar el camino para que se esclarezca.
Fuera de lo discursivo, el impacto de la muerte de Nisman preocupa al Gobierno, más aún porque se dio en la recta final rumbo a las elecciones. El sondeo de Management & Fit refleja que para el 84,4% de los encuestados, el hecho “afecta la imagen de Cristina”. Sólo un 10% dijo creer que “no afecta en nada”. Ni siquiera la “reforma” de la ex SIDE que impulsa el oficialismo en el Congreso parece atenuar el impacto.
Con todo, el nivel de percepción de la gestión parece haber tocado fondo. Apenas el 25 % afirmó que “aprueba” la forma en la que Cristina está conduciendo el Gobierno y la reprobación araña su techo: casi el 70 %.
La tendencia se puede acentuar si, tal como cree la mayoría, no se esclarece el hecho, del que –tal como reflejó días atrás un trabajo de la misma consultora– está al tanto el 98% de los argentinos.
El caso, sin embargo, no sólo rozó al Gobierno. La oposición, pese a que todos los sectores reclamaron al oficialismo para que diera “garantías en la investigación” y en el Congreso hubo postura unificada de los distintos bloques, volvió a quedar desdibujada ante la consideración de la gente y sólo un 23,5% opinó positivamente sobre su rol. Mientras, el 45 % calificó como “regular” su intervención y el 21,6 % la consideró “mala”.


domingo, 4 de enero de 2015

Gallup: Hillary Clinton sigue siendo la mujer mas admirada en EEUU

 Agencias Noticiosas
Hillary Clinton es la mujer más admirada en su país
El podio de las mujeres se completa con la presentadora de televisión estadounidense Oprah Winfrey y la joven paquistaní Malala Youfsazai, ganadora del Premio Nobel de la Paz 2014.

Hillary Clinton fue votada por los estadounidenses como "la mujer más admirada del mundo", distinción que la ex secretaria de Estado obtiene por décimo tercer año consecutivo. El podio de las mujeres se completa con la presentadora de televisión estadounidense Oprah Winfrey y la joven paquistaní Malala Youfsazai, ganadora del Premio Nobel de la Paz 2014.

Hillary Clinton se impuso con el 12% de los votos, muy por encima de la primera dama Michelle Obama, que finalizó en el quinto lugar con un 3%. Elizabeth Warren, la académica y senadora demócrata "anti-Hillary" que podía desafiarla en las primarias, finalizó novena con un 1% de los votos, lo mismo que la ex primera dama Laura Bush. "Clinton es la mujer más admirada por 19 veces, más que cualquier otra en la historia de Gallup, y seis veces más de Eleanor Roosevelt", informó la encuestadora. Gallup precisó que el margen de Hillary Clinton sobre Winfrey fue de cuatro puntos porcentuales, la menor diferencia desde 2007.

Entre los hombres, el "más admirado del mundo" resultó el presidente Barack Obama, escoltado por el Papa Francisco, según surge de la clasificación anual elaborada por Gallup. Obama ha sido el más admirado por siete años, desde que fue elegido presidente en 2008, a pesar de que aparece en el top ten desde el 2006. Con el 19% de los votos, Obama está firmemente a la cabeza de la clasificación, seguido a distancia por el Papa Francisco con el 6%.

El ex presidente Bill Clinton aparece tercero con 3% en el ranking de Gallup. Entre los diez primeros puestos también aparecen el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, y el presidente ruso, Vladimir Putin.

Obama y Hillary Clinton han visto menguar su popularidad este año a nivel mundial, pero han mantenido la primacía entre los estadounidenses. "El próximo año, Clinton podría estar comprometida -observó Gallup- en la campaña para convertirse en la sucesora de Obama como presidente de Estados Unidos". "No está claro si esto hará que sea más o menos admirada. Por un lado, ser nominada garantizará que siga siendo una figura prominente. Por otro lado, será evaluada como más partidista, que podría verse desde una óptica menos favorable", completó Gallup.


sábado, 17 de mayo de 2014

Colombia definida claramente por la Derecha. Empate técnico entre JM Santos y el “uribista “Zuluaga

Tomado de Revista Semana

Escenario en la Gran Encuesta con empate técnico

Los colombianos llegan a la primera vuelta presidencial con un empate técnico entre Santos y Zuluaga. Gran Encuesta de RCN Radio, RCN Televisión, La FM y SEMANA.

A una semana de las elecciones presidenciales, el panorama de la carrera por la Casa de Nariño pasó de apretado a un empate técnico donde cada voto marcará diferencia. El repunte de Óscar Iván Zuluaga, que arrancó después de los comicios del pasado 9 de marzo, se aceleró en esta última medición y lo llevó a encabezar por primera vez en seis meses la contienda presidencial. El candidato uribista lidera el lote con un 29,5 % de la intención de voto, seguido muy de cerca de Juan Manuel Santos con un 28,5 %.

Estos resultados ratifican no sólo que habrá una segunda vuelta programada para el 15 de junio sino que la protagonizarán el presidente-candidato y Zuluaga. Sin mayores posibilidades de amenazar este escenario están Clara López con 10,1 %, Marta Lucía Ramírez con 9,7 % y Enrique Peñalosa con 9,4 %. Estos bajos niveles de apoyo de las candidaturas de la izquierda, los conservadores y los verdes prácticamente entierran la posibilidad de que una tercería sorprenda en las urnas el próximo 25 de mayo.

Si bien el 12,8 % de los encuestados que optan por el voto en blanco sigue siendo históricamente alto, ya no constituyen el fenómeno que marcó los primeros meses de la campaña presidencial. De hecho, su declive en los últimos meses junto a la reducción de los indecisos contribuyó a la polarización de la contienda en dos grandes bloques: el de los reeleccionistas de Santos y los opositores liderados por el expresidente Álvaro Uribe

Empatar es ganar un poco

La razón por la cual una campaña reeleccionista tradicionalmente aburrida se convirtió en una final de infarto es sólo una: el crecimiento veloz de Óscar Iván Zuluaga. A principios de año el presidente Santos triplicaba la intención de voto del candidato del Centro Democrático: 25 % frente a 8 %. La única amenaza a la reelección era un bloque enigmático de indecisos y voto en blanco tan grande que podría inclinar la balanza hacia los otros cuatro contendores. En esos momentos, la apuesta de Zuluaga era más vista como un apéndice del expresidente Uribe que una aspiración con méritos propios.

Fueron varios los puntos de quiebres que propulsaron el despegue de la carta uribista. En materia electoral el arranque lo dieron los resultados de las elecciones al Congreso del pasado 9 de marzo. Aunque no se convirtieron en la primera fuerza política del país, las listas del Centro Democrático, encabezadas por el propio Uribe, ganaron una bancada de 20 escaños en el Senado y fueron los más votados en una docena de departamentos, incluida Bogotá, la plaza más populosa. En la siguiente ronda de encuestas, Zuluaga casi duplicó su intención de voto mientras que el respaldo a Santos se estancaba.

Ese fervor por el uribismo tras los comicios parlamentarios se sintonizó con un cambio en la estrategia mediática de la campaña del Centro Democrático. De la mano del estratega brasileño Duda Mendonca la imagen de Óscar Iván Zuluaga cambió para concentrarse en la primera letra de su apellido: la “Z”. Si bien el expresidente Uribe seguía haciendo presencia en los discursos y la publicidad de la campaña, el énfasis pasó tanto a la figura del candidato como a su hoja de vida.

La estrategia de los uribistas era simple: transformar el bajo conocimiento que los votantes tenían de Zuluaga de una falencia a un activo. Por esa razón, los mensajes de la campaña se concentraron en contar aspectos familiares, académicos y profesionales del aspirante del Centro Democrático. Las encuestas ratifican que el bombardeo publicitario funcionó: mientras en febrero el 61 % de los colombianos ignoraban quién era Óscar Iván Zuluaga, ese porcentaje ha caído al 33 % en esta última medición. El candidato uribista lidera hoy la carrera presidencial a pesar de que un tercio de los electores no sabe quién es.

Problemas de crecimiento

La situación para el presidente-candidato es exactamente la opuesta. Con niveles de conocimiento del 90 %, la opinión de los colombianos sobre Santos no sólo ya existe sino que es desfavorable. En los últimos cuatro meses de campaña la imagen positiva del primer mandatario ha caído del 52 % al 38 %. Esos índices a la baja impidieron que la intención de voto por la reelección creciera y el apoyo se estancó cerca del 24 %. Así la reelección, que en muchas democracias es una campaña sin mayores emociones que beneficia al presidente en ejercicio, se convirtió en el tramo final en una contienda de pronóstico reservado.

No obstante, la reciente polarización de la campaña también favoreció a Santos ya que le permitió crecer y romper la idea del estancamiento. En un mes pasó de 23 % al 28,5 % aunque perdió la cabeza de la encuesta. Si bien la medición registra un empate técnico entre el presidente y Zuluaga, el primer lugar del uribismo genera un efecto simbólico importante para la última semana antes de la primera vuelta.

La segunda vuelta no trae tantas noticias negativas para Santos. El dinámico repunte de Zuluaga para la primera vuelta no se traduce en una barrida en los escenarios de segunda vuelta. De hecho, el presidente les gana a López, Ramírez y Peñalosa y empata con 32 puntos al candidato uribista. Esto significa que el 20 % de voto en blanco y el 8 % de indecisos serán fundamentales para inclinar la balanza hacia uno u otro aspirante.

Las tres semanas que separan la primera de la segunda vuelta serán el momento de las alianzas. En 2010 el entonces candidato Santos las aprovechó para sembrar los cimientos de su futura Unidad Nacional. La paz podría convertirse en el eje programático sobre el cual el presidente podría romper ese empate de segunda vuelta. Un porcentaje importante de votantes del Polo y de los verdes podría inclinarse hacia Juan Manuel Santos para impedir el regreso del uribismo al poder y garantizar la continuidad del proceso de paz con la guerrilla. Del otro lado, electores conservadores de Marta Lucía Ramírez podrían reactivar sus querencias uribistas y respaldar a Zuluaga en 15 de junio.

Alianzas como la acordada con el alcalde Petro, la entrada del expresidente Gaviria como jefe de debate santista y los avances en el proceso de paz reportados desde La Habana ayudarían al primer mandatario a atraer otro bloque de voto en blanco e indecisos. Tanto la reelección de Santos como la victoria de Zuluaga dependen hoy de qué tan receptivos sean este 28 % de indecisos y los votantes verdes, conservadores y polistas del esfuerzo de paz de la Casa de Nariño.

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Obama vive su nivel más bajo de popularidad

Tomado de The Huffington Post

Obama pasa por el peor momento de su presidencia

Por Gabriel Lerner

Si las elecciones fuesen hoy, los republicanos ganarían por 49 a 47 por ciento.
Qué fluida, fluctuante, inestable es la opinión pública.
Hace poco, parecería semanas, la estrella de Barack Obama brillaba con todo su esplendor. Había ganado holgadamente la reelección pese a una campaña de hostilidad sin precedentes. Sus rivales políticos ponderaban cambiar su actitud y apoyar la reforma migratoria, un acuerdo presupuestario, abrir una nueva página. Una minoría radical e intransigente dentro del partido de oposición lo impidió. El público los consideraba extremistas y las encuestas pronosticaban que en noviembre de 2014, cuando se someterían a elección todos los 435 puestos en la Cámara de Representantes y la tercera parte del Senado, los demócratas obtendrían una mayoría en ambas y podrían llevar a la práctica su agenda política.
Después vino la debacle de Obamacare.
Más que nada, un sitio de internet que no funciona. Y centenares de miles de personas que recibieron notificaciones de que ya no tenían seguro médico. Lo contrario de lo prometido personalmente, ante millones, por Obama. Y vinieron las respuestas balbuceantes del gobierno.
La propaganda, la guerra electoral incesante lanzada por la oposición desde que se legisló Obamacare en 2010 de pronto tuvo oyentes atentos. De pronto se le pegó al mandatario un hálito negativo.
Así fue como la nueva encuesta de CNN/ORC International, publicada este martes 26 de noviembre indicó que de realizarse hoy las elecciones de medio término, los republicanos ganarían. Lo dicho: 49 a 47 por ciento.

Solo un mes atrás - ¡un mes! - los demócratas tenían una ventaja estadística de 50 por ciento contra 42, en un sondeo en el que se les pidió a los participantes decir si apoyarían a un republicano o a un demócrata en comicios para el Congreso. Un cambio, como dice la publicación especializada The Hill, del 10 por ciento.

Sí, eran otros tiempos. Obamacare todavía era una promesa y los republicanos se habían dañado a sí mismos al llevar al cierre del gobierno y negarse a aprobar el pago de la deuda nacional. Muchos los veían como fanáticos o extremistas. Eso cambió por una percepción del Presidente como poco sincero, o como incapaz.
Encuestas de Quinnipiac y de Fox News dieron resultados similares: los demócratas tienen problemas, a causa de la pérdida de popularidad de Obama.
Y el presidente lo sabe, y dijo hace un par de semanas: "No hay duda de que nuestro fracaso en implementar la Ley de Cuidado de Salud de Bajo Precio de manera suave y pareja tiene un precio para los demócratas, estén o no sometiéndose a elecciones, porque insistieron en apoyar este esfuerzo".
Más malas noticias para Obama: la encuesta indica que el apoyo al presidente bajó a 41 por ciento, el punto más bajo de su presidencia. Y que la mayoría de la gente cree que términos como "honestidad" y "confianza"... no son para él.
Un elemento importante que señala la encuesta, dice CNN, es que ambos partidos tienen fuerte apoyo por parte de sus bases naturales y permanentes. Las diferencias, entonces, se acentúan.
"Parece que el aumento de apoyo para los republicanos viene de votantes blancos, estadounidenses de ingresos más altos, y de gente que vive en las áreas rurales, mientras que los demócratas tiene más apoyo de votantes no blancos y de gente de más bajos ingresos", dijo el director de Encuestas de CNN Keating Holland.

Es decir, lo apoyan quienes se benefician con sus políticas. Lo rechazan aquellos a quienes los cambios no afectan.
Si estos resultados se mantienen durante un año más los dos últimos años de Obama serían más difíciles y las probabilidades de que un demócrata (Hillary Clinton, por ejemplo) llegue a la Casa Blanca en 2016, menores.
En la actualidad los demócratas tienen una mayoría de 55 a 45 en el Senado, pero los republicanos los superan por 17 escaños en la Cámara Baja. Hasta 2010 la mayoría en ésta estaba en manos demócratas, pero en las elecciones de aquel año los republicanos tuvieron una ventaja de 63 escaños.
Por supuesto, para los republicanos éstas son excelentes noticias. Sus portavoces cantan victoria y se mofan de las profecías por parte de sus rivales de que su agrupación estaba herida de muerte.

El resultado es importante porque confirma cuál será el tema de campaña de todos los candidatos republicanos en noviembre próximo, en todos los puestos: la supuesta derrota y la lucha contra Obamacare, como explica este análisis de Reuters.

Y aunque pocos dudan de que el sitio de internet de la ley de salud mejore y que se corrijan muchos los errores del lanzamiento, la percepción del fracaso será muy, muy difícil de cambiar.  

Colombianos darían reelección a presidente Santos señalan las encuestas

Agencias Noticiosas
Presidente colombiano es favorito en intención de votos de los comicios de mayo

BOGOTA. El presidente Juan Manuel Santos cuenta con la mayoría de la intención del voto para las elecciones de mayo, pero el elevado porcentaje de indecisos podría cambiar el panorama, según una nueva encuesta.

En el sondeo efectuado por la empresa Ipsos-Napoleón Franco, contratada por varios medios de comunicación, entre ellos el canal de televisión RCN y la revista bogotana Semana,, Santos aparece con una intención de voto de entre 26 por ciento y 28 por ciento en cuatro distintos escenarios y frente a ocho rivales diferentes.

En los cuatro escenarios el segundo mejor ubicado es el candidato del movimiento Uribe-Centro Democrático, el ex ministro de Hacienda Oscar Iván Zuluaga, con entre 10 por ciento y 12 por ciento.
En tercer lugar se ubican en distintos escenarios la ex alcaldesa bogotana Clara López, del izquierdista Polo Democrático Alternativo, con entre 5 por ciento y 6 por ciento de las preferencias electorales, seguida por Antonio Navarro, ex miembro de la ya pacificada guerrilla Movimiento 19 de Abril (M-19) con porcentajes similares de 5 por ciento y 6 por ciento, de acuerdo con el sondeo divulgado el lunes por la noche por RCN.
La encuesta fue hecha entre el 22 y 23 de noviembre a 1,225 personas en 34 ciudades del país y tiene un margen de error de 2.8 puntos porcentuales.
Sin embargo, en los cuatro escenarios un 25 por ciento de los entrevistados respondió que aún no sabe por quién votaría en los comicios, lo que abre un gran espacio para los candidatos y genera incógnitas sobre cómo se moverán hacia uno u otro aspirante.
Como en ninguno de los escenarios Santos alcanza más de 50 por ciento, las elecciones podrían definirse en una segunda vuelta.
En Colombia el sistema electoral es de dos vueltas y el candidato que se impone con mayoría simple se alza con la victoria. Pero en caso de que ningún aspirante consiga esa mayoría, los dos candidatos que hayan recibido más sufragios se medirán en una segunda vuelta en junio.
Santos, un economista de 62 años, formalizó la víspera ante la Registraduría Nacional, la máxima instancia electoral del país, su intención de aspirar a la presidencia para el período 2014-2018.
La encuesta también preguntó por la imagen positiva de los principales políticos del país. En primer lugar se ubicó el ex presidente Alvaro Uribe (2002-2010) con 61 por ciento, seguido por Santos con 44 por ciento y la ex alcaldesa López con 34 por ciento.
En la anterior muestra de Ipsos, en septiembre, el jefe de Estado tenía una imagen favorable de 29 por ciento.
La mayoría de los entrevistados, el 62 por ciento, también dijo estar de acuerdo con que continúe el proceso de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y se busque una solución negociada al conflicto armado interno, mientras 31% indicó que dicha negociación se debe acabar y optar por la vía militar.
El gobierno de Santos y las FARC adelantan negociaciones de paz en Cuba desde hace un año, con las cuales intentan poner fin a casi 50 años de confrontaciones entre las partes.

miércoles, 30 de octubre de 2013

Hollande rompe récord de impopularidad de presidentes franceses

 Por RFI
 Francia nunca tuvo un presidente tan impopular

François Hollande acaba de romper el récord de desamor de los franceses, con apenas el 26% de opiniones favorables, algo nunca visto para un presidente de la República. Los titubeos de su gestión en temas como la expulsión de una estudiante gitana y el alza de los impuestos son algunas de las claves de la impopularidad del mandatario, que se acompañan con un ascenso de la imagen del partido ultraderechista Front National.

Sólo el 26% de los franceses tiene una opinión favorable de François Hollande, lo que lo convierte en el presidente más impopular de la historia de la República, de acuerdo con una encuesta de BVA publicada este lunes por L’Express, France Inter y la prensa regional.

“En este mes de octubre de 2013, François Hollande cae 6 puntos, hasta el 26% de opiniones favorables (frente a un 73% de opiniones negativas), hundiendo el mítico piso del 30% y pulverizando al mismo tiempo el récord histórico de impopularidad para un presidente de la República”, sintetiza la encuestadora BVA.

De acuerdo con el instituto de sondeos, la causa principal del fenómeno es el “caso Leonarda”, nombre de la estudiante kosovar de origen gitano expulsada de Francia, y la propuesta presidencial de la que la mujer de 15 años pudiese volver al país pero sin su familia, también deportada.

La crisis del empleo o el aumento de los impuestos tampoco ayudan. Por el contrario, esta coyuntura es propicia para la extrema derecha. El Front National (FN) de Marine Le Pen experimenta un crecimiento de su imagen, juzgada positiva por el 28% de los franceses, es decir el mismo nivel de simpatía que recaba el Partido Socialista en el poder. La tendencia es todavía más clara en cuanto a la popularidad de la jefa del FN: Marine Le Pen obtiene en octubre un 30% de opiniones favorables, lo que supone un aumento del 4%. 

martes, 29 de octubre de 2013

Corrupción, inseguridad, situación económica y estilo confrontativo causaron derrota del Kirchnerismo en elecciones

Tomado de El Clarín
¿Por qué cayó el kirchnerismo? Sorpresas en una encuesta

Podría ser un premio consuelo para los postulantes del kirchnerismo que sufrieron el golpazo electoral del domingo, con el bonaerense Martín Insaurralde a la cabeza. También, quizá, para el voluntarioso Daniel Scioli, que se puso la campaña al hombro con Cristina apartada por la salud. Una encuesta sobre las razones del voto, indaga a la gente sobre "¿Cuál es para ud. la principal causa de que no haya ganado el kirchnerismo?". Y hay un par de sorpresas.

Por un lado, el rubro candidatos, aparece casi en el último lugar, con un 6,7%. Es decir, por más conocido que hubiese sido Insaurralde, poco podría haber hecho para mejorar su performance, aseguraron los consultados por PollData. La encuesta, 600 casos telefónicos realizados ayer en Capital y GBA, pone a la "corrupción" como la primera de las causas, con el 30,1%. Y esto también implica una novedad. Porque si bien las sospechas sobre los movimientos de los funcionarios venía escalando en los sondeos, en este caso relega por varios puntos a la otra causa, mucho más consolidada históricamente: la "inseguridad", que quedó segunda con "sólo" 21,8%.

En tercer lugar, presumiblemente con la inflación como un componente central, figura "la situación económica" (19,6%). Cuarto viene "el estilo confrontativo" (15,3%) y sexto "los candidatos" (6,7%). Completa, "otras/NS-NC" (6,5%).

“Si bien en el voto del domingo se han tenido en cuenta las cualidades y atributos del candidato –condición que se supone básica cuando el ciudadano deposita la boleta en la urna–, es de destacar el papel relevante que ha jugado el poner un límite al Gobierno nacional: más de un tercio de los consultados así lo manifiestan.  Esto seguramente se relaciona en forma directa con los resultados de la siguiente pregunta de la encuesta, ya que al consultar por la principal causa que ha llevado a la derrota al Frente para la Victoria, el mayor porcentaje de respuestas hacen referencia a la corrupción, asignándole mayor peso aún que a la inseguridad y la inflación. No en vano este tema, en los últimos meses,  fue escalando posiciones en el ranking de preocupaciones, incorporándose fuertemente a la agenda social", asegura la directora de la consultora, la licenciada Celia Kleiman.

Kleiman hace referencia a otra de las preguntas del trabajo: "¿Cuál fue la principal razón de su voto el domingo?". Allí lideró "Poner un límite al Gobierno nacional", con el 35,3%. Lo siguió "Las cualidades y propuestas del candidato", con el 28,4%; apoyar el Gobierno nacional, 23,9%; y siempre voto a ese partido, 6,9%.

jueves, 24 de octubre de 2013

Por primera vez mayoría de EEUU están a favor de legalizar la marihuana

Tomado de El País
Por primera vez, el 58% de la población de EE UU apoya legalizar la marihuana
Las leyes de Colorado y Washington y la postura de la Administración de Obama favorece que el respaldo suba un 10% en los últimos meses


Por Carolina García

Los últimos 12 meses han sido un periodo sin precedentes para todos aquellos que defienden la legalidad de la marihuana en Estados Unidos. La regulación de esta sustancia, pionera en el país y con el beneplácito de la Administración Obama en dos Estados, Washington y Colorado, ha llevado, por primera vez, a que el 58% de la población apoye su legalización en toda la nación, según concluye un estudio elaborado por Gallup. Todo ello a pesar de interferir directamente con la regulación federal, que considera esta droga ilegal.
En 1969, primer año que esta consultora realizó un estudio a este respecto, tan solo el 12% de los ciudadanos respaldaba la medida; el porcentaje se ha ido incrementando desde entonces hasta que en 2011 rozó el apoyo de la mitad de la población.
Los estadounidenses de 65 años o más siguen siendo los más reacios a legalizar esta droga, aunque el respaldo ha aumentado un 14% con respecto al año anterior. En contraste, el 67% de los estadounidenses entre los 18 y los 29 años quiere legalizar la marihuana y, entre aquellos que tienen entre 29 y 65 años, el apoyo es más que patente, continúa el informe de Gallup. Los resultaron surgieron tras el análisis de las entrevistas telefónicas realizadas a 1.068 adultos, todos mayores de 18 años, del 3 al 6 de octubre de este año.
La victoria en las urnas de la legalización de esta sustancia en Colorado y Washington ha afectado directamente al porcentaje de aceptación de los estadounidenses. El apoyo ha subido un 10% desde las pasadas elecciones de noviembre, prosigue el informe. Además, la Administración Obama también ha sido bastante flexible con la medida durante los últimos doce meses.
El pasado 29 de agosto, el fiscal general de EE UU, Eric Holder, anunció que la Administración no iba a demandar a estos dos Estados por permitir su uso recreativo, aunque Holder añadió que el Gobierno no aplicaría medidas, siempre y cuando ambos Estados mantuvieran la sustancia ilegal fuera del alcance de los menores y aplicaran medidas de regulación y suministro.
Hasta este anuncio, los consumidores en estos dos Estados también estaban expuestos a una persecución y denuncia por parte del Gobierno Federal, al ser la marihuana una droga ilegal. Más de 750.000 personas fueron detenidas en EE UU a causa de la marihuana en 2011, según los últimos datos recogidos. De estos, el 87% de ellos fue por posesión. Ahora, el 39% de los encuestados asegura haber probado la marihuana, “algo que sin duda ha influido en los resultados del estudio”, señala la consultora en su informe.
El pasado septiembre, y por primera vez en la historia, el Comité Judicial del Senado de Estados Unidos debatió sobre la legalización de la marihuana en el país. A los Estados de Colorado y Washington hay que sumar otros 20 más el Distrito de Columbia que permiten el uso medicinal de la misma para enfermos terminales, oncológicos o que padezcan graves dolores.
La legalización de la marihuana es un debate que lleva 44 años en la sociedad estadounidense, pero que ha sufrido una aceleración desde comienzos del nuevo milenio, un cambio que ha pasado de la total prohibición a finales de la década de los sesenta a un aceptación “provocada por los cambios sociales que han hecho que ésta aumente considerablemente”, agrega el informe.
Mientras los que apoyan la medida dicen que dicha regulación puede ser beneficiosa económicamente para los Estados y municipios de la nación, los detractores afirman que “la legalización llevará al abuso de la marihuana conllevando riesgos para la salud, como problemas cardiacos, de memoria, o respiratorios”. Cualesquiera que sean las razones que han llevado a los estadounidenses a respaldar la legalización de la marihuana, parece que este es el momento adecuado para propulsar nuevos esfuerzos a lo largo y ancho de la nación.
Con un apoyo a la legalización de la marihuana que se ha cuadriplicado desde 1969, localidades de la costa Este como Portland o Maine, entre otras, están pensando cambiar sus leyes y la semana pasada en California, el vicegobernador, Gavin Newson, aseguró “que la marihuana tenía que ser legal en el Estado Dorado”. Los activistas de este Estado están intentando llevar a referéndum la medida en las próximas elecciones de Noviembre de 2014. “Está claro que el interés por esta droga y sus problemas van a seguir en la cresta del debate en un futuro cercano”, concluye el estudio de Gallup.