Mostrando entradas con la etiqueta Sexualidad. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Sexualidad. Mostrar todas las entradas

sábado, 29 de febrero de 2020

SALUD MENTAL LA MEJOR HERENCIA FAMILIAR: MASTURBACION, PALABRA TABU



Hay un viejo chiste que dice que “el 80% de la gente se masturba, y el otro 20% miente sobre hacerlo”. Si bien no se trata de cifras reales, la frase encierra una gran verdad. La mayoría de los seres humanos, sin importar sexo ni edad, recurre en algún momento a esta forma de auto complacerse sexualmente. Que lo admitan públicamente es otra cosa, porque siempre ha sido un tema tabú… Se debe partir de la premisa de que más allá de lo incómodo que pueda resultar hablar de esta práctica, se trata de algo muy normal: la mayoría de las personas se masturba, aunque por tratarse de un acto privado y discreto, el resto no necesariamente tiene por qué enterarse.

Un portal británico especializado en salud sexual realizó un sondeo: el 88% de las mujeres y el 96% de los hombres reconocen haberse masturbado. 

Por supuesto, y aunque pueda parecer extraño, también es común la masturbación en los niños. Los padres cuando ven a sus pequeños en esta actividad sienten gran preocupación, y peor aun, si se trata de una niña. 

Muchos niños aun muy pequeños, incluso bebés, descubren alguna zona de su cuerpo con la que estimularse para producir la descarga de adrenalina que posteriormente les produce relajación. En vez de montar un escándalo, los padres deben acudir a un especialista para hacer una buena historia de los niños y encontrar si existe una razón para alarmarse, o simplemente tratar de relajar a los niños y entretenerlos con alguna otra actividad.

Esto también puede aparecer por sí solo en los pequeños entre los 6 y los 8, lo cual es bastante común, aunque si implican a otros niños en sus juegos, debe darse aun más seguimiento al caso, ya que los otros padres estarán alarmados por las consecuencias en los otros niños. Si es en solitario, como ya dijimos, y no existe ningún otro problema, debemos relajar a los niños y tratar de mantenerles ocupados. A esta edad ya se puede explicar un poco y hacerles ver consecuencias de sus actos, todo sin hacer grandes aspavientos.

"La masturbación es algo que forma parte de la sexualidad humana y debería ser enseñada en la escuela". Esta frase, pronunciada por Joycelyn Elders, pediatra y Secretaria de Salud del ex presidente norteamericano Bill Clinton, en 1994 en las Naciones Unidas provocó un escándalo y acabó con el despido de la profesional. Pero el tema nunca dejó de estar en debate. En la adolescencia esta práctica es más utilizada debido a que inician la sexualidad propiamente dicha y una forma de conocer su cuerpo es a través del autoerotismo. De igual manera se considera más normal y es mejor aceptada si se da en varones que en las mujeres.

La hiper utilización del recurso puede ser un problema. En este caso, hay que procurar que el adolescente tenga más esparcimiento, practique deportes o actividades que le hagan más fácil desconectarse del tema sexual y por supuesto explorar todo su entorno y ayudarle a sociabilizar y relajarse.

Por su parte, en los adultos jóvenes que ya han iniciando su sexualidad es más común que esta práctica sea menos utilizada, sobre todo aquellos que tienen una pareja fija. Si la masturbación continúa en forma excesiva, es muy probable que haya cierta incompatibilidad sexual en la pareja o algún problema grande de ansiedad o sobre estimulación como seria el ver mucha pornografía. Podría ser que el individuo sienta mayor gratificación que con su pareja y habría que buscar el diálogo y hasta asesoría, ya que muchas veces la pareja no sabe cómo complacer al individuo de la manera que a este le gustaría. 

Precisamente uno de los riesgos de la masturbación es que muchas veces es difícil encontrar la misma gratificación en pareja que en solitario. Si este es el caso, habría que buscar ayuda e ir haciendo prevalecer el amor por sobre la extra gratificación. La falta de sintonía sexual en la pareja -a veces no coinciden en su apetito sexual ni en las frecuencias- es el motivo principal, sobre todo en los hombres, por el que se comete un acto de infidelidad. En ese sentido, la masturbación es un gran aliado, ya que se sacia una necesidad y así evita destruir un matrimonio que es compatible en otras esferas. Definitivamente no es una excusa a la infidelidad.

Aun en la tercera edad, la masturbación es muy importante, y mucho más confesada entre los hombres.

Alrededor del 60% de los hombres de entre 70 y 80 años son sexualmente activos. En comparación, sólo el 14% de las mujeres entre 80 y 90 años, y el 34% de las mujeres entre 70 y 80 años participan en el sexo o la masturbación con asiduidad. Esto debido sobre todo a tabúes y temores ante un esquema corporal menos atractivo que en la juventud, pero es una realidad que los hombres empiezan a declinar en su sexualidad desde los 18 años que es cuando tienen su pico a diferencia de la mujeres que pueden sentir gratificación siempre. 

Se ha comprobado que la masturbación tiene efectos terapéuticos: el cuerpo siente alivio y bienestar, además de felicidad gracias a la liberación de serotonina, la hormona que nos ayuda a estar más contentos. Y es que dicho acto aumenta los niveles de dopamina en el cuerpo, un potente neurotransmisor que provoca este gozo. También se ha demostrado que sirve para conciliar el sueño, porque al alcanzar el orgasmo con la excitación se segregan dos hormonas que trabajan directamente en la regulación del sueño: la misma serotonina y la prolactina. Una contribuye a regular el sueño y la relajación, y la otra da lugar a un estado de somnolencia post orgásmica que facilita el acto de dormir.
Acerca de la Dra. Mendoza Burgos
Consultas on line
Titulaciones en Psiquiatría General y Psicología Médica, Psiquiatría infantojuvenil, y Terapia de familia, obtenidas en la Universidad Complutense de Madrid, España.
Mi actividad profesional, desde 1,993, en El Salvador, se ha enfocado en dos direcciones fundamentales: una es el ejercicio de la profesión en mi clínica privada; y la segunda es la colaboración con los diferentes medios de comunicación nacionales, y en ocasiones también internacionales, con objeto de extender la conciencia de la necesidad de salud mental, y de apartarla de su tradicional estigma.
Fui la primera Psiquiatra infanto-juvenil y Terapeuta familiar acreditada en ejercer dichas especialidades en El Salvador.
Ocasionalmente he colaborado también con otras instituciones en sus programas, entre ellas, Ayúdame a Vivir, Ministerio de Educación, Hospital Benjamín Bloom, o Universidad de El Salvador. He sido también acreditada por la embajada de U.S.A. en El Salvador para la atención a su personal. Todo ello me hizo acreedora en 2007, de un Diploma de reconocimiento especial otorgado por la Honorable Asamblea Legislativa de El Salvador, por la labor realizada en el campo de la salud mental. Desde 2008 resido en Florida, Estados Unidos, donde compatibilizo mi actividad profesional con otras actividades.
La tecnología actual me ha permitido establecer métodos como video conferencia y teleconferencia, doy consulta a distancia a pacientes en diferentes partes del mundo, lo cual brinda la comodidad para mantener su terapia regularmente aunque esté de viaje. De igual manera permite a aquellos pacientes que viven en ciudades donde los servicios de terapeuta son demasiado altos acceder a ellos. Todo dentro de un ambiente de absoluta privacidad.
Trato de orientar cada vez más mi profesión hacia la prevención, y dentro de ello, a la asesoría sobre relaciones familiares y dirección y educación de los hijos, porque después de tantos años de experiencia profesional estoy cada vez más convencida de que el desenvolvimiento que cada persona tiene a lo largo de su vida está muy fuertemente condicionado por la educación que recibió y el ambiente que vivió en su familia de origen, desde que nació, hasta que se hizo adulto o se independizó, e incluso después.

sábado, 1 de febrero de 2020

SALUD MENTAL LA MEJOR HERENCIA FAMILIAR: SEXO TOXICO


Por Dra. Margarita Mendoza Burgos

Siete de cada diez mujeres sufren violencia en El Salvador. 

La estadística es tan fría como contundente y llama a la reflexión.

Puede ser violencia psicológica, física o sexual. No todas lo denuncian, algunas por temor y otras porque ya es demasiado tarde: son víctimas de feminicidios, un término que tristemente ha cobrado mucho auge en los últimos tiempos. 

Algo que por frecuente no deja de sorprender es la cantidad de casos de violación. 

Por ser seres frágiles y vivir en el reino del machismo, las víctimas son presas fáciles de quien se atreva. Y no solo aplica para las mujeres, sino para cualquier ser frágil como niños o personas con capacidades disminuidas.

A veces, cuando se trata de personas del mismo sexo, es más difícil de advertir -y por lo tanto prevenir- una violación o abuso sexual. Es que muchas veces el violador busca aprovecharse de un momento oportuno: un descuido, las cárceles o la condición de discapacitado de alguno, por poner un ejemplo. También se valen del engaño que hace que los violados crean en un principio que su violador les tiene algún cariño y solo buscan amistad. Cuando descubren la verdad ya es demasiado tarde.

Otro aspecto a tener en cuenta son las personas tóxicas, que pueden condicionar nuestras vidas.

En la actividad sexual existen una serie de actividades que engloban los llamados fetichismos. Si son del agrado de ambos en una pareja, de forma consensuada, no necesariamente es malo, aunque para otros parezcan desviaciones de la misma y hasta perversiones. Sin embargo, el problema es cuando el dominante en la relación ejecuta actividades u obliga a desempeños sexuales que lastiman, ofenden y sobre todo no son aceptadas por sus parejas. 

Eso también es inadecuado , por más que el ejecutor no sea un extraño sino su propia pareja. 

Así mismo si la pareja no desea tener sexualidad y es obligada, puede considerarse como violación. 

Por eso es importante detectar una relación tóxica y cortarla de plano. 

Si la pareja no comparte vínculos, como el matrimonio y/o hijos, será mucho más sencillo dejar a una persona porque nos utiliza de una forma sexual que no nos agrada y que nos somete a su voluntad. 

Si hay una relación más formal, será más complicado: se requiere de mucha autoestima y coraje para tomar una determinación así. En una sociedad dominada por el machismo, el ser más débil pasa a ser propiedad del más fuerte y no una pareja que comparte en armonía e igualdad. 

Es bastante difícil cortar estas relaciones tóxicas y suele necesitarse de una consejería y de una parte legal al mismo tiempo.

El sexo suele usarse como método de crueldad, ya que es una forma de demostrar dominio y sumisión a su contraparte 

También puede haber parejas que omiten dar sexualidad o gestos de afectividad de forma consciente para hacernos sentir inferior. 

No obstante, lo más frecuente es que causen dolor y maltrato durante el mismo acto sexual: son sádicos con sus parejas y disfrutan haciéndoles daño. 

Este tipo de fenómeno se da en todos los estratos sociales, pero es más frecuente en las capas de menor nivel cultural. Hay personas que creen que es a lo que tienen derecho o que eso es su parte en la sexualidad, ya que sienten que pertenecen a alguien y no pueden elegir la forma de ser tratadas. 

Desgraciadamente, y sobretodo en las sociedades latinas y países tercermundistas, esto lo observamos con cierta naturalidad. Y ni hablar de las culturas asiáticas, africanas y árabes. En dichos lugares, ni siquiera una denuncia es garantía de nada. Primero por el temor, y además porque suele ocurrir que la víctima se victimice mas , mientras el agresor goza de total impunidad.
Acerca de la Dra. Mendoza Burgos
Consultas on line

Titulaciones en Psiquiatría General y Psicología Médica, Psiquiatría infantojuvenil, y Terapia de familia, obtenidas en la Universidad Complutense de Madrid, España.

Mi actividad profesional, desde 1,993, en El Salvador, se ha enfocado en dos direcciones fundamentales: una es el ejercicio de la profesión en mi clínica privada; y la segunda es la colaboración con los diferentes medios de comunicación nacionales, y en ocasiones también internacionales, con objeto de extender la conciencia de la necesidad de salud mental, y de apartarla de su tradicional estigma.

Fui la primera Psiquiatra infanto-juvenil y Terapeuta familiar acreditada en ejercer dichas especialidades en El Salvador.

Ocasionalmente he colaborado también con otras instituciones en sus programas, entre ellas, Ayúdame a Vivir, Ministerio de Educación, Hospital Benjamín Bloom, o Universidad de El Salvador. He sido también acreditada por la embajada de U.S.A. en El Salvador para la atención a su personal. Todo ello me hizo acreedora en 2007, de un Diploma de reconocimiento especial otorgado por la Honorable Asamblea Legislativa de El Salvador, por la labor realizada en el campo de la salud mental. Desde 2008 resido en Florida, Estados Unidos, donde compatibilizo mi actividad profesional con otras actividades.

La tecnología actual me ha permitido establecer métodos como video conferencia y teleconferencia, doy consulta a distancia a pacientes en diferentes partes del mundo, lo cual brinda la comodidad para mantener su terapia regularmente aunque esté de viaje. De igual manera permite a aquellos pacientes que viven en ciudades donde los servicios de terapeuta son demasiado altos acceder a ellos. Todo dentro de un ambiente de absoluta privacidad.

Trato de orientar cada vez más mi profesión hacia la prevención, y dentro de ello, a la asesoría sobre relaciones familiares y dirección y educación de los hijos, porque después de tantos años de experiencia profesional estoy cada vez más convencida de que el desenvolvimiento que cada persona tiene a lo largo de su vida está muy fuertemente condicionado por la educación que recibió y el ambiente que vivió en su familia de origen, desde que nació, hasta que se hizo adulto o se independizó, e incluso después.

sábado, 7 de diciembre de 2019

SALUD MENTAL LA MEJOR HERENCIA FAMILIAR: HABLA DE SEXO CON TUS HIJOS ANTES DE QUE SEA MUY TARDE


Por Dra. Margarita Mendoza Burgos

En países como El Salvador, la educación sexual es un tema tabú. Hay una indudable resistencia a implementarla entre los jóvenes en las instituciones educativas y en muchos casos ocurre lo mismo a nivel familiar.

Muchos creen, erróneamente, que eso implica “abrirle los ojos” antes de tiempo, sobre todo en el caso de las niñas. No se dan cuenta que se nace como ser sexuado. Se hable o no del mismo, los niños de ambos sexos sentirán algo cuando llegue el momento hormonal. Y si usted no les ha hablado del mismo, otros pueden “abrirles los ojos” y los sentidos a cosas peores, aprovechándose de esa desinformación originada en casa. Será, sin duda, algo mucho peor: feo, sucio, doloroso y que avergüenza…

Así lo hacen incluso ,con  niños  pequeños los depredadores sexuales o cualquiera que desee aprovecharse de ellos. Su ignorancia y la falta de confianza en los padres se encargará del resto. Los riesgos de no hacerlo pueden ser letales.

Para empezar, como ya se dijo, se enterarán de todos modos, pero generalmente sin amor ni compromiso... Su desconocimiento, aunque sea parcial, podría llevar a un embarazo no deseado u otros episodios dolorosos como abusos sexuales, por no mencionar infecciones o enfermedades como el HIV.

Conviene ser directos, y para esto no hay edad, sino aprovechando cualquier otro momento como bañarles, vestirles. Pero algo es seguro, deben tener claro que deben transmitir: que  nadie debe tocarles los genitales y si se siente algo raro si alguien los toca o mira  deben decir no y hablar con los padres.

Una de las razones por las cuales los depredadores sexuales abusan de nuestros hijos es a causa del desconocimiento.

Si bien ningún país está exento de que ocurra algo, en lugares como El Salvador, con una tradición tan machista, los jóvenes están más expuestos, sobre todos las mujeres. Aquí se habla de "agarrar mujeres, quitar virginidades, y tener cuantas más, mejor. A los varones y a las niñas no se les habla de nada, todo es secreto y deben llegar vírgenes al matrimonio, aunque la desinformación de algunos es tal que ni siquiera entienden. O, como decía mi abuela, "no debo comer cebolla, porque me voy a hacer mujer". Yo decía: ¿Qué querrá decir? ¿Que voy hacer igual de bonita que mi mam’a?

Teniendo en cuenta la pasividad de los padres, el rol protagónico lo deberían tomar los Ministerios de Educación y Salud. El primero, creando desde pequeños una asignatura para que rechacen los abusos y educando sexualmente  en el caso del segundo, proporcionando los métodos adecuados para evitar embarazos no deseados, implicando como responsables a ellos como a ellas. ¿Cuántas mujeres están presas por abortos provocados o no? Y los autores, en cambio, sembrando más niños no deseados. Hay un dato alarmante: solamente en el año  2017 hubo 19,190 adolescentes y niñas embarazadas en El Salvador; de ese total 781 casos corresponden a niñas de 10 a 14 años.

Queda claro que la educación sexual es necesaria. Internet puede ser un buen aliado a la hora de consultar artículos, pero siempre  y cuando  el joven tenga asesoría parental

En todo caso somos los padres  quienes  debemos concientizarles hablando  claro y acorde a la edad de los niños aprovechando alguna noticia y dar información de acuerdo a lo que el niño va preguntando. De otra forma, solo servirá para ver pornografía. Eso sí, hay que decir que cada vez vemos más jóvenes conscientes, educados y que defienden a sus parejas. En otras épocas no tan lejanas -y aun ahora, aunque en menor medida- se tenían relaciones hasta con la servidumbre mientras se aguantaban con las novias de sociedad  o rompiendo  con ellas: "cuando  ya habían tenido relaciones y mas si salían embarazadas.

Pensemos que en cada mujer hay una madre  y que daríamos la vida por ella. Respetémosles a todas.

Acerca de la Dra. Mendoza Burgos
Consultas on line

Titulaciones en Psiquiatría General y Psicología Médica, Psiquiatría infantojuvenil, y Terapia de familia, obtenidas en la Universidad Complutense de Madrid, España.

Mi actividad profesional, desde 1,993, en El Salvador, se ha enfocado en dos direcciones fundamentales: una es el ejercicio de la profesión en mi clínica privada; y la segunda es la colaboración con los diferentes medios de comunicación nacionales, y en ocasiones también internacionales, con objeto de extender la conciencia de la necesidad de salud mental, y de apartarla de su tradicional estigma.

Fui la primera Psiquiatra infanto-juvenil y Terapeuta familiar acreditada en ejercer dichas especialidades en El Salvador.

Ocasionalmente he colaborado también con otras instituciones en sus programas, entre ellas, Ayúdame a Vivir, Ministerio de Educación, Hospital Benjamín Bloom, o Universidad de El Salvador. He sido también acreditada por la embajada de U.S.A. en El Salvador para la atención a su personal. Todo ello me hizo acreedora en 2007, de un Diploma de reconocimiento especial otorgado por la Honorable Asamblea Legislativa de El Salvador, por la labor realizada en el campo de la salud mental. Desde 2008 resido en Florida, Estados Unidos, donde compatibilizo mi actividad profesional con otras actividades.

La tecnología actual me ha permitido establecer métodos como video conferencia y teleconferencia, doy consulta a distancia a pacientes en diferentes partes del mundo, lo cual brinda la comodidad para mantener su terapia regularmente aunque esté de viaje. De igual manera permite a aquellos pacientes que viven en ciudades donde los servicios de terapeuta son demasiado altos acceder a ellos. Todo dentro de un ambiente de absoluta privacidad.

Trato de orientar cada vez más mi profesión hacia la prevención, y dentro de ello, a la asesoría sobre relaciones familiares y dirección y educación de los hijos, porque después de tantos años de experiencia profesional estoy cada vez más convencida de que el desenvolvimiento que cada persona tiene a lo largo de su vida está muy fuertemente condicionado por la educación que recibió y el ambiente que vivió en su familia de origen, desde que nació, hasta que se hizo adulto o se independizó, e incluso después.

sábado, 4 de marzo de 2017

SALUD MENTAL LA MEJOR HERENCIA FAMILIAR: LA TELEVISION Y LA SEXUALIDAD DE LOS ADOLESCENTES

Científicos del Instituto Pacífico de Investigación y Evaluación de EEUU, han elaborado una investigación que estudia la influencia del contenido erótico y sexual de la televisión en la conducta sexual de los adolescentes. En realidad, ya ha habido anteriormente bastantes estudios de este tipo; sin embargo, muy pocos abordan el tema desde la perspectiva en que éste lo hace, es decir, añadiendo un elemento fundamental, la actitud de los padres al respecto.

Y es que no es ningún secreto que dicho contenido en la televisión predispone a los adolescentes a conductas sexuales más precoces, más promiscuas, y con escasa idea de los riesgos que conllevan las relaciones sexuales inmaduras para la salud física y psicológica de los adolescentes, por no hablar del riesgo de embarazo indeseado, temas todos ellos que casi nunca aparecen en el contenido televisivo. En otras palabras, la televisión transmite una falsa idea de “placer sin riesgo” que los adolescentes muchas veces no saben interpretar adecuadamente.

Y ante ello, ¿qué recursos tienen los adolescentes para protegerse de dicha influencia y de sus riesgos? Solo cabe una respuesta: los padres. Por ello es que la actitud e intervención de los padres es fundamental. Y eso es lo interesante de este estudio, que analiza el comportamiento sexual de los adolescentes respecto a la televisión según la forma en cómo los padres hayan manejado la situación. ¿Por qué es interesante esto? Pues porque aunque los padres casi siempre sabemos que este tipo de contenidos en la televisión puede afectar su comportamiento, muy pocas veces saben cómo manejar adecuadamente la situación. De hecho, la educación de la sexualidad de nuestros hijos sigue envuelta en tabú.

En el estudio se manejan tres formas de abordar el tema con los hijos: la instructiva, en la que los padres orientan a los hijos sobre dichos contenidos, y cómo interpretarlos; la restrictiva, en la que los padres ponen limitaciones en las horas y contenidos que el adolescente ve televisión, y la compartida, en que el contenido de la televisión se ve “en familia”. Las tres formas muestran un mejor comportamiento sexual de los adolescentes en el futuro que cuando no hay ninguna intervención de los padres. Ello prueba que la intervención de los padres es fundamental.

Dentro de los diferentes tipos de intervención, la restrictiva es la que muestra resultados menos favorables, y tiene sentido. A los adolescentes se les restringe, pero no se les enseña. Y, en todo caso, la restricción es solo relativa. Hoy día la exposición a cualquier tipo de contenido está en todas partes; no solo en televisión; y es imposible para los padres controlar toda esta exposición. Tanto la intervención instructiva, como la compartida, muestran mejores resultados. 

Enseñar por anticipado la sexualidad de forma natural y sin tabúes proporciona los mejores resultados. No tiene que ser una lección magistral; más bien al contrario, debe ser una instrucción interactiva. ¿Y cómo provocarla? Porque normalmente a los padres les cuesta mucho iniciar dicho tipo de conversaciones. Pues de forma natural viendo en televisión dichos contenidos conjuntamente, incluso desde la pre adolescencia. De este modo estamos eliminando el tabú y creando un ambiente de naturalidad. De este modo también los padres detectan cuándo los hijos empiezan a mostrar particular interés e inquietudes a cerca de dichos contenidos. Al hacerles comentarios sobre dicho tema, evitaremos juicios radicales, es decir, “esto es malo, o esto es bueno, o es pecado”.
Expliquemos simplemente que es natural a cierta edad ese tipo de inquietudes, pero que conlleva múltiples riesgos, especialmente si se manejan a demasiada velocidad y de forma inmadura. Debemos hablar de todos los riesgos que conlleva, y como prevenirlos, pero, sobre todo, transmitir la idea de naturalidad en la sexualidad, al mismo tiempo que calma y tranquilidad. La sexualidad no es una competencia por ver quien llega antes; es como un vaso de deliciosa bebida que no tiene que beberse de un trago, sino disfrutar sorbito a sorbito en su momento.

Acerca de la Dra. Mendoza Burgos
Consultas on line

Titulaciones en Psiquiatría General y Psicología Médica, Psiquiatría infantojuvenil, y Terapia de familia, obtenidas en la Universidad Complutense de Madrid, España.

Mi actividad profesional, desde 1,993, en El Salvador, se ha enfocado en dos direcciones fundamentales: una es el ejercicio de la profesión en mi clínica privada; y la segunda es la colaboración con los diferentes medios de comunicación nacionales, y en ocasiones también internacionales, con objeto de extender la conciencia de la necesidad de salud mental, y de apartarla de su tradicional estigma.

 Fui la primera Psiquiatra infanto-juvenil y Terapeuta familiar acreditada en ejercer dichas especialidades en El Salvador.

Ocasionalmente he colaborado también con otras instituciones en sus programas, entre ellas, Ayúdame a Vivir, Ministerio de Educación, Hospital Benjamín Bloom, o Universidad de El Salvador. He sido también acreditada por la embajada de U.S.A. en El Salvador para la atención a su personal. Todo ello me hizo acreedora en 2007, de un Diploma de reconocimiento especial otorgado por la Honorable Asamblea Legislativa de El Salvador, por la labor realizada en el campo de la salud mental. Desde 2008 resido en Florida, Estados Unidos, donde compatibilizo mi actividad profesional con otras actividades.

La tecnología actual me ha permitido establecer métodos como video conferencia y teleconferencia, doy consulta a distancia a pacientes en diferentes partes del mundo, lo cual brinda la comodidad para mantener su terapia regularmente aunque esté de viaje. De igual manera permite a aquellos pacientes que viven en ciudades donde los servicios de terapeuta son demasiado altos acceder a ellos. Todo dentro de un ambiente de absoluta privacidad.

Trato de orientar cada vez más mi profesión hacia la prevención, y dentro de ello, a la asesoría sobre relaciones familiares y dirección y educación de los hijos, porque después de tantos años de experiencia profesional estoy cada vez más convencida de que el desenvolvimiento que cada persona tiene a lo largo de su vida está muy fuertemente condicionado por la educación que recibió y el ambiente que vivió en su familia de origen, desde que nació, hasta que se hizo adulto o se independizó, e incluso después.

Estoy absolutamente convencida del rol fundamental que juega la familia en lo que cada persona es o va a ser en el futuro. 

viernes, 23 de septiembre de 2016

Hoy 23 de septiembre se celebra el Día Internacional de la Bisexualidad

Por Compartiendo mi Opinión
El Día Internacional de la Bisexualidad se celebra anualmente el 23 de septiembre por miembros de la comunidad bisexual y en general por el colectivo LGBT, aunque es una celebración muy poco conocida. 

Este día es una llamada a la reivindicación por parte de todas las personas para reconocer y celebrar la bisexualidad, la historia bisexual, la comunidad y la cultura bisexual y a las personas bisexuales en su vidas. 

Fue celebrado por primera vez en 1999 cuando tres activistas de derechos bisexuales de Estados Unidos - Wendy Curry de Maine, Michael Page de Florida, y Gigi Raven Wilbur de Texas lo empezaron. 

Esta celebración de la bisexualidad, en particular, a diferencia de los eventos LGBT en general, fue concebida como una respuesta a los prejuicios y la marginación de las personas bisexuales por algunas comunidades heterosexuales o incluso la propia LGBT.

En su primer año, se llevó a cabo una celebración en la Asociación Internacional de Gays y Lesbianas, que tuvo lugar durante la semana del 23. 

Si bien en un principio la fiesta tenía fuerte presencia bisexual, ahora son más los testigos de estos eventos con debates, cenas y bailes en Toronto y una gran mascarada en Queensland, Australia. 

En la Universidad de Texas hay una semana de debates y mesas redondas presentadas donde se formulan preguntas y respuestas. También se ha celebrado en Alemania, Japón, Nueva Zelanda, Suecia y el Reino Unido.

domingo, 20 de septiembre de 2015

SALUD MENTAL LA MEJOR HERENCIA FAMILIAR: MATERNIDAD DESESTRUCTURADA


Pese a todo lo comentado en anteriores blogs, la razón principal por la que no son muchas las familias que llegan a constituirse formal, estructurada y funcionalmente sigue siendo la misma que ha sido tradicionalmente, y es la precocidad y la irracionalidad con que sucede la maternidad. Es demasiado común que este inicio suceda en la adolescencia, cuando, normalmente, no hay ninguna preparación para construir una familia, ni siquiera para ejercer la maternidad con seriedad y responsabilidad.

Es demasiado común también que dicha maternidad se ejerza en soledad o con ayuda de algún familiar, pero sin la presencia ni la ayuda de un padre responsable. Y es demasiado común también que esta situación no sea una circunstancia accidental, sino que se repita una segunda vez, una tercera… con hombres diferentes, de modo que cuando la mujer llega a los veintitantos años, y debería ir alcanzando la madurez suficiente para iniciar una familia estructurada, en realidad lleva ya consigo una familia, a veces incluso numerosa, que ha ido creciendo sin la más mínima planificación ni estructura.

Aún así, frecuentemente la mujer conserva la ilusión y la esperanza de encontrar un hombre que “la honre”, pero en esas condiciones, el que aparezca un hombre dispuesto a hacerse cargo de la situación, a dar estructura y hacer que funcione la familia, es una posibilidad bastante lejana. Y lo peor es que la mujer, en su ilusión y deseo de que eso suceda, creerá ver a ese príncipe azul en cualquier hombre que se acerque a ella. La consecuencia probable de ello es que sufrirá un nuevo desengaño, y una nueva maternidad… y de nuevo sola.

En definitiva, lo que en el fondo desearían y sería conveniente para el desarrollo de los hijos, termina convirtiéndose poco menos que en un imposible porque en principio se toman decisiones equivocadas, y posteriormente se siguen tomando decisiones equivocadas creyendo, o queriendo creer que se toma una decisión correcta. ¿Y por qué se toman tantas decisiones equivocadas y pareciera que nunca se aprende? Este es un tema bastante complejo de analizar. Las primeras decisiones equivocadas, en la adolescencia, suelen suceder como consecuencia de falta de educación, particularmente educación de la sexualidad, unida frecuentemente a la circunstancia de que a esa edad ya ha abandonado la escuela, o bien no ven futuro ni estímulo en la escuela ni en nada en particular, perdiendo el sentido a la vida demasiado temprano, y viendo la maternidad como una salida para llenar ese vacío.

¿Y cuál es la causa de esa falta de educación y de estímulo vital? Normalmente es la ausencia de padres, o padres que son capaces de ejercer como tales. Ellos, porque muchas veces no existen o no están; otras veces porque están, pero su labor es nefasta, o, lo que es peor, son abusadores de sus hijas o hijastras. Las madres porque no están capacitadas para ejercer una adecuada labor educadora, o porque, aunque están ahí, a penas pueden pasar tiempo con sus hijas por tener que pasar demasiado tiempo ausentes para poder mantenerlas, porque, a su vez, ellas probablemente también fueron protagonistas de la misma historia quince o veinte años antes. Como vemos, se trata de condiciones auto repetitivas en sí mismas, generación tras generación.

       Después que haber tomado las primeras decisiones equivocadas, las demás decisiones equivocadas que siguen tomando muchas mujeres en esa dinámica de maternidad repetitiva desestructurada tienen en alguna medida también las mismas causas de falta de otro aliciente vital, y, en gran medida, lo ya comentado anteriormente, son consecuencia de la ilusión o la esperanza de encontrar al hombre que se haga cargo de la situación, y que termina en desengaño.
Otras veces también la mujer pretende, mediante ello, asegurarse una pensión alimenticia. A fin de cuentas, la cultura machista enseña a los hombres a ser cazadores, y las mujeres saben bien cuál es el cebo. Todo ello hace que la nueva generación crezca falta de apoyo, de estímulo y de oportunidades educativas y de todo tipo, con lo que el patrón tenderá a repetirse en la siguiente generación. Por eso es que nuestros países siempre parecen estar estancados, ni para atrás ni para adelante; inmersos en el mundo occidental, mirando de cerca a los países del primer mundo, pero permanentemente anclados en el tercero.

Acerca de la Dra. Mendoza Burgos

Titulaciones en Psiquiatría General y Psicología Médica, Psiquiatría infantojuvenil, y Terapia de familia, obtenidas en la Universidad Complutense de Madrid, España.

Mi actividad profesional, desde 1,993, en El Salvador, se ha enfocado en dos direcciones fundamentales: una es el ejercicio de la profesión en mi clínica privada; y la segunda es la colaboración con los diferentes medios de comunicación nacionales, y en ocasiones también internacionales, con objeto de extender la conciencia de la necesidad de salud mental, y de apartarla de su tradicional estigma.

 Fui la primera Psiquiatra infanto-juvenil y Terapeuta familiar acreditada en ejercer dichas especialidades en El Salvador.

Ocasionalmente he colaborado también con otras instituciones en sus programas, entre ellas, Ayúdame a Vivir, Ministerio de Educación, Hospital Benjamín Bloom, o Universidad de El Salvador. He sido también acreditada por la embajada de U.S.A. en El Salvador para la atención a su personal. Todo ello me hizo acreedora en 2007, de un Diploma de reconocimiento especial otorgado por la Honorable Asamblea Legislativa de El Salvador, por la labor realizada en el campo de la salud mental. Desde 2008 resido en Florida, Estados Unidos, donde compatibilizo mi actividad profesional con otras actividades.

La tecnología actual me ha permitido establecer métodos como video conferencia y teleconferencia, doy consulta a distancia a pacientes en diferentes partes del mundo, lo cual brinda la comodidad para mantener su terapia regularmente aunque esté de viaje. De igual manera permite a aquellos pacientes que viven en ciudades donde los servicios de terapeuta son demasiado altos acceder a ellos. Todo dentro de un ambiente de absoluta privacidad.

Trato de orientar cada vez más mi profesión hacia la prevención, y dentro de ello, a la asesoría sobre relaciones familiares y dirección y educación de los hijos, porque después de tantos años de experiencia profesional estoy cada vez más convencida de que el desenvolvimiento que cada persona tiene a lo largo de su vida está muy fuertemente condicionado por la educación que recibió y el ambiente que vivió en su familia de origen, desde que nació, hasta que se hizo adulto o se independizó, e incluso después.


Estoy absolutamente convencida del rol fundamental que juega la familia en lo que cada persona es o va a ser en el futuro.