Mostrando entradas con la etiqueta Educación. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Educación. Mostrar todas las entradas

sábado, 13 de marzo de 2021

SALUD MENTAL LA MEJOR HERENCIA FAMILIAR: CONDICIONES AMBIENTALES Y EDUCACION

Por Dra. Margarita Mendoza Burgos


Pocas veces ponemos atención a las condiciones ambientales de las aulas en las que nuestros hijos estudian. Normalmente factores como la iluminación, la ventilación, los colores de las paredes e incluso la temperatura se minimizan o se consideran irrelevantes. Sin embargo, existen investigaciones que aseguran que determinados elementos -que pueden variar dependiendo el lugar y el clima- ayudan a mejorar la concentración y a acelerar el aprendizaje de los alumnos. 

En nuestro país no se puede decir que las condiciones ambientales son ignoradas, porque sería faltar a la verdad. Pero solo unos pocos acceden a ellas, y son aquellos estudiantes que acuden a instituciones privadas. Una elite, una minoría selecta. Todo depende del poder adquisitivo. No es casualidad que los colegios más onerosos son los más amplios, con mejores condiciones de luz, temperatura y espacios verdes. Si se pudiese replicar eso en más escuelas, y sobre todo las del entramado público, los alumnos irían con más deseo y aprenderían de una forma más apropiada.

 

De hecho, en los centros escolares públicos no solamente falla el ambiente estructural sino que los propios alumnos van muchas veces sin haber desayunado apropiadamente. En varios países los gobiernos ofrecen desayunos gratuitos a modo de carnada con el propósito de que los estudiantes asistan al colegio. Aún así, el desinterés por el aprendizaje y la deserción escolar va en aumento, más con las condiciones precarias de las aulas y el alto índice delincuencial en derredor.

 

Desgraciadamente en Latinoamérica y en otros países subdesarrollados no es prioridad educar, ni tampoco la salud. Los gobiernos prefieren enfocarse en llevar a cabo acciones que sean más visibles y donde puedan realizar mejores negocios para los gobernantes. 

No les interesa preparar una población más educada y que luego pueda dedicarse a analizar más sus gobiernos. Prefieren entregar algunos regalitos en época de campaña electoral.

 

En Dubái, recientemente se hizo un experimento muy interesante. En 162 aulas, los profesores instalaron una pared llena de plantas y el número de alumnos con déficit de atención se redujo de forma drástica, cerca del 75%. “Tenías a niños a los que se les daba medicación para ayudarles a concentrarse, pero no la necesitaban. Lo que necesitaban era un aula mejor”, explicó Stephen Heppell, británico especialista en innovación educativa catedrático en la Universidad de Bournemouth. “Mucha gente cree, por ejemplo, que es una locura llenar una clase con plantas. Pero sabemos que en un aula tradicional, con la puerta cerrada y 25 alumnos dentro, tras una hora y media la cantidad de CO2 en el aula, en términos de partes por millón, está por encima del nivel adecuado y perjudica la concentración”, agrega Heppell. 

 

En El Salvador, salvo excepciones, no se aprovecha la tecnología en función de la educación, y esas deficiencias quedan al desnudo en estos tiempos de pandemia, donde todos están obligados a tomar clases virtuales a pesar de que la mayoría de estudiantes no cuentan con computadoras ni redes de internet.  ¿Por qué no se invierte en eso? Porque es una apuesta a largo plazo y en general los gobiernos desean inversiones que les produzcan un impacto inmediato y se puedan publicitar en época electoral.

 

No siempre fue así. En El Salvador, durante la gestión del ministro Walter Béneke, se invirtió en mejores infraestructuras y uso de televisores y estudios de grabación para la Televisión Educativa. La respuesta fue muy positiva, pero al cambiar el gobierno no hubo continuidad en el proyecto y todo el esfuerzo quedó en el olvido. Algo similar ocurrió en Venezuela, donde se creó un ministerio de desarrollo de la inteligencia con programas ya comprobados para promover el aprendizaje, el pensamiento y la lógica, pero al final corrió la misma suerte que el nuestro: cambio de gobierno, fin de la iniciativa. 

 

Cuidar los detalles de las aulas puede hacer la gran diferencia. No solo la temperatura ideal, que debe ser entre 19 y 21 grados, sino también la luz y el aire, por no mencionar la acústica del lugar. En Australia y en otras partes del mundo donde las temperaturas son muy altas, las aulas tienen las ventanas abiertas y el aire entra y sopla por todo el edificio. “Puede ocurrir que un colegio se haya gastado mucho dinero en aire acondicionado, pero el aire es demasiado seco. Y la humedad es buena para el cerebro”, describió Heppell.

 

Steve Higgins, profesor de la Universidad de Durham (Reino Unido), escribió un ensayo sobre 'El impacto de los ambientes educativos', donde explica que "ambientes de aprendizaje extremadamente pobres tienen un efecto negativo en los estudiantes y el personal docente", así como que, al mejorarlo, "se obtienen beneficios significativos".

 

A pesar de la evidencia, nuestras aulas están lejos de considerarse óptimas y nadie parece tener intención de hacer algo para que esta realidad empiece a cambiar. En medio de salas derruidas, ambientes sofocantes, pésima iluminación, energía eléctrica intermitente y cero conectividad, nuestra infraestructura educativa lamentablemente es una invitación permanente a la deserción escolar.  

Acerca de la Dra. Mendoza Burgos

www.dramendozaburgos.com

 

Titulaciones en Psiquiatría General y Psicología Médica, Psiquiatría infantojuvenil, y Terapia de familia, obtenidas en la Universidad Complutense de Madrid, España.

 

Mi actividad profesional, desde 1,993, en El Salvador, se ha enfocado en dos direcciones fundamentales: una es el ejercicio de la profesión en mi clínica privada; y la segunda es la colaboración con los diferentes medios de comunicación nacionales, y en ocasiones también internacionales, con objeto de extender la conciencia de la necesidad de salud mental, y de apartarla de su tradicional estigma.

 

Fui la primera Psiquiatra infanto-juvenil y Terapeuta familiar acreditada en ejercer dichas especialidades en El Salvador.

 

Ocasionalmente he colaborado también con otras instituciones en sus programas, entre ellas, Ayúdame a Vivir, Ministerio de Educación, Hospital Benjamín Bloom, o Universidad de El Salvador. He sido también acreditada por la embajada de U.S.A. en El Salvador para la atención a su personal. Todo ello me hizo acreedora en 2007, de un Diploma de reconocimiento especial otorgado por la Honorable Asamblea Legislativa de El Salvador, por la labor realizada en el campo de la salud mental. Desde 2008 resido en Florida, Estados Unidos, donde compatibilizo mi actividad profesional con otras actividades.

 

La tecnología actual me ha permitido establecer métodos como video conferencia y teleconferencia, doy consulta a distancia a pacientes en diferentes partes del mundo, lo cual brinda la comodidad para mantener su terapia regularmente aunque esté de viaje. De igual manera permite a aquellos pacientes que viven en ciudades donde los servicios de terapeuta son demasiado altos acceder a ellos. Todo dentro de un ambiente de absoluta privacidad.

 

Trato de orientar cada vez más mi profesión hacia la prevención, y dentro de ello, a la asesoría sobre relaciones familiares y dirección y educación de los hijos, porque después de tantos años de experiencia profesional estoy cada vez más convencida de que el desenvolvimiento que cada persona tiene a lo largo de su vida está muy fuertemente condicionado por la educación que recibió y el ambiente que vivió en su familia de origen, desde que nació, hasta que se hizo adulto o se independizó, e incluso después. 

 

Estoy absolutamente convencida del rol fundamental que juega la familia en lo que cada persona es o va a ser en el futuro. 

sábado, 15 de agosto de 2020

SALUD MENTAL LA MEJOR HERENCIA FAMILIAR: SEXUALIDAD

Por Dra. Margarita Mendoza Burgos 

Consultas on line

 


 

Desde siempre, hablar de sexo ha sido un tema tabú y aun ahora que la sociedad se ha vuelto más amplia y libre todavía nos cuesta derribar esa barrera. Peor aún es más difícil cuando nos referimos a nuestro entorno y el de nuestros hijos. 

En las sociedades primitivas la conducta con el sexo era más bien como los animales: acceso según la demanda.

 

Sin embargo, a medida que el hombre evolucionó y empezó a mostrar más pudor en la vestimenta, de igual manera la función sexual se volvió más recatada, pero no así disminuida. 

 

El hombre busca a la mujer de una forma más compulsiva que ésta. A ellas se les educa en el decoro, lo cual lleva aparejado más sexualidad por fuera de los hogares en el hombre.

 

Las mujeres inician su libertad sexual al inicio del descubrimiento de los métodos contraceptivos, la revolución sexual y el auge de las mismas entre parejas de iguales. 

 

Se ha logrado cierto equilibrio, aunque el hombre -de forma machista y para tener más control contra su entorno de mujeres- sigue tratando de mantener el status quo. 

 

No hay que confundir revolución sexual con conducta sexual compulsiva o adicción sexual. 

 

Esta puede comenzar con la práctica de la masturbación y/o ver pornografía. El sexo tiene un complemento de placer, que además en su paroxismo es altamente relajante.

 

Ese proceso puede dar incluso problemas entre las parejas sexuales, ya sea porque aún no hay compromiso o porque la pareja no puede mantener la demanda del obseso sexual. Muchas veces llegará a usar fármacos para exacerbar su respuesta sexual que le produce placer y relajación o disminución de sus tensiones y ansiedades. 

 

Muchas veces  esta conducta se vuelve tan obsesiva que se socializa menos y además empiezan a aparecer culpas generadas de la exigencia de otras ocupaciones y/o personas. Empieza, entonces, un círculo de placer-culpa debido a que la actividad ya le produce demasiados problemas.  Otro caso de problemas en las relaciones sexuales es cuando estas son a la distancia o sea la pareja, por alguna razón están separados. El sexo es un acto físico, por lo tanto es complicado manejar una relación sexual estando distante geográficamente.

 

Con la tecnología actual hay personas que utilizan teléfono y computadoras para intercambiar sexualidad, pero en la medida que el amor y la compenetración se hacen cada vez mayores, más necesidad habrá del componente corporal. 

 

Nos han criado con muchos tabúes y sensaciones de culpa en toda nuestra crianza, sobre todo en la medida que pertenecemos a una práctica religiosa y muchas veces porque esta cultura  se conjuga con abusos sexuales que marcan al individuo vejado, como culpable de haber sido abusado. 

 

Un gran ejemplo de esto son los sacerdotes que ejercen pederastia o cualquier relación sexual y que la justifican aún ante el propio perpetrado, como debido a que son muy seductores y les han hecho pecar. 

A veces es imposible llegar a tener relaciones sexuales normales con aparecimiento de frigidez o dificultad para excitarse y tener orgasmos, dificultades de eyaculación, que se precisa realizar  una asesoría sexual y de parejas.

 

Pero aún en la sexualidad más sana la consejería puede venir bien,  más aún en los casos de los problemas expuestos con anterioridad. La terapia también es recomendable cuando hay conductas impulsivas y en general siempre que se tenga la sensación de que algo no está bien.  

 

En estos tiempos, buscar al sexo opuesto es todo un desafío puesto que hay que socializar en un mundo cada vez más lleno de personas que no se conocen entre sí o en una sociedad en la que todos “los casaderos” ya están" casados". 

 

En ese sentido, las apps de citas son una excelente solución. Y cuando más serias y más datos sinceros se pone en los perfiles, mejor. 

 

Recomendación: no iniciar contactos personales ni dar informaciones de domicilio ni teléfono hasta tener un conocimiento más real y personal, se suele recomendar iniciar  este conocimiento  en espacios abiertos y donde haya muchas personas en caso de que un miembro haya dado información falsa o intente sobrepasarse. Siempre buscar sitios públicos, al menos en los primeros encuentros y hasta establecer un marco de más confianza.

 

En general  más allá de los tabúes, es importante una buena educación sexual. Una persona bien informada crea a alguien más capaz de saber cuidarse a sí mismo y tomar decisiones apropiadas. 

Acerca de la Dra. Mendoza Burgos

Consultas on line

www.dramendozaburgos.com

 

Titulaciones en Psiquiatría General y Psicología Médica, Psiquiatría infantojuvenil, y Terapia de familia, obtenidas en la Universidad Complutense de Madrid, España.

 

Mi actividad profesional, desde 1,993, en El Salvador, se ha enfocado en dos direcciones fundamentales: una es el ejercicio de la profesión en mi clínica privada; y la segunda es la colaboración con los diferentes medios de comunicación nacionales, y en ocasiones también internacionales, con objeto de extender la conciencia de la necesidad de salud mental, y de apartarla de su tradicional estigma.

 

 Fui la primera Psiquiatra infanto-juvenil y Terapeuta familiar acreditada en ejercer dichas especialidades en El Salvador.

 

Ocasionalmente he colaborado también con otras instituciones en sus programas, entre ellas, Ayúdame a Vivir, Ministerio de Educación, Hospital Benjamín Bloom, o Universidad de El Salvador. He sido también acreditada por la embajada de U.S.A. en El Salvador para la atención a su personal. Todo ello me hizo acreedora en 2007, de un Diploma de reconocimiento especial otorgado por la Honorable Asamblea Legislativa de El Salvador, por la labor realizada en el campo de la salud mental. Desde 2008 resido en Florida, Estados Unidos, donde compatibilizo mi actividad profesional con otras actividades.

 

La tecnología actual me ha permitido establecer métodos como video conferencia y teleconferencia, doy consulta a distancia a pacientes en diferentes partes del mundo, lo cual brinda la comodidad para mantener su terapia regularmente aunque esté de viaje. De igual manera permite a aquellos pacientes que viven en ciudades donde los servicios de terapeuta son demasiado altos acceder a ellos. Todo dentro de un ambiente de absoluta privacidad.

Trato de orientar cada vez más mi profesión hacia la prevención, y dentro de ello, a la asesoría sobre relaciones familiares y dirección y educación de los hijos, porque después de tantos años de experiencia profesional estoy cada vez más convencida de que el desenvolvimiento que cada persona tiene a lo largo de su vida está muy fuertemente condicionado por la educación que recibió y el ambiente que vivió en su familia de origen, desde que nació, hasta que se hizo adulto o se independizó, e incluso después.

 

Estoy absolutamente convencida del rol fundamental que juega la familia en lo que cada persona es o va a ser en el futuro. 

sábado, 18 de enero de 2020

SALUD MENTAL LA MEJOR HERENCIA FAMILIAR: EDUCAR NO ES OBRA DE MILAGROS


Por Dra. Margarita Mendoza Burgos

En términos de enseñanza, el camino de la búsqueda al sistema ideal está plagado de mitos.

En El Salvador podemos observar claramente dos sectores muy diferenciados. Por un lado, uno obsoleto; por otro, uno demasiado lleno de métodos con falsas esperanzas, dirigidas a formar "niños genios".

Obviamente ninguna de los dos formas es lo ideal.

Todo empieza en casa, pero en los hogares no existe un criterio claro de lo que es educar. Es más, se suele creer que la escuela es la que educa y poco se considera que la misma apoya el aprendizaje más formal y con detalle de los humanos. Sin embargo, es el hogar  el encargado de generar la actitud dentro del aprendizaje. Puede ser pasiva e incluso desdeñosa y satirizada, o activa y deseosa de hacer crecer cualquier área.

Por supuesto, también hay un margen que lo proporcionará la personalidad y capacidad de cada quien, ya que no todos disfrutan lo estudiado o aprendido del mismo modo.

Lo primero que se necesita es darle la importancia a los conocimientos en la conducta  dentro de la sociedad.

Se debe entender que  la forma y amplio bagaje de lo estudiado será observado en relación directa al éxito en el grupo familiar.

En muchos hogares solo piensan en "agregar" volumen e interés poniendo de moda los últimos hitos escritos en las revistas o best sellers sin meditar sobre los mismos, ni mucho menos ejercer un mecanismo que nos haga confiar o desconfiar de ellos.

 De repente, dejamos de consultar a los expertos.

Simplemente nos creemos expertos en cada tendencia sugerida.

Un ejemplo es la estimulación temprana mejorada por una serie de ejercicios que suelen ser repetidos y estudiados con los padres y los niños en las academias de moda.

Este sistema, creado en la década de los 60 por Glenn Doman, está demostrado científicamente que “se trata de un método sin fundamento basado en teorías anticuadas y simplificadas, y que no hay afirmaciones científicas que lo respalden”.

En cambio, lo que sí se debe propiciar es el contacto materno y del resto de la familia en el desarrollo adecuado del niño. Por ejemplo, el habla mediante el mismo succionar de las mamas al alimentarse. No es solo el aumentar la estimulación sino ejercer la misma con amor y constancia.

Sin conocimientos, es fácil caer en situaciones engañosas y dejarse llevar por métodos erróneos, como creer que todo problema escolar -llámese lectura, escritura o matemáticas- sea simplemente un tema de lateralidad. Debe ser estudiado y tratado, pero puede no ser un causante único de un mal aprendizaje.

Durante años, nadie se atrevía a poner en duda la afirmación de que el uso de computadoras ayudaba a que los niños aprendieran más, la consideraban una herramienta clave en la pedagogía moderna.

Incluso de esa teoría surgió un programa mundial conocido como OLPC (One Laptop per Child), donde se distribuyeron millones de computadoras portátiles para los estudiantes de zonas rurales o colegios pobres.

Sin embargo, a la hora de evaluar el impacto quedó claro que no tuvo el efecto deseado. Resultó negativo en el rendimiento en lenguaje y matemática. Para peor, el estudio también reveló que los jóvenes que recibieron las computadoras estudiaban y leían menos, y preferían no hacer las tareas escolares. Los nuevos métodos, sobre todos los que llegan con un envoltorio revolucionario y novedoso; no siempre son lo más recomendables.
 Acerca de la Dra. Mendoza Burgos
Consultas on line

Titulaciones en Psiquiatría General y Psicología Médica, Psiquiatría infantojuvenil, y Terapia de familia, obtenidas en la Universidad Complutense de Madrid, España.

Mi actividad profesional, desde 1,993, en El Salvador, se ha enfocado en dos direcciones fundamentales: una es el ejercicio de la profesión en mi clínica privada; y la segunda es la colaboración con los diferentes medios de comunicación nacionales, y en ocasiones también internacionales, con objeto de extender la conciencia de la necesidad de salud mental, y de apartarla de su tradicional estigma.

Fui la primera Psiquiatra infanto-juvenil y Terapeuta familiar acreditada en ejercer dichas especialidades en El Salvador.

Ocasionalmente he colaborado también con otras instituciones en sus programas, entre ellas, Ayúdame a Vivir, Ministerio de Educación, Hospital Benjamín Bloom, o Universidad de El Salvador. He sido también acreditada por la embajada de U.S.A. en El Salvador para la atención a su personal. Todo ello me hizo acreedora en 2007, de un Diploma de reconocimiento especial otorgado por la Honorable Asamblea Legislativa de El Salvador, por la labor realizada en el campo de la salud mental. Desde 2008 resido en Florida, Estados Unidos, donde compatibilizo mi actividad profesional con otras actividades.

La tecnología actual me ha permitido establecer métodos como video conferencia y teleconferencia, doy consulta a distancia a pacientes en diferentes partes del mundo, lo cual brinda la comodidad para mantener su terapia regularmente aunque esté de viaje. De igual manera permite a aquellos pacientes que viven en ciudades donde los servicios de terapeuta son demasiado altos acceder a ellos. Todo dentro de un ambiente de absoluta privacidad.

Trato de orientar cada vez más mi profesión hacia la prevención, y dentro de ello, a la asesoría sobre relaciones familiares y dirección y educación de los hijos, porque después de tantos años de experiencia profesional estoy cada vez más convencida de que el desenvolvimiento que cada persona tiene a lo largo de su vida está muy fuertemente condicionado por la educación que recibió y el ambiente que vivió en su familia de origen, desde que nació, hasta que se hizo adulto o se independizó, e incluso después.

sábado, 21 de diciembre de 2019

SALUD MENTAL LA MEJOR HERENCIA FAMILIAR: REGALECE ESTA NAVIDAD Y A SU FAMILIA Kaizen: EL METODO PARA FORMAR HABITOS


Por Dra. Margarita Mendoza Burgos
Kaizén: El método japonés para combatir la pereza 

Hoy en día cada vez es más común ver niños perezosos. 

En tiempos donde la tecnología resuelve problemas sin necesidad de movilizarse y el entretenimiento se reduce a un teléfono celular o un control remoto operado desde un cómodo sillón o -peor aún- una cama, es casi lógico que el sedentarismo se eleve por las nubes. 

Por eso es necesario que los padres, tutores y docentes actúen para poder disuadirlos y así acabar, o en algunos casos prevenir, la pereza, apatía y negligencia de los niños y adolescentes para afrontar sus tareas, deberes escolares o cualquier actividad que en los papeles resulta poco motivadora para ellos. 

Hay una señal de alarma y muchos no la han escuchado. 

Cada vez se les incentiva menos a ser proactivos. 

Los profesores y centros educativos en general tienden a ser muy reglamentarios y desean utilizar las mismas herramientas de aprendizaje para todos los alumnos, sin considerar que no son iguales. 

Es importante diagnosticar si un niño es perezoso solamente o padece de algún otro problema Lo primero a evaluar, y debería ser requisito escolar, es su audición y su vista. 

A veces esos detalles pasan inadvertidos. 

Otro paso fundamental es hacer evaluaciones de capacidad de aprendizaje, método que más se aviene a los niños, sus materias preferidas y las que no. De esa manera se puede iniciar por lo más irritante poco tiempo y terminar deleitándose con lo que más le agrade. Pero, por supuesto, para eso se necesita conocer al niño. 

Recordar que quienes desde temprana edad se acostumbran a evadir sus responsabilidades, en el futuro también tendrán problemas para cumplir sus metas. 

Una excelente idea es aplicar la regla del minuto, también llamado método japonés Kaizen, ideado por Masaaki Imai. 

Se trata de un movimiento que se originó en Japón como resultado de la necesidad del país de alcanzar el nivel del resto de naciones occidentales para poder competir con ellas. 

Es un método de gestión que está orientado a la mejora continua de procesos en busca de erradicar todas aquellas ineficiencias que conforman un sistema. 

Su nombre oriental se puede traducir como “sabiduría para cambiar” y su objetivo, aplicado a la educación, es conseguir que los niños dediquen un sólo minuto a alguna actividad o tarea que les dé pereza y así se conviertan en perseverantes. 

La condición es realizarla siempre a la misma hora para generar el hábito. 

Un buen ejemplo es el orden del cuarto, algo a lo que normalmente los niños le rehúyen. Pues entonces todos los días, a la misma hora, recogerá su cuarto durante un minuto. ¿Difícil de soportar? No, para nada. Y ese es apenas el comienzo, ya que el hábito hará que el niño recoja todo de forma automática, porque lo tiene interiorizado y ya no le cuesta hacerlo. 

Entonces el tiempo de un minuto pasará a 5 minutos, y luego a 10, hasta llegar el día en que no le importe el tiempo invertido. 

Esta metodología, que se implementa con mucho éxito en Japón desde la década del 50, depende también en gran medida de los padres, ya que deben incentivar y aplicar el método a rajatabla. Porque si los padres son perezosos, sus hijos inevitablemente seguirán su camino...
Acerca de la Dra. Mendoza Burgos
Consultas on line

Titulaciones en Psiquiatría General y Psicología Médica, Psiquiatría infantojuvenil, y Terapia de familia, obtenidas en la Universidad Complutense de Madrid, España.

Mi actividad profesional, desde 1,993, en El Salvador, se ha enfocado en dos direcciones fundamentales: una es el ejercicio de la profesión en mi clínica privada; y la segunda es la colaboración con los diferentes medios de comunicación nacionales, y en ocasiones también internacionales, con objeto de extender la conciencia de la necesidad de salud mental, y de apartarla de su tradicional estigma.

Fui la primera Psiquiatra infanto-juvenil y Terapeuta familiar acreditada en ejercer dichas especialidades en El Salvador.

Ocasionalmente he colaborado también con otras instituciones en sus programas, entre ellas, Ayúdame a Vivir, Ministerio de Educación, Hospital Benjamín Bloom, o Universidad de El Salvador. He sido también acreditada por la embajada de U.S.A. en El Salvador para la atención a su personal. Todo ello me hizo acreedora en 2007, de un Diploma de reconocimiento especial otorgado por la Honorable Asamblea Legislativa de El Salvador, por la labor realizada en el campo de la salud mental. Desde 2008 resido en Florida, Estados Unidos, donde compatibilizo mi actividad profesional con otras actividades.

La tecnología actual me ha permitido establecer métodos como video conferencia y teleconferencia, doy consulta a distancia a pacientes en diferentes partes del mundo, lo cual brinda la comodidad para mantener su terapia regularmente aunque esté de viaje. De igual manera permite a aquellos pacientes que viven en ciudades donde los servicios de terapeuta son demasiado altos acceder a ellos. Todo dentro de un ambiente de absoluta privacidad.

Trato de orientar cada vez más mi profesión hacia la prevención, y dentro de ello, a la asesoría sobre relaciones familiares y dirección y educación de los hijos, porque después de tantos años de experiencia profesional estoy cada vez más convencida de que el desenvolvimiento que cada persona tiene a lo largo de su vida está muy fuertemente condicionado por la educación que recibió y el ambiente que vivió en su familia de origen, desde que nació, hasta que se hizo adulto o se independizó, e incluso después.