Mostrando entradas con la etiqueta Jóvenes. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Jóvenes. Mostrar todas las entradas

sábado, 10 de abril de 2021

SALUD MENTAL LA MEJOR HERENCIA FAMILIAR: GENERACION DE CRISTAL

Por Dra. Margarita Mendoza Burgos

 

Son frágiles emocionalmente, transparentes, duales, muy informados, tecnológicos… Tienen entre 18 y 25 años, son hijos de padres de la Generación X y los llaman la Generación de Cristal. 

Ese término, que cobró tanto auge últimamente, fue acuñado por la filósofa española Monserrat Nebrera. “Por todo reclaman, por todo se quejan, por todo lloran”, los describen algunos, que incluso utilizan ese apodo en forma peyorativa.

En los Estados Unidos, por ejemplo, además de ser jóvenes muy cuidados y que están bastante informados por la tecnología, desean hacer cambios en la información de generaciones pasadas como una forma de evitar problemas de discriminación por razas o inclinaciones sexuales.

Han llegado al punto de querer quitar terminologías de libros o películas que fueron escritos en tiempos pasados como una forma de evitar que los niños lo hereden y lo sigan replicando.

Sin embargo, no se dan cuenta que la discriminación es parte de la naturaleza humana y más conveniente sería la educación de los padres que quitar simplemente la información no deseada.

Lo mismo ha pasado con la sexualidad humana y hemos visto cómo ahora se habla con más aprendizaje y los jóvenes procuran utilizar la misma de una forma responsable. 

Un error bastante común es confundir a la Generación de Cristal con millenials y centennials, sobre todo porque confluyen en el mismo rango de edad.

Pero los de “Cristal” son un grupo más selecto y con características muy particulares, entre ellas la de siempre estar manifestando -generalmente en plataformas digitales- sentimientos, opiniones, o quejas.

Por eso tampoco sorprende que sean defensores de causas globales como el cambio climático u otros movimientos, y de oponerse a las figuras de autoridad, ya sean padres, instituciones y el Estado mismo.

Ese perfil calza a la perfección con el de la activista ambiental sueca Gretha Thunberg, de 18 años, probablemente la abanderada de esta Generación de Cristal.

Quizás el rasgo más marcado sea el de la inestabilidad, y es algo que no solo tiene que ver con la edad.

Puede que esto se manifieste en su personalidad, ya que sus padres los consintieron bastante y han vivido una vida más privilegiada que sus antecesores con tanto adelanto tecnológico.

Eso sí, sus acciones tienen más impacto por su hábil manejo de las redes sociales, sobre todo en temas de ambientalismo o la lucha contra la discriminación.

A nivel laboral pueden contribuir a la competitividad y agilidad de las compañías.

De hecho, entre los perfiles clave que describe Tom Kelley, autor del bestseller “Las 10 caras de la innovación”, incluye varias características propias de esta generación como el aprendizaje. Es decir, personas que permanecen abiertas a nuevas perspectivas. 

Otro atributo es la organización, ya que se adaptan a las distintas situaciones; y también construcción, ya que aceptan la definición del problema y trabajan dentro de ella para mejorar.

Además, la Generación de Cristal tiene el autoestima alta, o por lo menos más alta que las generaciones anteriores, donde éramos marginados por nuestros mayores, no se nos permitía comentar y tener criterios propios. En aquella época se educaba más “al cincho, la chancleta o el golpe” que racionalizando con ellos, como sucede en la época actual.

En un par de décadas, esta Generación heredará el poder para gobernar el mundo y tendrá la posibilidad de demostrar que sus inquietudes son genuinas y sostenibles, no simplemente impulsos fugaces que se volatilizan en el aire.


 

Acerca de la Dra. Mendoza Burgos

www.dramendozaburgos.com

 

Titulaciones en Psiquiatría General y Psicología Médica, Psiquiatría infantojuvenil, y Terapia de familia, obtenidas en la Universidad Complutense de Madrid, España.

 

Mi actividad profesional, desde 1,993, en El Salvador, se ha enfocado en dos direcciones fundamentales: una es el ejercicio de la profesión en mi clínica privada; y la segunda es la colaboración con los diferentes medios de comunicación nacionales, y en ocasiones también internacionales, con objeto de extender la conciencia de la necesidad de salud mental, y de apartarla de su tradicional estigma.

 

Fui la primera Psiquiatra infanto-juvenil y Terapeuta familiar acreditada en ejercer dichas especialidades en El Salvador.

 

Ocasionalmente he colaborado también con otras instituciones en sus programas, entre ellas, Ayúdame a Vivir, Ministerio de Educación, Hospital Benjamín Bloom, o Universidad de El Salvador. He sido también acreditada por la embajada de U.S.A. en El Salvador para la atención a su personal. Todo ello me hizo acreedora en 2007, de un Diploma de reconocimiento especial otorgado por la Honorable Asamblea Legislativa de El Salvador, por la labor realizada en el campo de la salud mental. Desde 2008 resido en Florida, Estados Unidos, donde compatibilizo mi actividad profesional con otras actividades.

 

La tecnología actual me ha permitido establecer métodos como video conferencia y teleconferencia, doy consulta a distancia a pacientes en diferentes partes del mundo, lo cual brinda la comodidad para mantener su terapia regularmente aunque esté de viaje. De igual manera permite a aquellos pacientes que viven en ciudades donde los servicios de terapeuta son demasiado altos acceder a ellos. Todo dentro de un ambiente de absoluta privacidad.

 

Trato de orientar cada vez más mi profesión hacia la prevención, y dentro de ello, a la asesoría sobre relaciones familiares y dirección y educación de los hijos, porque después de tantos años de experiencia profesional estoy cada vez más convencida de que el desenvolvimiento que cada persona tiene a lo largo de su vida está muy fuertemente condicionado por la educación que recibió y el ambiente que vivió en su familia de origen, desde que nació, hasta que se hizo adulto o se independizó, e incluso después. 

 

Estoy absolutamente convencida del rol fundamental que juega la familia en lo que cada persona es o va a ser en el futuro. 

lunes, 15 de julio de 2019

Hoy 15 de Julio se celebra el Día Mundial de las Habilidades de la Juventud

Por Compartiendo mi Opinión 
El 18 de diciembre de 2014 la Asamblea General de las Naciones Unidas en la Resolución 69/145 decide designar el 15 de julio Día Mundial de las Habilidades de la Juventud. "El proyecto de resolución que establece el Día Mundial de las Habilidades de la Juventud fue propuesto por Sri Lanka y fue adoptado por el 69º período de sesiones de la Asamblea General el 18 de diciembre de 2014 (A/RES/69/145). 

La resolución expresa preocupación por el elevado número de jóvenes desempleados y reconoce que el fomento de la adquisición de habilidades por los jóvenes mejoraría su capacidad de tomar decisiones con conocimiento de causa en relación con la vida y el trabajo y los empoderaría de manera que puedan acceder al mercado laboral en evolución. 

La resolución también invita a todos los Estados Miembros, las organizaciones del sistema de las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales y regionales, así como a la sociedad civil, incluidas las organizaciones dirigidas por jóvenes, a observar de manera adecuada el Día Mundial de las Habilidades de la Juventud, de conformidad con las prioridades nacionales, por medios como actividades educativas, campañas y actividades de voluntariado y concienciación" 

En la actualidad hay 1.200 millones de jóvenes de entre 15 y 24 años que representan el 16% de la población mundial. La participación activa de los jóvenes en los esfuerzos de desarrollo sostenible es fundamental para lograr sociedades sostenibles, inclusivas y estables para nuestras metas de cara a 2030, y para evitar las peores amenazas y desafíos para el desarrollo sostenible, incluidos los impactos del cambio climático, el desempleo, la pobreza, la desigualdad de género, los conflictos y la migración. 

Sin embargo, los jóvenes tienen casi el triple de probabilidades que los adultos de estar desempleados y de realizar trabajos de baja calidad, de enfrentarse a desigualdades en el mercado laboral y la transición de la escuela a un puesto de trabajo puede ser larga e insegura. Asimismo, las mujeres tienen más probabilidad de estar subempleadas y recibir menos salario, así como de desarrollar trabajos a tiempo parcial o tener contratos temporales. 

Por eso la educación y la formación son cruciales para triunfar en el mercado laboral. Desafortunadamente, los sistemas existentes no responden a las necesidades de aprendizaje de una gran cantidad de jóvenes y los sondeos sobre resultados académicos y formación revelan que existe un elevado número de jóvenes con niveles bajos en aptitudes y competencias básicas de alfabetización y cálculo. Con el objetivo de concienciar sobre la importancia en invertir en el desarrollo de las habilidades de la juventud, la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió en su resolución A/RES/69/145 designar el 15 de julio como el Día Mundial de las Habilidades de la Juventud. 

Organizado tradicionalmente por las Misiones Permanentes de Portugal y Sri Lanka, junto con la UNESCO, la Organización Internacional del Trabajo y la Oficina del Enviado del Secretario General para la Juventud, el Día Internacional de este año incidirá en los mecanismos necesarios para impulsar y aplicar el aprendizaje a lo largo de la vida.

sábado, 19 de enero de 2019

SALUD MENTAL LA MEJOR HERENCIA FAMILIAR: NECESIDAD DE EMOCIONES FUERTES


Por Dra. Margarita Mendoza Burgos
 


Durante los últimos años hemos visto cómo proliferan las películas de terror en las carteleras de cine: actividades paranormales, muñecas diabólicas, monjas asesinas, niños poseídos, zombies insistentes y otros personajes desfilan por las pantallas en franquicias que se reproducen como conejos. 

Es cierto que son filmes que se hacen sin un gran presupuesto y que no necesitan una megaestrella como vehículo de promoción, pero la explicación principal de por qué se producen tanta cantidad es muy sencilla: cuentan con un público cautivo muy grande. 

No es una novedad que las cintas de terror tienen una enorme aceptación, especialmente entre los jóvenes. ¿Alguna vez se han preguntado por qué? ¿Es que nos gusta sufrir? 

No, no es eso. Sin embargo, hay que reconocer que las emociones fuertes son muy importantes para nuestro organismo y bienestar ; especialmente en nuestra mente, ya que activan una serie de sensaciones necesarias para ambos. En un inicio, en tiempos del hombre primitivo, vivir era una emoción constante. Se vivía cargando y descargando adrenalina, donde entraban en juego la hormona activadora y la hormona del placer. Ahora hay tanto bienestar que se ha perdido el deseo de leer y transportarnos a otros mundos a través de la literatura, la rebeldía de la poesía o el delirio de un buen concierto. 

En ese sentido, y volviendo al comienzo, una película de terror es un buen estimulante. Genera sensaciones tan diversas como arrobamiento, distracción, sensación de euforia, y, al final, confort. Para explicarlo científicamente, cuando sentimos temor, el cerebro libera adrenalina, pero al verificar que la situación es segura activa la dopamina, el neurotransmisor asociado al placer y la recompensa. Lo curioso es que cuando ha terminado la película la emoción se prolonga durante un buen rato y esto contagia la actividad siguiente. Es lo que se conoce como la transferencia de excitación, por lo tanto las actividades posteriores serán sin duda será más intensas. 

Según la psicóloga española Isabel Serrano-Rosa, “la psicología clínica utiliza esta capacidad de recreación mental del temor con fines terapéuticos. El miedo patológico lleva a tres conductas disfuncionales: evitar las situaciones temidas, la ilusión de control y pedir ayuda en exceso. Sólo hay una solución para los miedos: afrontarlos" 

El problema surge, en todo caso, cuando queremos llevar al extremo estas sensaciones y ya no basta una película de miedo o un concierto o no encontramos formas de estimularnos de forma adecuada como las mencionadas anteriormente. Y no lo digo por practicar deportes extremos, que puede ser una excelente opción. Me refiero a cuando se recurre a las drogas, el alcohol, los retos virales o los juegos de azar para generarnos ese subidón. Y eso se potencia si se hace en grupo, pues si bien hay personas que tienden a ser más solitarias lo más común es que se desinhiban actuando en grupo, lo cual genera una transmisión sensorial más profunda. 

Un subidón exprés, como es el que provoca el consumo de drogas, nos retrata como ciudadanos del mundo moderno: pretendemos lograr algo al instante y sin esfuerzo, una muestra más que nos hemos convertido en una sociedad pasiva, haragana y que todo lo quiere ya. Recordemos que lo que menos cuesta se disfruta menos. Las emociones las queremos en el momento, sin dedicar tiempo a elaborarlas. Esto contrasta con el hombre antiguo, que disfrutaba del placer de la caza para alimentarse y la alegría de sobrevivir cada día era suficiente reto. Además, si el efecto es inmediato también lo será menos duradero, y se irá desvaneciendo con mayor rapidez. Por eso se busca una y una otra vez, repitiendo dosis y procesos en un círculo vicioso que puede ser letal.

Acerca de la Dra. Mendoza Burgos
Consultas on line

Titulaciones en Psiquiatría General y Psicología Médica, Psiquiatría infantojuvenil, y Terapia de familia, obtenidas en la Universidad Complutense de Madrid, España.

Mi actividad profesional, desde 1,993, en El Salvador, se ha enfocado en dos direcciones fundamentales: una es el ejercicio de la profesión en mi clínica privada; y la segunda es la colaboración con los diferentes medios de comunicación nacionales, y en ocasiones también internacionales, con objeto de extender la conciencia de la necesidad de salud mental, y de apartarla de su tradicional estigma.

Fui la primera Psiquiatra infanto-juvenil y Terapeuta familiar acreditada en ejercer dichas especialidades en El Salvador.

Ocasionalmente he colaborado también con otras instituciones en sus programas, entre ellas, Ayúdame a Vivir, Ministerio de Educación, Hospital Benjamín Bloom, o Universidad de El Salvador. He sido también acreditada por la embajada de U.S.A. en El Salvador para la atención a su personal. Todo ello me hizo acreedora en 2007, de un Diploma de reconocimiento especial otorgado por la Honorable Asamblea Legislativa de El Salvador, por la labor realizada en el campo de la salud mental. Desde 2008 resido en Florida, Estados Unidos, donde compatibilizo mi actividad profesional con otras actividades.

La tecnología actual me ha permitido establecer métodos como video conferencia y teleconferencia, doy consulta a distancia a pacientes en diferentes partes del mundo, lo cual brinda la comodidad para mantener su terapia regularmente aunque esté de viaje. De igual manera permite a aquellos pacientes que viven en ciudades donde los servicios de terapeuta son demasiado altos acceder a ellos. Todo dentro de un ambiente de absoluta privacidad.

Trato de orientar cada vez más mi profesión hacia la prevención, y dentro de ello, a la asesoría sobre relaciones familiares y dirección y educación de los hijos, porque después de tantos años de experiencia profesional estoy cada vez más convencida de que el desenvolvimiento que cada persona tiene a lo largo de su vida está muy fuertemente condicionado por la educación que recibió y el ambiente que vivió en su familia de origen, desde que nació, hasta que se hizo adulto o se independizó, e incluso después.

Estoy absolutamente convencida del rol fundamental que juega la familia en lo que cada persona es o va a ser en el futuro.

sábado, 3 de noviembre de 2018

SALUD MENTAL LA MEJOR HERENCIA FAMILIAR: AUTOLESIONES


Por Dra. Margarita Mendoza Burgos


La tendencia es alarmante. Cada vez son más los adolescentes que se suman a la peligrosa moda de autolesionarse haciéndose pequeños cortes en los brazos y en las piernas. Lo peor es que la mayoría de los casos pasan inadvertidos para los padres. Aclaración: aquí no hay intenciones suicidas. 

En Europa, el 27,6% de los adolescentes se ha autolesionado de forma voluntaria al menos una vez en la vida, según un estudio publicado en la revista Journal of Child Psychology and Psychiatry. De estos, el 20% lo hace de forma ocasional y casi el 8% se lesiona de manera reiterada. Lo preocupante es que los casos se han multiplicado por 10 en las últimas tres décadas. 

Esta tendencia es una forma de manifestar el deseo de control. De esa forma pueden "controlar" algo que le molesta. Lo introyectan -o sea lo vuelven propio- y lo descargan u omiten o lo neutralizan haciéndose daño a ellos mismos. 

Eso es más fácil que “arreglar el mundo”, pelearte con tus padres, enfrentar a los que te acosan… Este gesto de autolesionarse les da un control que no se puede lograr de otra manera, sobre todo en un momento de la vida tan crucial en que no son niños ni adultos. Tienen que despertar de la inocencia y no quieren aun. Además, no tienen los recursos mentales de la gente adulta para ignorar lo que no les agrada. 

Si además esto se combina con un mal ambiente familiar, donde las posibilidades de conversación son escasas, hay ausencia de empatía y de paciencia en el núcleo interno, esto se convierte en un cóctel explosivo. Estalla la bomba y esto se convierte en un ritual adictivo que te libera del dolor moral, que es más fuerte que cualquier dolor físico. 

Existen indicios leves que permiten visualizar este perfil de adolescente: niños con problemas de aprendizaje, ansiedad, inquietud, trastornos de conducta... Es decir, niños poco comprendidos y con dificultades. Si el ambiente familiar no es contenedor, o no sostiene estas fragilidades, la bomba estallará con más facilidad. Todo comienza en la pubertad, entre los 12 y 14 años, aunque ahora que los niños son más despiertos podrían empezar antes. 

Debido a que las heridas a veces son difíciles de detectar, un niño con las características antes mencionadas encaja en este perfil, por lo que los padres deben empezar a preocuparse, más si ven cambios abruptos en su conducta, en sus amistades, en sus hábitos alimenticios y en sus horarios de sueño. 

No existen recetas mágicas para frenar este fenómeno; conviene analizar cada caso en particular. Las terapias no son exclusivas sino inclusivas. Incluyen todo lo posible: medicamentos, interacciones con la familia, con el niño joven, con el centro escolar, con los profesores de aprendizaje o refuerzos educativos. También relajación, técnicas de conducta y un sinfín de etcéteras. En estos casos el terapeuta debe ser muy creativo y no temer incluir todos los recursos de los que pueda echar mano. 

En la era de la tecnología todo se propaga con la ligereza de un parpadear, eso explica que el “fenómeno de las cuchillas” se haya vuelto tan popular. Cada vez somos más seres humanos y queremos destacar como únicos, pero nos convertimos en promotores de algo y a la vez consumimos imitación y moda. Somos cada vez más del montón buscando ser diferentes con lo que otros propagan... Así es la esencia humana: ambivalente. 

Vale aclarar, o insistir, que las autolesiones de las que hablamos no tienen intenciones suicidas, aunque hay casos que terminan mal, sobre todo cuando no se calcula adecuadamente o se pierde el control de lo que se hace, como en muchos otros retos virales. 

Autolesionarse -el beber y el fumar también lo son- es solo la punta del iceberg, es una señal inequívoca de que algo más está ocurriendo y es necesario buscar la causa lo más rápido posible.

Acerca de la Dra. Mendoza Burgos
Consultas on line www.dramendozaburgos.com

Titulaciones en Psiquiatría General y Psicología Médica, Psiquiatría infantojuvenil, y Terapia de familia, obtenidas en la Universidad Complutense de Madrid, España.

Mi actividad profesional, desde 1,993, en El Salvador, se ha enfocado en dos direcciones fundamentales: una es el ejercicio de la profesión en mi clínica privada; y la segunda es la colaboración con los diferentes medios de comunicación nacionales, y en ocasiones también internacionales, con objeto de extender la conciencia de la necesidad de salud mental, y de apartarla de su tradicional estigma.

Fui la primera Psiquiatra infanto-juvenil y Terapeuta familiar acreditada en ejercer dichas especialidades en El Salvador.

Ocasionalmente he colaborado también con otras instituciones en sus programas, entre ellas, Ayúdame a Vivir, Ministerio de Educación, Hospital Benjamín Bloom, o Universidad de El Salvador. He sido también acreditada por la embajada de U.S.A. en El Salvador para la atención a su personal. Todo ello me hizo acreedora en 2007, de un Diploma de reconocimiento especial otorgado por la Honorable Asamblea Legislativa de El Salvador, por la labor realizada en el campo de la salud mental. Desde 2008 resido en Florida, Estados Unidos, donde compatibilizo mi actividad profesional con otras actividades.

La tecnología actual me ha permitido establecer métodos como video conferencia y teleconferencia, doy consulta a distancia a pacientes en diferentes partes del mundo, lo cual brinda la comodidad para mantener su terapia regularmente aunque esté de viaje. De igual manera permite a aquellos pacientes que viven en ciudades donde los servicios de terapeuta son demasiado altos acceder a ellos. Todo dentro de un ambiente de absoluta privacidad.

Trato de orientar cada vez más mi profesión hacia la prevención, y dentro de ello, a la asesoría sobre relaciones familiares y dirección y educación de los hijos, porque después de tantos años de experiencia profesional estoy cada vez más convencida de que el desenvolvimiento que cada persona tiene a lo largo de su vida está muy fuertemente condicionado por la educación que recibió y el ambiente que vivió en su familia de origen, desde que nació, hasta que se hizo adulto o se independizó, e incluso después.

Estoy absolutamente convencida del rol fundamental que juega la familia en lo que cada persona es o va a ser en el futuro.

sábado, 18 de agosto de 2018

SALUD MENTAL LA MEJOR HERENCIA FAMILIAR: Y LOS AMIGOS DEL ADICTO?


Por Dra. Margarita Mendoza Burgos
 

“Dime con quién andas y te diré quién eres”. El dicho, por viejo, no pierde vigencia. Las compañías -malas y buenas- siempre son un factor fundamental en el comportamiento del ser humano por la influencia que generan. 

El entorno de una persona, y esto incluye a amigos y círculo familiar, es clave. Lo pensaba mientras leía la noticia de los graves problemas adictivos de la cantante Demi Lovato, que tuvo que ser ingresada en una clínica de Los Ángeles después de que en una fiesta organizada en su propia mansión sufriera una sobredosis de heroína y quedara inconsciente. 


Sobran ejemplos de famosos que acabaron mal: Michael Jackson, Whitney Houston, Amy Winehouse, etc.… 

Definitivamente, las malas influencias pueden acabar en la muerte. Nuestros amigos suelen compartir nuestros gustos y viceversa, sobre todo a tempranas edades, pero cuando estos “gustos” se transforman en vicios o adicciones compartidas puede ser un problema, sobre todo porque en esa área no se madura lo suficiente. 

Por intentar imitar al líder del grupo o tratar de ser parte de algo, a veces se hacen cosas indebidas. Es, también, una forma de ganar confianza dentro del círculo de amigos siendo más atrevidos que nadie. 

Basta ver, por ejemplo, los recientes retos virales que desgraciadamente hasta muchos adultos, deseosos de fama y con poco sentido común, están copiando. 

Uno de los roles de los padres es alejar estas malas influencias. A más temprana edad es más fácil: solo se le aleja del grupo y se les va introduciendo a otros. 

Sin embargo, a mayor edad es más difícil y muchas veces imposible, por eso las rehabilitaciones pasan por "separar obligatoriamente" a los adictos en la misma y la recomendación es hacerlo de por vida”. Los padres deben dar mucho ejemplo, pero a veces ellos mismos también son adictos a las drogas. 

Generar buenos hábitos y rutinas es una buena manera de esquivar el riesgo de las adicciones. Si por algo es que los jóvenes famosos como Demi Lovato terminan cayendo en la tentación de las drogas es por la vida desordenada que les impone el ritmo de la profesión: giras, viajes, sesiones eternas de grabación, fiestas. 

Pero si los padres hubiesen tenido más presencia y conocieran mejor estos peligros, sería más fácil hacer el camino al estrellato sin estrellarse uno mismo. 

También vemos bastantes ejemplos de esto, pero son menos publicitados. Actualmente empiezan a aparecer muchos reality shows que desprestigian la verdadera y buena comunicación entre padres e hijos y la convierten en algo de morbo, exageración y risa. Está bien educar con alegría, pero también con discreción y buen tino. 

A veces no alcanza solo con la acción de los padres y se necesita a un especialista. El problema es que la mayoría de los padres creen ser expertos en la materia de la crianza solamente por el hecho de ser padres. 

En general es algo más complicado y se requiere de un profesional, ya que cuando como padres somos parte del problema es más complicado tomar distancia y verlo de forma imparcial. 

Todo el tiempo vemos celebridades en problemas de drogas. El episodio de Demi Lovato es simplemente el más reciente. Eso envía a los jóvenes un mensaje que puede ser interpretado de dos maneras diametralmente opuestas.

El primero es que si ella lo hace, está bien, es “cool”, y por lo tanto es digna de ser imitada. Por otro, si se le ve con más madurez, es una advertencia pública del mal efecto que causan las drogas, incluso si eres una persona famosa.


Acerca de la Dra. Mendoza Burgos
Consultas on line

Titulaciones en Psiquiatría General y Psicología Médica, Psiquiatría infantojuvenil, y Terapia de familia, obtenidas en la Universidad Complutense de Madrid, España.

Mi actividad profesional, desde 1,993, en El Salvador, se ha enfocado en dos direcciones fundamentales: una es el ejercicio de la profesión en mi clínica privada; y la segunda es la colaboración con los diferentes medios de comunicación nacionales, y en ocasiones también internacionales, con objeto de extender la conciencia de la necesidad de salud mental, y de apartarla de su tradicional estigma.

Fui la primera Psiquiatra infanto-juvenil y Terapeuta familiar acreditada en ejercer dichas especialidades en El Salvador.

Ocasionalmente he colaborado también con otras instituciones en sus programas, entre ellas, Ayúdame a Vivir, Ministerio de Educación, Hospital Benjamín Bloom, o Universidad de El Salvador. He sido también acreditada por la embajada de U.S.A. en El Salvador para la atención a su personal. Todo ello me hizo acreedora en 2007, de un Diploma de reconocimiento especial otorgado por la Honorable Asamblea Legislativa de El Salvador, por la labor realizada en el campo de la salud mental. Desde 2008 resido en Florida, Estados Unidos, donde compatibilizo mi actividad profesional con otras actividades.

La tecnología actual me ha permitido establecer métodos como video conferencia y teleconferencia, doy consulta a distancia a pacientes en diferentes partes del mundo, lo cual brinda la comodidad para mantener su terapia regularmente aunque esté de viaje. De igual manera permite a aquellos pacientes que viven en ciudades donde los servicios de terapeuta son demasiado altos acceder a ellos. Todo dentro de un ambiente de absoluta privacidad.

Trato de orientar cada vez más mi profesión hacia la prevención, y dentro de ello, a la asesoría sobre relaciones familiares y dirección y educación de los hijos, porque después de tantos años de experiencia profesional estoy cada vez más convencida de que el desenvolvimiento que cada persona tiene a lo largo de su vida está muy fuertemente condicionado por la educación que recibió y el ambiente que vivió en su familia de origen, desde que nació, hasta que se hizo adulto o se independizó, e incluso después.

Estoy absolutamente convencida del rol fundamental que juega la familia en lo que cada persona es o va a ser en el futuro.