martes, 3 de febrero de 2015

"HONOR A QUIEN HONOR MERECE" Historia de la Guardia Nacional de El Salvador

Por General Carlos Alfredo Soto

27 de febrero de 2012

El pasado viernes 03 de Febrero de 2012, tuve el honor de asistir una actividad cultural de carácter histórico, que consistió en un evento trascendental, organizado por la “Academia de Historia Militar de El Salvador”. Dicho evento se realizó en la sede del Circulo Militar. Su desarrollo fue nostálgico, ya que se celebraba el primer centenario de creación de laBenemérita Guardia Nacional, institución que se ganó durante su existencia, el aprecio de la mayoría de los salvadoreños.

Es por eso, que quiero compartir con ustedes, la inmensa alegría que sentí al ver a varios ex Guardias Nacionales, de diferentes grados, desde Oficiales Generales, oficiales Superiores, Oficiales Subalternos, Sub Oficiales, Sargentos, Clases y Agentes, todos en la honrosa situación de retiro, quienes reunidos con el único motivo de recordar la verdadera historia de tan prestigiosa institución, que nos dio muchas satisfacciones en el ámbito de la seguridad pública, durante sus 80 años de existencia.

En los albores de siglo XX, allá por el año de 1907, la situación en Centro América era de alta criminalidad en cada país del Istmo, debido a la finalización de las guerras intestinas entre los países centroamericanos.

El mes de Noviembre de 1910, El Salvador estaba en plena época electoral. En las elecciones participaba el Dr. Manuel Enrique Araujo, quien a sus 46 años de edad fue electo Presidente de la República y tomó posesión de su cargo el 1 de Marzo de 1911. Es importante mencionar, que dicho presidente desde el inicio de su mandato dio una especial atención al Ejército Salvadoreño, caracterizándose por traer desde el exterior misiones Militares de Chile y España, con la finalidad de educar y preparar técnicamente a los Oficiales salvadoreños.

Fue en esta época, en donde se evidenció, la necesidad de crear un Cuerpo Especial de Seguridad Pública que velara por los ciudadanos y sus bienes, principalmente en el campo, debido al aumento de la delincuencia en el área rural, ya que los esfuerzos de las patrullas cantonales y de los cuerpos de expedicionarios, no habían dado buenos resultados, y los esfuerzos por detener la alta ola de criminalidad eran insuficientes. 

El Presidente Araujo, le encomendó al Ministro de Guerra y de Marina de ese entonces, que era el General e Ingeniero Jose Maria Peralta Lagos, que estudiara los diferentes cuerpos policiales de Europa y que recomendara una organización modelo para El Salvador. El Gral. Peralta Lagos, graduado de una de las Academias Militares de España en 1897, recomendó como modelo, la Guardia Civil Española, y tomando como referente esa prestigiosa Institución, el 3 de Febrero de 1912, se creó la Guardia Nacional, por medio de un Decreto Ejecutivo, en el Ramo de Gobernación. Quedando de esta forma evidenciado y demostrado que el referente de organización de la Guardia Nacional fue la Guardia Civil Española.

Después de estos acontecimientos, se inició el proceso de selección de los Oficiales que integrarían la Guardia Nacional. Se nombran hombres de uniforme, idóneos, entrenados con equipos modernos de la época y un uniforme adecuado al tipo de terreno para perseguir a los delincuentes en la campiña. Además se creó el instrumento jurídico ideal para respaldar su procedimiento y accionar contra los criminales. Fue así como se extendió el radio de acción de los jueces hasta los lugares más remotos del territorio nacional; en el mismo año de su creación, por órdenes del Sr. Presidente de la República, se contrataron los servicios del Capitán Español Alfonso Martin Garrido, habiendo sido asimilado con el grado de Coronel del Ejército salvadoreño.
El Coronel Garrido fue acompañado por el Capitán Antonio Sáenz Agüero, el Sargento Martin López, y un Guardia Civil Español; ellos se dieron a la tarea de elaborar el marco doctrinario, el plan de adiestramiento, el reglamento de Funcionamiento y los Procedimientos Operativos Normales de la Institución. El Cnel. Garrido fue nombrado como primer Director de la Guardia Nacional, y su dedicación al servicio le permitió darse a conocer con la Sociedad Salvadoreña, quien le manifestó su afecto, por la manera de conducir la nueva Institución de Seguridad Publica.

El primer Reglamento de la Guardia Nacional se decreto el día 25 de septiembre de 1912. Estuvo vigente hasta el 12 de abril de 1924, fecha en la cual fue sustituido por elManual del Guardia Nacional; siendo este último sustituido por el Prontuario del Guardia Nacional, en el año 1957.

Es Importante mencionar que el día 4 de febrero de 1913, durante un concierto en el parque Bolívar de San Salvador (hoy plaza Barrios), el presidente Araujo fue gravemente herido a machetazos por 3 campesinos. El presidente falleció cinco días después y los asesinos fueron capturados y luego fusilados después de un juicio Militar.

Fue sucedido en la Presidencia de la República por Don Carlos Meléndez, presidente provisorio desde esa fecha hasta el 29 de agosto de 1914, y Presidente electo del 01 de Marzo de 1915 al 21 de Diciembre de 1918, periodo en el cual mantuvo todo su apoyo al proyecto de fortalecimiento de la Guardia Nacional.

La Guardia Nacional en sus inicios dependía de la Secretaria de Gobernación en el ámbito jurídico, pero operativamente dependía de la Secretaria de Guerra, y por lo tanto era esta Secretaria la que le proporcionaba los recursos necesarios para su organización y funcionamiento; poco a poco la Guardia Nacional se fue incorporando a las tareas de la Defensa de la Nación, es por eso que el 20 de agosto de 1914, llegó a formar parte activa del Ejército Salvadoreño, es a partir de esta fecha, en que se constituye en un cuerpo de seguridad con Doctrina militar.

En el periodo comprendido entre 1923 y 1924, el Presidente de la República Dr. Alfonso Quiñónez Molina, modernizó la Guardia Nacional a través de una segunda misión de la Guardia Civil española, al mando del Coronel Jose Tomas Romeu y los Capitanes Manuel Pizarro Cenjor y Manuel Andrés López, a quienes se les asimiló con el grado de Coronel y Teniente Coronel respectivamente.

Dentro de la modernización, destacan el cambio de uniformes y se inicia con el uso del característico casco del Guardia Nacional con su insignia G.N. y en medio de estas letras el Escudo Nacional; además se cambió de Fusil de equipo, el Máuser por el fusil “Checo” que permaneció hasta 1961.

Es a partir de esta época que se crea la “Escuela de Guardia Nacionales, Gral. e Ingeniero José María Peralta Lagos”, en memoria de uno de sus principales creadores, la que fue oficialmente inaugurada el 14 de Julio de 1924, bajo la dirección del Teniente Coronel (Español) Manuel Pizarro Cenjor.

El 29 de Diciembre de 1924, el Director de la Guardia Nacional de ese entonces el Coronel Romeu, presentó al Poder Ejecutivo la “Cartilla de Servicio de la Guardia Nacional”, que con el tiempo se conoció como la Biblia del Guardia Nacional, dado a que en dicha Cartilla está plasmada la filosofía de vida y las normas de conducta en el desempeño del servicio dentro y fuera de las instalaciones militares, de cual mencionaré algunos de los Artículos que contemplaba dicha cartilla.

El Artículo No. 1. Dice: “El Honor es la principal divisa del Guardia Nacional; debe por consiguiente, conservarlo sin mancha. Una vez perdido no se recobra jamás”. En este artículo queda plasmada la divisa del Guardia Nacional y que además es también el lema de la Guardia Civil de España “El Honor es mi divisa”; en este lema se refleja el espíritu que rige a la Institución y la cualidad mas valorada por el mismo.

El Art. 5 de la cartilla decía: “Siempre fiel a su deber, sereno ante el peligro y desempeñando sus funciones con dignidad, prudencia y firmeza, el Guardia Nacional será más respetado que el que con amenazas solo consigue malquistarse con todos”; de esta forma observamos que el desempeño de los Guardias Nacionales fue la exteriorización de una filosofía puesta en la defensa de los más nobles ideales de la Patria y en la protección a los bienes y las personas que integran la Sociedad Salvadoreña.

Es así como el Guardia Nacional se impregnaba de valores cívicos, morales y éticos, en todo su accionar. Cada Guardia sabía que estaba representando a tan prestigiosa Institución y por lo tanto debía de ser el ejemplo de honradez, abnegación, sin compromiso alguno, mas que el de servir a la Patria.

El 27 de Junio de 1931, fue nombrado Director General de la Guardia Nacional, el General Armando Llanos, originario de Valparaíso, Chile. Hizo sus estudios en la Escuela Militar de Santiago, donde se graduó como oficial de Caballería. Llegó a El Salvador en 1903, formando parte de la primera Misión Militar Chilena, contratada por el Gobierno del General Tomas Regalado (1898-1903).

En 1934, se creó la Ley Orgánica de la Guardia Nacional, convirtiéndose a partir de su creación en un Cuerpo Militar y al mismo tiempo Órgano Auxiliar de Justicia, dependiendo de la Comandancia General de la Fuerza Armada y del Ministerio de Defensa y Seguridad Publica, considerándose para todos los efectos como Cuerpo Especial del Ejercito, compuesta por Tropas de Infantería, Caballería y una Sección de Motociclistas.

La Ley Orgánica en su Art. 5, establecía que la Guardia Nacional tenía por objeto, en tiempos de paz, el mantenimiento del orden público en todo el territorio de la República; la protección inmediata a las propiedades y personas dentro de la demarcación encomendada a su custodia; la activa persecución y captura, de toda clase de delincuentes, contraventores de la ley y transtornadores del orden público, poniéndolo a disposición de la autoridad correspondiente; cumplir con las órdenes emanadas de las autoridades legalmente constituidas; y, en tiempo de guerra: Prestar los servicios que la Constitución Política y leyes secundarias señalan el Ejército de la República.

Para que un Jefe u Oficial ingresara a la Guardia Nacional, necesitaba ser miembro activo del Ejército, y comprobar excelente conducta, por medio de la Hoja de Servicios. El Ministro de Defensa concedía el ingreso a los aspirantes, quienes debían hacer seis meses de práctica, previos a su ingreso definitivos, tiempo durante el cual debían enterarse de todas las funciones de la Institución.

Al término de los seis meses, el aspirante se sometía ante un jurado, presidido por el Director General, para desarrollar un examen escrito que versaba sobre las materias siguientes: Redacción de informativos y atestados; Identificación del delincuente; Criminología; Ley de Policía, Ley de estado de sitio; Ley de marcas y fierro; Leyes de la Guardia Nacional; y conocimiento de los diferentes servicios en general que se prestaban en la Institución. 

Por mi parte no fue necesario pasar por dicho proceso porque fui seleccionado a estudiar en la Academia de Formación de Oficiales de la Guardia Civil Española en el mes de Septiembre de 1979 hasta el mes de Julio de 1980; a mi regreso el Ministerio de la Defensa y Seguridad Publica, me destaco y me designo como Instructor en la Escuela de Guardias Nacionales “Gral. e Ing. Jose Maria Peralta Lagos”, Institución que con el tiempo tuve el honor y el privilegio de dirigir como su Director en 1985, el año siguiente 1986, el Director de la Guardia Nacional, Coronel DEM Arístides Napoleón Montes, me nombro como Comandante del Batallón de Guardias Nacionales 15 de Septiembre,con sede en la Central Hidroeléctrica 15 de septiembre, ubicada en el Cantón San Lorenzo, en los límites de San Vicente y Usulután.

Volviendo al tema en cuanto al reclutamiento de un Guardia Nacional este se caracterizaba por ser eminentemente voluntario, y para poder ingresar a dicha Institución era necesario ser salvadoreño de nacimiento, tener entre 18 y 22 años de edad y con una estatura mayor de un metro sesenta centímetros. Además, no debía haber sido procesado por ningún delito o faltas, ni tener causas pendientes; gozar de buena salud, saber leer y escribir, conocer las cuatro operaciones de la matemática, y tener nociones de geografía e historia de El Salvador.

En 1961, el fusil Checo, fue sustituido por la Carabina M-1, arma que debió ir acompañada de su respectivo yatagán pero al no tener yataganes el mando de esa época, acertadamente ordenó que cada Guardia debía tener un corvo como arma de equipo; arma que en muchos casos fue decisiva para la defensa e integridad física de su persona, es por eso que nunca hacía uso de la superioridad del arma, ya que el Art. 7 de la cartilla le mandaba lo siguiente: “Sus primeras armas deben ser la persuasión y la fuerza moral. Recurriendo a las que lleve consigo, solo cuando se vea ofendido por otras o sus palabras no hayan bastado. En este caso dejara bien puesto el honor de las amas”

El apostolado de servicio y protección a la familia salvadoreña, le era inculcado a cada uno de los Guardias Nacionales, desde su ingreso al cuerpo. Tal y como se le enfatizaba en el espíritu de “Sera siempre un pronóstico feliz para el afligido, infundiendo la confianza de que a su presentación el que se crea cercado de asesinos, se vea libre de ellos; el que tenga su casa presa de llamas, considere el incendio apagado, el que vea a su hijo arrastrado por la corriente de las aguas, lo crea salvado; y por ultimo, siempre debe velar por la propiedad y seguridad de todos” (Art. 8 de la Cartilla para el Servicio de la Guardia Nacional), de esta forma quedaba plasmado su afán por el cumplimiento del deber, para proteger a la población, era previsto en su formación y actuación, de estar siempre pendiente de cualquier acecho de la maldad, a cualquier hora y en cualquier día. Es importante mencionar que el Guardia Nacional aunque anduviese con permiso o licencia temporal, estaba presto a mantener en todo momento el orden y la seguridad; fue esta forma de actuar de cada uno de sus miembros que le dio el título de Benemérita a la Institución.

En esa época en Honduras era Presidente Oswaldo López Arellano (1967-70); dicho Presidente decidió buscar la forma de ser reelegido en las elecciones que se realizarían en el año de 1970, y ante la necesidad de cohesionar su frente interno, creo un conflicto de grandes proporciones entre Honduras y El Salvador. Siguiendo esa política, el Instituto Nacional Agrario de Honduras (INA), incremento las expulsiones y expropiaciones de campesinos salvadoreños que habían vivido en Honduras durante muchas generaciones.

Fue así como el 14 de julio de 1969, el glorioso Ejército Salvadoreño inició la ejecución del Plan de Guerra “Capitán General Gerardo Barrios”, lanzando un contundente ataque por tierra y aire.

Es importante mencionar que en ese época, se cambió el arma de equipo del Guardia Nacional, sustituyéndose la Carabina M-1 en el mes de Enero de 1969, por el famoso fusil G-3 de calibre 7.62mm de fabricación Alemana, que durante la “Guerra de Legítima Defensa”, fue utilizada por todos los Guardias Nacionales, en todos los frentes de guerra en donde participo la G.N. siendo los objetivos de la Fuerza Armada los siguientes:

1.- Proteger la integridad y el patrimonio de los connacionales en territorio Hondureño.

2.- Mantener la Soberanía Nacional, y 

3.- Buscar el apoyo Internacional para garantizar los derechos de los salvadoreños en Honduras.

La Organización de Estados Americanos (OEA), negoció un alto al fuego que entró en vigor el 20 de julio de 1969, mediante el cual se retiraron nuestras tropas del territorio hondureño en el mes de Agosto de 1969.

Durante esta guerra, la Guardia Nacional al mando del General Jose Alberto Medrano, tuvo una destacada participación en el Teatro de Operaciones Norte (TON) y en el Teatro de Operaciones Nor Oriental (TONO); habiéndose desplazado en su eje de avance, con resultados positivos, en los siguientes lugares: El Morral, El Portillo, Llano Largo, La Labor, Plan del Rancho y Santa Lucia, además custodio y defendió la Central Hidroeléctrica “5 de Noviembre”. De su actuación en esta Guerra surgió la siguiente anécdota: Las tropas del Ejército Hondureño, al tener conocimiento de que se enfrentaban con los Guardias Nacionales, salían corriendo en debandada al oír el poder y la potencia de fuego que generaba el fusil G-3, en donde cada Guardia Nacional al disparar en ráfagas su arma causaba gran impacto psicológico y generaba mucho pánico en las tropas hondureñas; corriéndose la voz entre dichas tropas que cada Guardia Nacional de El Salvador traía consigo una ametralladora y que por eso era imposible hacerle frente a dichas tropas.

La Guardia Nacional en su totalidad movilizo 25 Compañías de Guardias, y se caracterizo por ser la movilización o despliegue de sus efectivos y más ordenado durante la guerra por la Dignidad Nacional.

Fue así como se logro avanzar muchos kilómetros dentro de territorio de Honduras.

A inicios de los años 70, comenzaron a darse los primeros niveles de organización de los trabajadores del campo, que asumieron características formales y orgánicas, cubriendo una buena parte del territorio nacional; en 1971 se inicia el proceso subversivo en la clandestinidad, y los ataques armados contra los Guardias Nacionales eran esporádicos, el total de personal distribuidos a nivel nacional eran de 2,500 Guardias Nacionales.

Para esa época surge la organización armada llamada “El Grupo” y que posteriormente esta organización dio origen al Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP). Fueron ellos los que secuestraron y asesinaron al empresario Ernesto Regalado Dueñas. Al mismo tiempo iniciaron acciones armadas en contra de los Guardias Nacionales a nivel nacional, esas acciones motivaron a al entonces Ministro de Defensa y de Seguridad Publica, General Fidel Torres, quien el 1 de Marzo de 1972, denunció ante el pueblo salvadoreño sobre las acciones de los grupos subversivos insurgentes de esa época y de sus pretensiones de crear un clima de violencia con propósitos subversivos.

La reacción no se hizo esperar, el día 2 de Marzo de 1972, en horas de la noche, fue muerto a balazos el G.N. Manuel de Jesús Rivera en compañía del G. N. Nelson Eduardo Córdova, quienes prestaban servicio en el edificio antiguo del Hospital Bloom. Esta noticia impacto a la sociedad salvadoreña, ya que a diferencia de los hechos anteriores, los subversivos se llevaron el fusil de equipo del guardia muerto.

Es este marco del inicio de las acciones insurgentes, en que los Guardias Nacionales se convirtieron en el principal blanco, y ante los constantes ataques de las fuerzas del mal, la Guardia Nacional nombró como su patrona a la virgen Maria Auxiliadora, el día 31 de Mayo de 1972.

La situación política cada día se deterioraba y fue así que nacieron los grupos insurgentes Fuerzas Populares de Liberación (FPL), como una corriente interna del Partido Comunista, y el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), y que en conjunto con el Partido Comunista iniciaron la Lucha Popular Prolongada para la toma del poder por la vía violenta a través de las armas.

La Unión Nacional Opositora (UNO), participó en las elecciones de 1972 con el candidato Jose Napoleón Duarte para Presidente, y en 1977 llevando como candidato al Coronel de Caballería D.E.M. Ernesto Antonio Claramount, participando los partidos Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), Unión Demócrata Nacionalista (UDN), Demócrata Cristiano (PDC), en una sola alianza conocida como la Unión Nacional Opositora (UNO).

Algunos historiadores consideran que en ambas elecciones gano la UNO, pero el partido de Conciliación Nacional (PCN), a través de un fraude que no se ha podido comprobar, dio como ganadores a los Presidentes Coronel Arturo Armando molina (1972), y al General Carlos Humberto Romero (1977), y es de esta forma como los grupos subversivos iniciaron el proceso de búsqueda de armas, en el que fueron apoyados por los países comunistas como Rusia, China, Vietnam, Laos, Camboya, Corea del Norte y Cuba.

La crisis política durante el periodo del General Romero se incrementó. Los grupos insurgentes recibieron armas y municiones del exterior y sus acciones se volvieron más violentas, en contra de los funcionarios del gobierno, empresarios y miembros del honorable Cuerpo de Diplomáticos acreditados en el país, personas civiles eran secuestradas a diario para obtener dinero para sus organizaciones en crecimiento.

El 15 de octubre, un grupo de militares liderados por el Coronel Adolfo Majano, depuso al General Carlos Humberto Romero, y formó una Junta Revolucionaria de Gobierno tras anunciar la Proclama de la Fuerza Armada.

La Constitución de la República en su artículo 212 expresa: “La Fuerza Armada tiene por misión la defensa de la soberanía del estado y de la integridad del territorio. El Presidente de la República podrá excepcionalmente de la Fuerza Armada para el mantenimiento de la paz interna, de acuerdo con lo dispuesto por esta Constitución”; La violencia callejera y las confrontaciones directas de masas en contra del Gobierno se recrudecieron. La crisis vino en aumento hasta transformarse en el conflicto más sangriento registrado en la historia de El Salvador.

Nuevamente la Guardia Nacional es misionada en una tarea de Defensa Nacional, siendo esta a partir del 28 de Diciembre de 1983 cuando se creó el “Batallón de Guardias Nacionales 15 de Septiembre”, este Batallón fue fundado para la defensa del Objetivo Estratégico Nacional más importante de El Salvador, me refiero al resguardo, protección y defensa de la “Central Hidroeléctrica 15 de Septiembre”, Cantón San Lorenzo, en los límites de San Vicente y Usulután. Guardo muy gratos recuerdo de mi paso por el Batallón 15 de Septiembre de la Guardia Nacional, cuando el Director de esa época Coronel D.E.M. Arístides Napoleón Montes, me nombro Comandante de dicho Batallón, al que tuve el honor de conducir y comandar por tres años (1986-1989).

Es importante mencionar, que además de tan delicada misión de proteger la Central Hidroeléctrica, proporcionamos seguridad a las personas y sus bienes de los municipios de Estanzuela (Usulután), San Ildefonso (San Vicente) y Mercedes Umaña (Usulután), protección de todo el movimiento vehicular de civiles que se desplazaban en la Carretera Panamericana. Se evitó la destrucción de postes y torres del tendido eléctrico para que los departamentos de la Zona Oriental gozaran de tan preciado servicio público, misión que se iniciaba en Villa El triunfo (Usulután), hasta el puente de Quebrada Seca (San Vicente),habiendo defendido con mucha valentía y coraje todos los ataques del FMLN, de los que me honro haber salido muy bien librados a favor de tan noble Institución.

Vayan mis reconocimientos a los Beneméritos Guardias Nacionales del Batallón 15 de Septiembre con los que tuve la oportunidad de compartir y a los que dirigí de manera paternal, quienes con su sacrificio, sangre y lagrimas pusieron en muy en alto el honor de las armas y algunos hasta ofrendaron sus vidas en el cumplimiento del deber.

El orgullo de ser Guardia Nacional, queda de manifiesto por parte de uno de sus miembros, tal y como lo expresa en su discurso el Director de esa época Cnel. Arístides Napoleón Montes, cuando en junio de 1987, con motivo de traspaso de mando y entrega de la Dirección de la Guardia Nacional, expreso lo siguiente:

“Me cabe la enorme satisfacción de haber sido gestado en el seno de esta noble institución. De haber sorbido su savia insaciablemente cada minuto de mi vida militar, de haber crecido en ella, pero también de haber gozado con ella siendo coparticipe de los laureles de su victoria”.

“Recuerdo las rondas, los años de alumno, cuando fui ascendido a Clase y luego cuando me convertí en Oficial; y posteriormente en jefe, hasta llegar el momento que asumí la Dirección General de mi querido Cuerpo, por disposición de la superioridad. Cada una de estas etapas de mi vida dentro de la Guardia Nacional ha sido pletóricas de enormes satisfacciones, las cuales me han permitido realizarme como persona, como ciudadano, como jefe, como amigo, y como Guardia”.

Con el tiempo llego la disolución del Batallón 15 de Septiembre, y esta fecha fue el 31 de diciembre de 1990, por disposición del Alto Mando de la Fuerza Armada. De igual manera, quedo suspendido el servicio que la Guardia Nacional brindaba a las instalaciones de Casa Presidencial y se fundó en su lugar el “Batallón Presidencial”.

El 16 de Enero de 1992, se firmaron los Acuerdos de Paz, poniendo fin al conflicto armado, y es a partir del 25 de Junio de 1992, en que se acordó suprimir de estas funciones a la Guardia Nacional y la Policía de Hacienda, cuyos efectivos fueron integrados al Ejército; siendo la nueva misión encomendada la del resguardo de las fronteras y servir al Ejercito como su Policía Militar, con el nombre de “Brigada Especial de Seguridad Militar”, según acuerdo No. 58 del Órgano Ejecutivo, de fecha 25 de Junio de 1992.

Es de esta forma como la Benemérita Guardia Nacional sirvió y cumplió fielmente a la Nación Salvadoreña durante 80 años, fruto de la convicción de sus integrantes, del gran sentido del cumplimiento del deber, a la convicción y espíritu de sacrificio demostrado en múltiples ocasiones.

Quedan grabados en el Libro de Honor de la Academia de Historia Militar, los nombres de 500 Guardias Nacionales, que a lo largo de su camino de servicio y dedicación a la Sociedad Salvadoreña, ofrendaron sus vidas en cumplimiento de su deber, fieles al Juramento a la Bandera, en donde unos perdieron sus vidas en acciones de guerra, otros perecieron en el rescate de personas en peligro, dando cumplimiento al mandato de la cartilla del Guardia Nacional, de ser un pronóstico feliz para el afligido; muchos cayeron defendiendo las personas y sus bienes de los malhechores y de grupos subversivos e insurgentes, en cumplimiento de mantener el orden público y la Ley en los 262 municipios de El salvador. 

Sirvan mis palabras de aliento a todos los Guardias Nacionales que prestaron sus servicios, a los que salieron heridos y a los familiares de los Guardias que ofrendaron sus vidas, mi consuelo ante tan irreparables perdidas de Hombres de Honor, y por supuesto a todos los Salvadoreños que nos dieron su apoyo y que reconocieron nuestro esfuerzo.

Como la Guardia Nacional de El salvador, tuvo su origen a imagen y semejanza de la Guardia Civil de España, quiero compartir con ustedes que la Guardia Civil existe desde el 28 de Marzo de 1844, por Real Decreto, bajo la dependencia del Ministerio de Gobernación, y con la denominación de Guardias Civiles; en aquella ocasión se comisionó al Mariscal de Campo Don Francisco Javier Girón y Ezpeleta, II Duque de Ahumada, para que iniciara la organización y funcionamiento de aquella Institución.

Durante su participación en la Guerra Civil Española, la Guardia Civil constituyó la tercera parte de los efectivos del Ejército Español, y su participación fue decisiva en el desarrollo de los acontecimientos iníciales, pudiendo afirmarse que “La sublevación triunfó donde se sumó la Guardia Civil y fracasó donde ésta permaneció fiel a la República”.

Durante la época del Franquismo, se da la paradoja en que la Guardia Civil había soportado los ataques de los sectores sociales más proclives a la República, y sin embargo, más de la mitad de sus efectivos había servido en el bando Republicano durante la guerra. Esto no era un gran mérito ante los vencedores, lo que ocasionó que el nuevo régimen mirase a la Guardia Civil con recelo, pues la consideraba responsable del fracaso del golpe militar en las ciudades más importantes como Madrid, Barcelona y Valencia, hasta llegar al punto de que el General Francisco Franco barajó la posibilidad de su disolución.

Muy sabia decisión la mi General Francisco Franco, ya que después de finalizada la Guerra Civil de España, surgió el fenómeno del “Maquis” o guerrilla antifranquista.El general franco encargó el Ejército y muy especialmente a la Guardia Civil, la erradicación de dicho movimiento insurgente. Se afirmó que al éxito de esta misión se supeditaba la propia existencia de la Guardia Civil. El fenómeno maquis tuvo un periodo de apogeo desde 1944, con la invasión del valle de Arán, hasta 1948. En donde según los historiadores de esa época coinciden que la actividad del maquis a efectos prácticos dejó de existir en 1952, y la Guardia Civil se mantuvo fiel a su deber. Además, durante muchos años, la Guardia Civil ha combatido y perseguido a la organizaciones terroristas como ETA, organización terrorista y peligrosa, organización vasca y nacionalista que quiere la Independencia de España, sufriendo el primer atentado por parte de ETA en 1968, cuando asesinaron al Guardia Civil Jose Pardines Arcay, desde esa fecha hasta el 20 de Octubre de 2011, ETA anunció el cese definitivo de su actividad armada, e hizo un llamado al Gobierno de España y Francia para iniciar un proceso de dialogo destinado a solucionar las consecuencias del conflicto; hasta esa fecha ETA llevaba acumulado un aproximado de 850 asesinatos entre Guardias Civiles, policía franceses, periodistas y ciudadanos españoles, entre los que se cuentan 84 secuestros.

Esta destacada actuación de la benemérita Guardia Civil Española, ha permitido que los españoles gocen de de una verdadera y autentica Democracia; vayan mis felicitación también para la Guardia Civil de España que ya cumplieron con 167 años de existencia.

A Los carabineros de Chile, entidad creada por El Sr. General Carlos Ibáñez del Campo el 27 de Abril de 1927, mis felicitaciones por sus 84 años de existencia, institución que se encuentra en un proceso continuo de modernización, incorporación de alta tecnología, desarrollando un agresivo Plan de Seguridad Pública llamado “Plan Cuadrante”, adaptándose a los tiempos para hacer frente a las amenazas en ciernes, en un proceso continuo de especialización y modernización pero teniendo presentes los valores que le dan su identidad.

La Historia de la Guardia Nacional a lo largo de 80 años, es un reflejo de la Historia de El Salvador, y por lo tanto no está libre de luces y sombras, pero es la Historia de una Institución que se caracterizo por su lealtad al Gobierno, al servicio de la sociedad salvadoreña y al cumplimiento de su deber, y por lo que no dudó nunca en sacrificar la vida de sus miembros. Es de esperarse que los que firmaron los acuerdos para su disolución, hoy se arrepientan y firmen nuevamente su nacimiento, en esta época en la que más necesitamos de esta noble Institución, como lo fue la Benemérita Guardia Nacional.

22 comentarios:

  1. Mis agradecimientos al Ing. Luis Montes Brito, por su disposición y colaboración en publicar esta parte de mis memorias y vivencias en tan prestigiosa Institución Castrense, espero que disfruten de esta lectura tan importante para la Historia Nacional de El Salvador, un fuerte abrazo y que Dios les bendiga a todos los lectores

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me siento orgulloso de haber pertenecido à la guardia nacional,resiban un cordialement saludo à todos mis ex compañeros

      Eliminar
    2. Un saludo muy fuerte à todos mis ex compañeros de la guardia nacional,de Doradea molina

      Eliminar
  2. Gracias por tan grato recuerdo para todos los que usamos las polainas.

    ResponderEliminar
  3. Se necesita una organizacion militar como la misma GN, para deseparecer la delincuencia.

    ResponderEliminar
  4. ahora entiendo mejor porque nuestro país se ecuntra en este pozo hondo y oscuro del subdesarrollo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. «La ignorancia es falta de cultura del entendimiento; la tontería falta de cultura de la razón; la necedad es ignorancia o tontería acompañada de presunción. El ignorante yerra por falta de principios adquiridos; el tonto por falta de luces naturales; el necio por falta de luces o principios, y sobra de amor propio.
      El amor propio oculta muchas veces la ignorancia; descubre siempre la necedad; y no tiene influjo alguno en la tontería, porque el ignorante puede saber que lo es; pero ni el tonto lo sabe, ni el necio lo cree. El que ignora el lenguaje de los necios, pasa por tonto entre los ignorantes.»

      Eliminar
    2. GN máxima expresión del fascismo

      Eliminar
    3. fmln maxima expresion del terrorismo zionista qu ahora se apodera del mundo, por eso era necesario destruir La Guardia Nacinal, VERDADERO BASTION NACIONALISTA

      Eliminar
  5. El Salvador debe tomar acciones como antes estas deben estar en el presente no en la historia la G.N nunca devio ser eliminadad por esta razon esta El Salvador con tanta delinquencia a todos Los veteranos de la Guardia Nacional le ago la envitacion de unirnos no importa el nivel que esten recuerden somos Fieles alos principios y valientes no dejemos morir la sangre inocente vamos a liberar El Salvador nos clama ya sabemos que hacer A Delante GUARDIA NACIONAL DE EL SALVADOR

    ResponderEliminar
  6. La guardia fue un cuerpo militar muy estricto y eso lo llevo a ser único es donde hoy en dia muchos aclaman devuelta y otros se quejan hoy en dia pienso el salvador estaría mejor si estuviera un cuerpo militar semejante a la guardia pocos pero seguros de ser leales a las reglas de la constitución por ser parte de nuestra historia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso fue destruida la Guardia Nacional, para taernos a donde estamos, lamentablemente, ya habiba sido infiltrada por personales que la ensuciarian desde adentro, y facilito asi, la labor subterranea del fmln, y que a causa de él, La Guardia Nacional, es vinculadda a escuadrones cuando en realidad su labor fue bien positiva para labor destructiva de los grupos subersivas, tan efectiva, que ahora esos subversivos, nos gobiernan y la Guardia,no esta mas .

      Eliminar
  7. No conocí la Guardia pero en mi familia avía un guardia su nombre Armando Diaz Lazo el fue un guardia nacional (G N ) lastimosamente fue asesinado en 1980 en el mes de marzo en un restaurante en ese tiempo llamado casa blanca aún costado de la gasolinera en ese tiempo llamada chell palo blanco del redondel los leones en San Miguel...son relatos de mis abuelos es importante conocer de la historia de El Salvador y como olvidar una gran institución como la Guardia Nacional

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi tío estaba en la guardia y él fue asesinado en 1979. Yo no lo conocí pero de lo que dice my familia. El era uno de los mejores. Ma gustaría encontrar información de él

      Eliminar
    2. jhun jhon oldnavy,tuve el honor y orgullo de ser compañero de promocion y a la vez ser el «comandante de curso» de tu difunto pariente con quien fuimos parte del «Batallon 15 de Septiembre» a que alude en esa epoca mi capitan ,ahora general,Soto,vayan para ti y tus familiares mis respetos y bendiciones

      Eliminar
  8. General Carlos Alfredo Soto, gracias por su breve resena, es bien necesario saber lo que ha sido y es parte nuesra, en mi juventud, escuche que EL General Maximiliano Martinez reorganizo la Guardia Nacinal, con asesores alemanes, asi como la Escuela Militar, he alli, el origen de la patada de ganso en la marcha militar, por favor, es eso cierto ? o es un mito ? gracias por la ateccion a esta inquietud .

    ResponderEliminar
  9. a causa de tanta represion por parte de este tipo de instituciones estamos asi por q la violencia genera mas violencia! somos gatos de schrodinger!

    ResponderEliminar
  10. Saludos, desde Costa Rica, mi padre fue el Tt.Coronel Antonio Areola Zelanda, a algunos no les simpatizo,porque que mi padre si vivió el lema de la Benemérita Guardia Nacional:El honor nuestra divisa, vivió respetando,y dando su vida y tiempo por honorable institución. En tiempo de guerra civil fue de destacado a San Vicente, era estricto pero a la vez humano: se preocupó y mejoró las instalaciones de la Guardia Nacional, como la alimentación de los Guardias nacionales, mi mamá y hermanos lo visitabamos, hasta fuimos a una de sus bases el cerro Teconal y la otra base está en el cerro Ramírez,Honor a los Guardias nacionales

    ResponderEliminar
  11. El apellido es Artola: Antonio Artola Zelaya,

    ResponderEliminar
  12. Con mucho orgullo recuerdo que en 1985 recibí mi envestidura que me acreditaba como miembro de la Benemérita Guardia Nacional de El Salvador, causando baja en el mes de mayo de 1986 y el 1 junio de 1986 pase a formar parte de la seguridad personal del Coronel y Dr. Mauricio Daniel Videos Casanova hasta su retiro por jubilación de la vida militar, el orgullo que me queda por haber tenido el privilegio de usar el honorable uniforme del Guardia Nacional de El Salvador el cual era conformado por la guerrera las polainas el casco de fibra de vidrio y el cinturón y el arnest de cuero.

    ResponderEliminar
  13. Mi abuelo tiene fotos aun de cuando fueron ala guerra de las 100 horas tiene un libro de la guardia tambien el aun vive me cuenta muchas historias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que me alegra que usted conserve la memoria histórica de nuestra Benemérita Institución.
      le dare mi correo carlosasotoh@gmail.com para que si usted estima conveniente, me puede enviar algunas fotografías de los GN, y el nombre del libro de la GN por favor, de antemano mis agradecimientos.

      Eliminar