viernes, 14 de enero de 2011

Se pierden $ 40,000 de barriles incautados a narcos en El Salvador

Tomado de La Prensa Gráfica

Fiscalía entregó narcodinero al BCR antes de enviarlo a Estados Unidos a validación. Antes del traslado, se contaron los billetes. Faltaron $39,970. Fiscalía ordenó seguir proceso. No hay investigación. Aseguran que fue “mal conteo”.

Por Fernando Romero


El presidente del Banco Central de Reserva (BCR), Carlos Acevedo, informó a las autoridades competentes en el caso del descubrimiento, decomiso y validación de $14.6 millones derivados de actividades relacionadas con el narcotráfico que durante los procedimientos operativos de validación del dinero se detectó un faltante de $39,970, casi $40,000.

El funcionario aseguró que luego de desembalar los billetes, el 15 de diciembre de 2010, un día antes de efectuar el traslado del dinero a la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos para su validación, se procedió a hacer un nuevo empaquetado, según los estándares requeridos por la Fed, para su verificación. Para efectuar el empaquetado, se procedió a contar una vez más el dinero.

El BCR hizo notar que luego se hizo la suma global de los millares, fajos y fracciones de fajos resultantes, y fue entonces que se determinó que el total del dinero (solo de los dólares, sin contar los euros) sumaba $12,397,180, y no los $12,437,150 que entre la Policía Nacional Civil (PNC) y la Fiscalía General de la República (FGR) habían marcado como suma total de los paquetes en un principio.

De los 35 paquetes con dólares que las autoridades entregaron al BCR, hubo un faltante de $39,970, casi $40,000.

Por su parte, Acevedo justificó que el dinero no se contó en el mismo momento que fue recibido de parte de la PNC y la FGR en un inicio, “porque la ley no lo permite”. “Considero que es una deficiencia en la ley. En esos casos de dinero decomisado y que lo recibimos con embalaje de seguridad, nosotros no podemos verificar que se nos está depositando lo que nos dicen. Tenemos que confiar en las autoridades, en que nos depositan lo que nos dicen”, dijo a LA PRENSA GRÁFICA el presidente del BCR, quien añadió que se debería permitir que los depósitos de dinero fueran verificados por el banco para que no queden dudas de las cantidades señaladas.

Acevedo aseguró que consta en acta oficial que las autoridades policiales y fiscales, cuando se les entregó el dinero para ser contado, el 15 de diciembre de 2010, acreditaron que ninguno de los embalajes había sido alterado. Eso significa para Acevedo que al menos el BCR, “no cabe duda”, es ajeno a la situación de que faltaron casi $40,000.

El presidente del banco dijo que envió un informe al Juzgado Especializado de Instrucción de San Miguel en el que se incluyen todas esas anotaciones. Al principio, al detectar que faltaba dinero, existieron dudas de que la diferencia fuese producto de que en alguno de los millares formados se hubiera puesto fajos de otra denominación. Se hizo una revisión manual de cada uno de los millares y se verificó que en efecto había billetes de la misma denominación. Por ello, el faltante no se pudo deber a esa situación. Al final, después de métodos de conteo, la diferencia detectada persistió.

El presidente del banco central dijo que se consultó con los representantes fiscales si se iba a continuar con la operación, y que fue el fiscal coordinador de la Unidad Especializada de Delitos de Narcotráfico, Ramón Alexis Ayala Martínez, quien determinó que se diera cumplimiento a lo que ordenó el Juzgado Especializado de Instrucción de San Miguel, a fin de que se enviara a la Fed los dólares para verificar su autenticidad, y que sería la Reserva Federal la que iba a determinar el monto real del dinero.

En la opinión de Acevedo, el dinero pudo haber sido mal contado originalmente o, en su defecto, hubo una sustracción justo antes de que los billetes fueron depositados en el BCR.

Por su parte, el director de la PNC, Carlos Ascencio, confirmó ayer dicha situación y reconoció que se firmaron actas en las que quedó establecido el faltante de casi $40,000. Ascencio aseguró que de parte de la PNC se hizo la sugerencia, en ese momento, de que “se hiciera un conteo uno a uno de ese dinero y que luego se procediera al embalaje”. “Entiendo que por razones operativas, eso (contar uno a uno el dinero) fue obviado”, dijo el director.

Ascencio delegó en Howard Cotto, subdirector de Investigaciones de la PNC, la indagación sobre el faltante. Por su parte, Cotto, a pesar de que aseguró que en efecto hay una investigación policial, señaló que todo el procedimiento de búsqueda, decomiso y validación del narcodinero se dio bajo la dirección funcional de la FGR, y que es esta institución la que es responsable directa de ejercer una investigación formal sobre el faltante de miles de dólares.

El jefe fiscal de la Unidad Especializada de Delitos de Narcotráfico, Jorge Cortez, aseguró ayer que la posibilidad más fuerte de parte de la FGR es que hubo un mal conteo inicial del dinero (lea la nota secundaria).

Sin embargo, las autoridades fiscales no han aclarado si hay una investigación oficial sobre todas las personas, entre policías, fiscales y personal de banco, que tuvieron acceso a los billetes antes de que fue depositado en BCR.

La confianza en que la Fed iba a establecer de forma oficial cuánto era la suma que se envió a Estados Unidos no tuvo resultados satisfactorios, ya que, al final, la Fed, el 17 de diciembre de 2010, confirmó que lo enviado sumaba el total de $12,397,180. Exactamente lo mismo que determinó el BCR y que notificó a las autoridades.

Los casi $40,000 faltantes de esa cuenta continúan extraviados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada